Memorias de mi (mala) Educación Física

953


por Dra. Gatasalvaje

Llevo meses esperando el estreno de una película: Educación Física. Aunque debo admitir que no es precisamente porque sea una adicta al deporte; nunca me ha gustado hacer gimnasia, ni en el colegio ni en ningún lado. Cada vez que veo un desfile de modas prometo que no descansaré hasta tener el mismo trasero de esas modelos argentinas y me propongo empezar una rutina estricta al día siguiente, pero tal como los cartelitos de “hoy no se fía, mañana sí”, ese día nunca llega…

No sé si sólo a mí me pasó, pero no entiendo por qué, a la mitad de mis profes de educación física NUNCA LOS VI HACER UN EJERCICIO. Como aquella profe que solía arengarnos con sus “¡¡corra señorita, salte señorita, más abdominales señorita!!”, mientras nos observaba impávida, muy sentada con su traje de dos piezas y sus 10 centímetros de taco, su maquillaje perfecto y ni una gota de sudor.

Pero bueno, igual había otros motivados como el profe que casi mató a mi hermana y su curso entero, luego de desbarrancarse por las laderas del San Cristóbal, en un intento de alpinismo pobre.

Otro clásico es el compañero/a que, valiéndose de un sospechosísimo certificado médico que testificaba una exótica deformidad musculo-esquelética-nervioso-hormonal-mística, estaba eximido para siempre de hacer gimnasia y su nota final consistía en entregar un trabajo escrito… raro.

Debo admitir que mi mamá era mi cómplice a la hora de capear esas clases. Siempre le pedía que me hiciera una comunicación para que me justificara. Ahora pienso, ¿no habrán sospechado algo raro mis profesores al leer cada semana la solicitud de excusarme de hacer gimnasia debido a intensos dolores menstruales? Con cuatro reglas al mes debería haber estado muerta por la anemia, digo yo.

No sé si alguna vez me entusiasme esto del ejercicio, sólo ruego que mi bendito metabolismo no cambie nunca y, por mientras, buscaré algún testimonio inspirador como esperar el estreno de Educación Física de Pablo Cerda por Cinépata este 13 de diciembre. Con ese profe sería capaz de subir el Everest saltando en un pie y ganarme todas las medallas en las Olimpiadas.

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado COLABORACIÓN. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

52 COMENTARIOS

  1. Entonces yo no era la unica que odiaba las clases de educacion física! Mi mama no me dejaba faltar :(, así que no tenia justificativos para las torturas de gimnasia ritmica… o peor aún… mi mas terrible temor…. la trepa!
    Solo una vez pude subirla…. por que estaba mi amor platonico mirandome…. solo el orgullo me hizo llegar hasta arriba!!

  2. Esto
    Como aquella profe que solía arengarnos con sus “¡¡corra señorita, salte señorita, más abdominales señorita!!”, mientras nos observaba impávida, muy sentada con su traje de dos piezas y sus 10 centímetros de taco, su maquillaje perfecto y ni una gota de sudor.

    Me hace pensar que quizás estuvimos en el mismo colegio, ajajja

  3. Odié las clases de educación física toda mi vida, nunca entendí porque se nos exigía tanta tontera y a todos por igual cuando es obvio que todos somos personas distintas con capacidades distintas. Nunca pude hacer la rueda, la invertida ni saltar los cajones, mi coordinación ojo mano no se desarrollo hasta pasados los 15, por lo que era malisima en todos los juegos de pelota, cuando nos hacían el famoso test de cooper casi moría asfixiada y la criteriosa profe al verme llegar morada se rajaba poniendome un 4,0…Mi fuerte era correr rápido pero no recuerdo haber tenido la oportunidad de desarrollar esa habilidad ni que me pusieran nota por ganar una carrera, natación en esa epoca no había…En la media me eximí casi siempre gracias a mi escoliosis y la verdad es que todavia no me reconcilio con los profes de eduacion fisica, no pisaría un gimnasio ni loca, no soporto la idea de que me exijan hacer cosas que fisicamente no esta en mi adn…quedé traumada =(
    Yo canto, pero no se me ocurriría pedirle a todo el mundo que cante afinado sólo por el hecho de tener cuerdas vocales, hay habilidades con las que se nace y otras que no no mas…
    Viva la diversidad!!!

