Para morir feliz

1263

Titanic
por China

En la última escena de Titanic, la vieja Rose muere en su cama. Acto seguido, se nos da a entender que su alma vuelve al Titanic tal como era antes de hundirse, la recibe toda la gente que conoció ahí, y al final de la escalera se reencuentra con un Jack sonriente que la recibe, y la besa. Todos aplauden. Rose muere feliz.

Pero para que Rose muriera feliz tuvo que contar su historia con Jack , botar “el corazón del océano” al mar, y por lo que se vio en sus fotos, vivir una vida llena de experiencias tan extremas para esa época como andar a caballo con las piernas separadas. Surge entonces la pregunta: ¿Qué necesitaría yo para morirme feliz?, ¿qué necesitaría para morirme sonriente en mi cama como la viejita del Titanic?

Ver a un par de bandas favoritas en vivo, sí, viajar con mi hijo, también. ¿Cosas que están fuera de mi alcance? Ahí ya está más difícil aunque sí es cierto que me gustaría que antes de morir se lograran cosas como igualdad de sueldos entre hombres y mujeres, educación de calidad gratuita y yéndome un poco al chancho: teletransportación, paz mundial y alguna magia que me permitiera comer todo lo que quiera y no engordar sin hacer ni un minuto de ejercicio (lo más importante, obvio).

Sin embargo, pensándolo bien, no es mucho lo que pido: una casita, un amor bueno, mi hijo grande, sano, feliz y cerca, y la certeza de que viví lo que tuve que vivir sin arrepentimientos ni frustraciones. Aunque quizás esas sean realmente las cosas que más cuesta conseguir, y es por eso que las listas de “cosas que hacer antes de morir” se llenan de viajes alrededor del mundo y experiencias limíte que pueden sentirse inalcanzables pero realmente no lo son. Una vida feliz para morir feliz, ese es mi desafío. Nada más. ¿Cuál es el de ustedes?

13 COMENTARIOS

  1. Yo me conformo con algún día tener mi casita cerca de naturaleza, trabajar en lo que estudié simplemente con vocación, amor y gusto (soy kinesióloga) y tener a mi familia actual, padres, hermanas y mascotas, y futura (pareja, hij@(s), mascotas y/o otr@(s)) felices y con salud. Obvio que me gustaría hacer otras cosas, como viajar, pero son agregados, seguramente contribuirían, pero para mí no sería lo principal y único.

  2. No sé bien qué necesito para morir tranquila, pero me gustaría pasar mis últimos días con un compañero que me haga micheladas en verano y tecitos en invierno. Y que me diga “voh dale” o “no pasa nah” dependiendo de la situación.

  3. Generalmente somos súper regodiones con la felicidad; nunca es suficiente.
    Quizá me gustaría terminar mis estudios, poder sentir que hice suficiente, que dejé valores a mis hijos, que no me quedé con las ganas de lanzarme en benji o hacer un curso de cata de chelas. Que amé y fui amada, con pasión y compañerismo. Sobre todo esto último, amar y ser amada por este hombre que espero, me acompañe hasta el fin de mis días 🙂

  4. Para morir feliz tendría que hablar con mi papá y preguntarle muchas cosas… pero como es imposible, me conformo con que mi familia esté bien, con no terminar mis días sola y sería ideal que hubiese más leyes contra el abandono y maltrato animal.

  5. Que lindo hacer esta reflexión a raíz de esa escena… que heavy que la vieja Rose con tan poco se conformó, tan solo con contar su historia pudo morir feliz.

    Yo creo que moriría feliz al darme cuenta de que a lo largo de mi vida he hecho lo que me gusta, harta cocina, harta foto, mucho yoga y soy profesora, me encanta enseñar, pero también me gustaría tener la sensación de que más que enseñar, aprendí mucho en la vida. Todo esto con el apoyo de una familia a mi lado que me ame, mis mascotas felices, y ojalá haber viajado harto, por ahora me conformaría con Tailandia y Kioto, Japón (no quiero ná haha).

  6. Que difícil, quizá para mi sería alcanzar el éxito, emocional y laboral, ser amada y amar de la misma forma, que sea natural y desinteresado, estar tranquila con mi vida, mi trabajo, mi familia, tener certeza de las cosas que me rodean, amigos fieles. Tranquilidad, eso. Los viajes y cosas extremas son entretenciones para mi que le van dando gustito a tus historias, pero la tranquilidad es impagable, porque hubo mucho esfuerzo detrás para lograrlo.

  7. Yo estuve en una situación en la que dije, hasta aquí llegue. Y sentí que podía morir feliz por que estaba en paz conmigo y con la gente a la que quiero.
    Para mi morir feliz no tiene que ver con tener tal o cual cosa, si no son estar en paz conmigo.

    • Yo creo que eso es importante estar en paz con uno mismo, yo podria morirme hoy y se que seria feliz, tengo un hombre que me ama, me lo dice y lo demuestra, que solo tiene ojos para mi y yo para el, me respeta y siempre lo ha hecho, que empezamos a escribir nuestra historia desde antes de ser adolescentes y que juntos se nos han llenado los ojos de lagrimas, pero de alegria.

  8. considerando que me podria morir en cualquier momento, dentro de 50 años o en 5 minutos mas, puedo decir que morire feliz de haber pasado 19 años (o los que vengan) con el amor de mi vida demostrandonos amor a cada rato, haber tenido dos hijos maravillosos, haber actuado de acuerdo a lo que creo y siento…
    Todo lo que no hice y no tuve, viajes, estudios, casas, autos, ropa, lujos grandes o pequeños verdaderamente me importan un soberano pepino…soy mucho mas feliz haciendo tortas de barro con mis hijos que partiendome el lomo para ganar plata para alcanzar el “exito” que venden en la tele.

  9. Como dice Mishca, moriria feliz estando en paz conmigo misma y sabiendo que fui amada y que ame con todo mi ser…lo demas viene por rebote.

  10. Yo para morir feliz me gustaria:
    – Vivir con el hombre que amo secretamente hace 5 años
    – Tener hijos pronto
    – Seguir estudiando historia
    – Conocer america latina
    despues de eso moriria en paz!!!

  11. Moriría feliz sabiendo con certeza que me voy a reencontrar con toda la gente que se fue antes y sobre todo, con mis mascotas que han muerto desde que era niña…

Dejar una respuesta