El segundo disco de Carla Morrison: déjenla llorar

209


por Eleonora

Es bacán querer a alguien y que esa persona te quiera de vuelta, ¿cierto? Que entre no-sé-cuántos millones de personas uno conozca a alguien, ese alguien te dé cositas en la guata, y -¡oh maravilla!- a esa persona también le afectes estomacalmente. Ahora, si eso ya es mágico, mantener esa cosita, alimentarla, nutrirla, hacer que dure y que no se vea disminuida por los enemigos usuales (la rutina, la otra gente, la deslealtad, etc.) es tan bello como difícil.

Y cuando algo pasa, o algo deja de pasar, y esa cosita se muere… duele como nada más en el mundo, ¿cierto?

De esas dos cosas habla principalmente el segundo disco de Carla Morrison, de quien ya les hemos hablado antes y de la cual les vamos a hablar de nuevo. Porque este disco, que se llama “Déjenme llorar”, está hecho para amar y para sufrir de amor, y yo estoy casi segura que hay muchas que estamos siempre en lo uno o en lo otro. Letras sencillas pero profundas, melodías tranquilitas y bonitas… y mucho, pero mucho sentimiento.

El momento que define el disco a mi parecer es el final de la canción que lo nombra, cuando el tema se va acabando, los instrumentos van bajando su volumen y queda sólo la voz de Carla pidiendo que la dejen llorar, al punto de que se quiebra y uno sabe que estaba llorando en el estudio y que debe llorar cada vez que la canta. Porque en ese instante se pueden sentir claritos tanto el amor en su eternidad, como la angustia de que se haya acabado: los dos sentimientos más intensos que pueden sentirse, en mi humilde opinión.

Escuchen el disco, cabras. Les recomiendo, aparte de la que ya mencioné, las canciones “Disfruto”  y “Duele“, que ya con los puros nombres se cacha perfecto de cuál de los dos sentimientos hablan.

13 COMENTARIOS

  1. Hace como una semana la descubrí, la verdad es que había escuchado canciones de ella en la radio que me gustaban, pero la mina con la que me cagaron subió una canción de ella entonces me rehusaba a escucharla y recordar todo lo malo…

    La cosa es que bajé ese disco y y no he parado de escucharlo, como les dije me cagaron (todo el pololeo), entonces me identifica demasiado. Sobre todo “No quise mirar”. Escúchenlo, sobre todo si están en una etapa mala, les servirá caleta.

  2. Auch….me dolio el corazón al escuchar la canción “dejenme llorar” es demasiado intensa, y el disco totalmente recomendable…
    aunque si estas en tu periodo premenstrual no se recomienda escucharlo…

  3. Conocí su música a través de la serie Soy tu fans, desde ese instante que me declaro fans de Carlita Morrison, me encanta su música! 🙂

Dejar una respuesta