    • Como asmática que soy, debo decir que te apoyo! Sin embargo me reconcilié con la actividad física y me encanta manterme activa… ahora, unos 10 años después del colegio jajaja

    • el problema es que en gran parte la aversión al ejercicio ya de adultos viene de la pésima preparación de los profes de ed. física del colegio que solo nos lograron desmotivar olvidando el que creo debe ser el sentido de esa asignatura, conocimiento de nuestro cuerpo y sus capacidades e iniciación a la vida sana ….

    • horror yo detestaba y hasta el dia de hoy detesto trotar y tuve una profe que esa era su nocion de educacion fisica hacernos trotar toda la hora horrible…

      despues tuve una profe joven tipo cheerleader.. de hecho entrenaba a niñas que hacian barras y cosas asi .. su clase consistia en aerobica y yo soy lo mas descordinada que hay!… y ella se enojaba conmigo y me hacia hacer esquemas sola terrible… al final termine a punta de falsificativos saltandome las clases xD

    • soy profesora de educación fisica y tengo pesimos recuerdos de mis clases de ed fisica del colegio jajajajajja..en la basica era todas vestidas de blanco y haciendo coreografias casi militares y en la media la profe llegaba, preguntaba que queriamos jugar y después se ponía a escribir cosas en el libro mientras algunas jugaban voleibol y otras tomabamos sol en el pasto…soy profe de educación física porque siempre fui deportista; mis compañeras de curso se reian porque no etendian como la deportista del curso no pescaba las clases de educación fisica pero de verdad me daba lata ser como la unica que en realidad le gustaba el tema y además como entrenaba todos los dias después de clases ni ahí con cansarme. Estudié educación fisica para “cambiar el mundo”, me juré en algun momento la profe de el reemplazante, tratando de inculcar valores, vida sana, queriendo que todos fueran deportistas por ultimo porque asi podrian estudiar en la universidad gratis; les llevaba ropa a las niñitas del colegio pobre donde trabajé (una vez una me hizo llorar cuando me conto que no hacia educacion fisica porque no tenía buzo asi es que la semana siguiente llegué con uno y ella nunca más dejo de hacer clases). finalmente dejé de trabajar en colegio porque terminaba agotada con el trabajo con los niños , el sueldo no era tan bueno y pasar todo el día al aire libre (exceso de frio y de calor) termino cansandome pero hasta el día de hoy trato de inculcar el realizar actividad fisica (no deporte ni gimnasia), motivo a todo el mundo con ese tema, soy una fanatica de mi profesion y para mí (obvio) la mejor pedagogia es la educación fisica porque uno enseña al cuerpo y a la mente..además..creo que ninguna otra pedagogia lo da, ver a un niño que logro hacer algo, que obtuvo una medalla o que 10 años después te encuentren en la calle y te digan “ahora soy seleccionado nacional” es impagable

  4. mi profe de educación física era gordita y todas pensábamos: “si a ella no le resulta la gimnasia, qué queda pa uno??” jaja

  5. Yo tuve una experiencia super distinta. Mis profes eran secos, super atléticos, nos sacaban a andar un bici, subir cerros, running y ellos junto a nosotros. Eran totalmente deportistas.

    Y me encantaban las clases de educación física, era algo distinto, entretenido. Prefería eso que las clases de química o religión. zzzzzz.-

  6. creo que fue lo más traumatico del colegio, era gordita y me costaba mucho hacer lo mismo que los demás, mas encima las profes que me tocaron siempre veían a las gorditas como las flojas y en vez de motivarlas casi que te hacían bullying…

    deberían cambiar el sistema de evaluación, en vez de medirlos a todos con la misma vara, ver la evolución individual en el año, creo yo

    • Yo era pésima para educación física y al revés tuyo, era una de las más flaca del curso. Entonces la presión que tenía era extrema, no podía ser que yo, siendo que no era gorda, fuera tan floja. La profe, que me caía horrible, me decía, es que eres muy mimada, hija única, trataba de hacer los medios análisis psicológicos chantas, para explicar una nula habilidad espécifica a las clases bodrio que impartía. Ahora, hago spinning, bailo etc…y me gusta. Yo creo que el problema es hacer encajar a un curso entero en cosas particulares.
      Lo otro, es que en mi colegio era obligatorio hacer todo con malla y como era mixto, me daba vergüenza, sobretodo porque era la más pechugona del curso. En síntesis, lo pasé de terror.

    • eso depende mucho del profesor; las evaluaciones pueden ser formativas o en base a sus propios avances; el test de cooper se puede evaluar en proporcion a las capacidades de cada uno (el gordito hizo mucho mas esfuerzo que el atletico y por ende merece la misma o mas nota) El profe que pone nota a todos por igual lo hace de comodo o porque en realidad le da lo mismo porque cada uno puede inventar su propio sistema de evaluación; en un colegio en riesgo social que trabajé les bajaba medio punto por cada garabato que decia (con nota minima 4)..les juro que lo hice un par de veces y después de eso ellos solos lo pensaban antes de decir un garabato; al principio les ponía nota por jugar a las naciones porque lo que en realidad me importaba era que no dijeran tanto garabato jajajajaja…tengo buenisimos recuerdos de esos niños!!!!

    • Pucha pero igual en otros ramos no te evalúan de acuerdo a lo que avanzaste, si no que si aprendiste todo lo que exigen. Que yo sepa a nadie le hacen pruebas diferenciadas en matemáticas por ejemplo.

      • Es verdad, pero creo que los descriterios en Educación Física pueden tener consecuencias más graves que una mala nota en Matemática.

        • Claro..me acuerdo que una vez tuve promedio rojo…tuve que hacer examen de educación física..la única del curso…y estaba toda urgida porque tenía que sacarme determinada nota en el examen para que me diera azul…o si no repetía!…te imaginas repetir por eso! Para mi tiene todo el sentido evaluar diferenciadamente.

        • obvio; un descriterio en educacion fisica (hacer correr al gordito hasta el cansancio por ejemplo) puede terminar en un ataque cardiaco, un infarto y hasta la muerte; además en frustrar a alguien para siempre en algo tan importante para toda la vida como una buena saludable. Hay gente que nunca fue buena para matematicas o castellano y despues no trasciende en su vida, pero en el dia a dia una buena condición fisica ayuda a todos

  7. nunca he entendido ese trauma con la educación física. Es vdd, yo era del equipo de atletismo tal vez por eso me gustaba la clase , aunque las unidades de basquet y volley eran terribles, sufría cuando había que jugar, el resto del entrenamiento lo disfrutaba.
    En Chile no hay cultura deportiva, todos lo ven como un hobby, algo totalmente prescindible y que es tan pasatiempo como saber hacer un canasto de mimbre. Sumemosle a esto que los profes de educación física a veces son re malos sobre todo en el el sistema público. Yo estudie en colegio particular y en subvencionado y por un par de lucas menos se notaba ene la diferencia, sobre todo en educación física. Nadie pescaba la clase! era chocante.

    • te encuentro toda la razon, y eso de que las mamás hagan justificativos siempre lo encontré terrible, mi mamá jamás lo hizo, avalar el sedentarismo y la tontera. Me cargaba ed. fisica pero lo hacia igual, en mi colegio te hacian el tipico test de diagnóstico y te evaluaban de acuerdo a eso el resto del semestre. Ahora es cierto que hay colegios que ni colchonetas tienen y debe ser mas complicado el trabajo ahi

  8. Puchas, yo soy al revés, me encantaban mis clases de ed. física, mis profes fueron secos, de hecho uno de mis profes corría 10 km diarios, y yo lo veía en las mañanas camino al colegio desde la micro… Don Nico…

  9. Solo en uno de los colegios que estuve, la profe de educación fisica era gordita… y la verdad es que solo nos hacia corre y hacer abdominales. Pesimo acondicionamiento.
    En los otros, los profes de Ed Fisica daban miedo… ex-seleccionados nacionales de algun deporte, deportistas de elite.. CSM!… El navetta, el test de kupper.. eran nada, las pruebas eran horribles. Yo tenia mas miedo a Ed Fisica que a Fisica, por que ademas en mi colegio se exigia pertenecer a un deporte, a menos que fueses tarado físicamente… y eso era terrible (hacian Ed fisica aparte, casi como “especiales”… era deprimente).

  10. Yo odiaba la educacicon física, pero no por floja sino porque era muyyy tímida, y me daba pánico hacer cosas que me salieran mal delante de todos. Por años me eximí por una supuesta escoliosis, lo que me hace pensar , puta que son malos algunos profes, 0 preocupacion y cero cachativa que ahí el problema era otro. Mis viejos ni hablar, tampoco nunca cacharon nada.

  11. Yo era la típica niña gordita que estaba traumada con la educación física. Tengo muy mala coordinación, por lo que me daban susto todos los deportes con pelotas, nunca era capaz de hacer la invertida o la rueda o todas estas mierdas que mis compañeras hacían con tanta facilidad:-/ Ahora, na que ver los comentarios de arriba, de que se deberían respetar las distintas capacidades o no ponerle nota a los niños o qué sé yo. O bien pongamos notas a todo o a nada, pero que sea lo mismo para todas las materias. Yo que odiaba la educación física, me iba súper bien en otras materias…. y para otros niños era al revés, así que me parecería injusto. Igual es chistoso como te pueden llegar a gustar cosas que odiabas cuando te tocaba hacerlo por obligación. Ahora amo el deporte y soy bastante deportista (aunque todavía no hay caso con hacer la rueda y ni siquiera me atrevo a saltar a lo “caballito de bronce”, deben ser traumas infantiles fuertemente arraigados, jajaja).

  12. A mi el colegio me convenció que era torpe, inepta y un desastre psicomotor. Mi profesora de Educación Física siempre usó una falda tubo y zapatos de taco y su frase favorita: “niñaaaaaaaaaaaaaassss, trabaaaaaaaaaaajen”.
    Después de ser escolar, aprendí a bailar flamenco, salsa y tango, practico pilates y he realizado tres cursos de natación (aunque necesito otros tres más para aprender a nadar!!!). Pero raya para la suma, si puedo hacer actividad física, coordino movimientos y disfruto de una actividad física. Y no ser capaz de hacer de hacer destrezas no significa que uno sea un fracaso.

  13. Me tinca que te hizo clases la señorita Mónica en el M.I., si no es así, deben ser varias las profes de educ fisica que van a hacer clases en trajes de dos piezas y tacos, mientras repiten sin cesar “salte damita, les dije trote señoritas” y así

    • SIIIIIIIIIIIIII!!!!!!!!!!!! la misma tía Mónica, jajajaja, definitivamente había cada profe freak en ese colegio, da para un libro jajaja.

  14. Un buen profe de Ed. Física sabe q se debe evaluar por logros personales; y si no hay mejoría se evalúa el esfuerzo q le pone cada uno. Se nota al tiro el q le pone empeño y eso es valorable y digno de tener buena nota, aunque sea un queso motrizmente.
    Por otro lado no estoy tan de acuerdo con q el profe tenga q hacer deporte junto con los alumnos, tampoco con q ande con falda tubo y tacos como mencionaron algunas. Si el profe se pone a hacer todos los ejercicios cómo sabe si el resto está aprendiendo, cómo corrige, etc. si está preocupado de su propio rendimiento?? Para mí el profe debe poder demostrar los ejercicios a modo de ejemplo y tener algo de habilidad, pero sobre todo debe tener la capacidad de transmitir para qué sirve q los cabros chicos hagan act. física, para q les sirve…
    Los buenos profes no quieren deportistas excelentes, si no q buscan q los niños aprendan otras cosas a través del ejercicio, ej: trabajar en equipo, tener tolerancia a la frustración, sentido de autosuperación, etc. y por otro lado q puedan entender q la act. física trae consigo beneficios para toda la vida.

  15. En la media tuve el mejor profe de la vida, exigente, pero buena onda, que te ponía las notas de acuerdo a tu avance y motivación no por la cantidad de abdominales ni los partidos ganados, era seco. Lamentablemente en básica, que me cambié harto de colegio, me tocaron puras minas, y pucha que lo pasé mal, aparte de bullings y de darle con la cuestión del baile y la gimnasia rítmica, eran flojas nunca las ví moverse.

  16. Me parece demasiado que una profe de educación física haga clases en traje y con tacos, lo encuentro muy wtf. Yo siempre odié esa asignatura, pero recién en 4to medio le empecé a agarrar el gusto a la actividad física, gracias a la profe que nos tocó ese año. Era un amor y nos evaluaba de acuerdo a las capacidades de cada uno y nuestro progreso, notaba nuestro esfuerzo y nos motivaba caleta. Siempre trotaba con nosotras y hacíamos los ejercicios con ella, y siempre nos demostró que podíamos autosuperarnos cuando nosotras creíamos que no podíamos hacer otro abdominal u otra flexión más.
    Yo en 3ero medio me decía que no iba a volver a trotar nunca más en la vida cuando saliera de 4to, y ahora tengo todas las ganas de hacerlo. Incluso tengo todo un plan de ejercicios listo para empezar el otro año.

    Ojalá todas fueran así, fue como la única profe de educación física <> que me tocó.

    Hacer ejercicio es muy bacán cuando uno lo hace a su ritmo; así uno se puede dar cuenta del progreso propio y puede progresar de verdad.

  17. Para mi la educación física era del terror porque estudié en estos típicos colegios públicos de providencia donde todo se debía hacer perfecto y donde siempre había alguien que hacia algo perfecto en tu curso, y en educación física había una niña muy seca, que hacía todos los ejercicios bien en el primer intento, y luego de eso a las restantes 44 nos evaluaban en función de ella…yo me sacaba solo 4 o 5 sin importar cuantas tardes me quedaba parcticando o cuanto esfuerzo le ponía en clases

  18. En el colegio donde estudié, tenían un equiponde gimnasia olímpica, así que nuestrass clases de educación física para las mujeres eran HACER GIMNASIA OLÍMPICA con a profesora…yo soy gordita y sufrí con las asimétricas, caballete, etc…mis compañeros jugaban futbol con el profe….

  19. Yo siempre pensé lo mismo de los profes de educación física, hasta que en cuarto medio nos tocó una profe robusta, y les juro que tenía el poto enorme, pero ella era capaz de hacer la rueda para decirnos que si ella podía, todas podíamos. Linda ella ♥

  20. a mis 27 años, puedo decir que me reconcilié con la actividad física. voy a todas las corridas que puedo, ando en bici todo el día y realmente me pego cabezazos por haber sido tan re pajera en el colegio. todas mis compañeras – me incluyo – hacíamos lo imposible por hacer nada en las clases y las profes que no corrían ni un pique no digamos que nos motivaban mucho.

  21. Tuve varías profes que dudaba que ellas movieran un dedo en su vida… pero ya en media tuve suerte y me tocó un par muy buenas. Me acuerdo que trotaba con nosotras y siempre se iba con las que íbamos últimas y nos daba ánimo. También te exigía según tus capacidades y siempre alentándote a superarte. A mí que tengo problemas a los ojos por lo que mi coordinación óculo manual es un desastre siempre me daba más oportunidades…. igual me exigía, pero a mi ritmo. Es seca ella….

  22. Mis recuerdos son algo así, el primer profe del que tengo memoria es el “coco”, el típico viejo medio estirado que siempre andaba en buzo, nos llevaba al gimnasio y decía niñOs ahí esta la pelota, niñAs ….hagan lo que quieran. No tengo idea como ponía las notas y nunca entendí por que le pagaban, si era un recreo largo nada mas. El segundo estaba loco, en 4to o 5to básico nos mandaba a correr a la calle, solos, en un “circuito” que incluía carretera, cruzar un rio por un puente hechizo y llegar como pudieras a destino, lo odiaba no solo por hacernos correr como animales, si no por que tb nos hacia religión. Luego me cambie de colegio y ahí la profe le gustaba hacernos correr, (odio correr) 12 vueltas al regimiento, no lo ame pero al menos aprendí algunas cosas y disfrute otras, claro que ella nos evaluaba como si todos fuéramos maratonistas olímpicos. En resumen, no me gusto casi nunca esa clase, aunque por mi cuenta probé todos los deportes que se me ocurrieron y ahora con mi artritis me conformo con actividad física moderada no mas.

  23. Odiaba mis clases. Lo peor era hacer la posición invertida, no poder llegar sola arriba, ponerme roja por el esfuerzo y que todos se rieran… lo he pasado mejor ahora que cuando niña

  24. amaba hacer deporte en el colegio, ahora añoro esa capacidad de dar vueltas y vueltas trotando el kuper cuando veo que si corro hasta la esquina llego casi infartada.

  25. Mi profe nos hacía trotar 45 minutos en el patio, a pleno sol, mientras el muy jetón, tomaba helado al medio, o se comía una manzana ¬¬

  26. en su mayoría veo que el culpable de la mala onda con Ed. Física es el “Profesor” del ramo….pero pucha que se oponen a que los evalúen!….

  27. Pucha yo siempre fui mala para los deportes, igual pasaba que mis dos hermanos mayores me tenían etiquetada como ‘floja’ y ‘descoordinada’; y creo que gran parte del tema era que con esa etiqueta encima nunca me creí el cuento. Todas esos partidos con la gente seca del curso terminaban conmigo escondida detrás de un poste, arbitrando o contando los goles. Lo bueno es que me llevaba súper bien con mis compañeros así que me elegían igual en sus equipos, aunque fuera cero aporte, porque lo pasábamos bien y nos reíamos mucho. Y mi profesora era un amor, me acuerdo que hizo clases hasta los 9 meses de embarazo y cuando saltaba nosotras esperábamos que se cayera la guagua ahí mismo. A mí siempre me tuvo buena, yo la ayudaba con las cosas y nunca me puso malas notas, además en sus clases conversábamos de todo, tengo los mejores recuerdos de ella.
    Lo bueno es que desde los 15 años me dio por hacer natación, y si bien nunca voy a ser seca y nadar como esa gente que nace con talento para la cuestión, he aprendido mucho, tengo buena resistencia y nado los cuatro estilos feliz de la vida. Pero lo hago por mí, porque me relaja y porque ahora -ya grande- aprendí que el deporte hace bien para la cabeza, para el cuerpo, para conocer gente y mil cosas más. Igual gran parte se lo debo a mi profe que me tiene una paciencia de oro, cada vez que hago algo lo primero que me dice es: Bien! si te sale, de a poco te va a salir mejor, pero vas a poder. Y efectivamente puedo, pero quizás sí no me lo hubiera dicho tantas veces, no habría podido nomás.

    El recuerdo bonus track fue cuando mi profe se fue con postnatal, porque la reemplazó una mina que estaba recién egresada y que nos quería enseñar ‘puras novedades’. La primera ‘novedad’ fue hacer salto alto en un colchón que era como de piedra, y con mis habilidades nada desarrolladas en ese entonces caí de cabeza arriba del colchón y de ahí me di una vuelta digna de contorsionista. Al final estuve todo su reemplazo con cuello ortopédico, cueck.

  28. Uffff.. Este post me llega al alma. Educación física era mi terror en la época del colegio! Al igual que varias que comentaron anteriormente, siempre tuve sobrepeso, y eso, sumado a mi nulo talento, falta de coordinación y malos profesores, me generó una aversión a todo lo que suene a deporte… Es que no hay caso que le dé el palo al gato en cualquier cosa relacionada con eso!

    Ahora último mis fantasmas de aquella clase del terror han resucitado, ante mis innumerables intentos fallidos por aprender a andar en bicicleta -a mis 26 años, aún no aprendo…-. Y ni les cuento cómo me ha ido las veces que he querido salir a correr xD

    En fin, como que me reconfortó leer este post, ahora que me doy cuenta que somos varias las que tenemos traumas con esa clase xD

    Saludos!!

  29. yo siempre odie la educacion fisica y afortunadamente siempre tuve unos profes muy aweonados, por ej . nunca os ,cuestionaron mis justificativos ,escritos y firmados por mi obvio, asi como que pasaba con la regla, o me manche el buzo con leche durante el desayuno, o llegaban a tal nivel de estupidez que una vez como 10 compañeros dijimos que habiamos comido de un mismo yogurt vencido y estabamos enfermos o lo peor: UNA COMPAÑERA PUSO EN SU JUSTIFICATIVO QUE TENIA DISTEMPER jajajaj y la tonta de la profe la miro preocupada y le dijo hija ojala se recupere pronto no se preocupe por las evaluaciones
    asi terminaba dando todas las evaluaciones juntas antes de terminar el semestre y me cansaba y sudaba una vez, por ej odiaba hacer sentadilla y cuando se me estaba pasando el dolor ya venia la otra clase y mas sentadillas! encuentro tan ridiculo ese ramo, salvo que fuera unas tres veces a la semana para mi no tiene sentido y si me hija se hace la loca yo no tendre cara para enojarme

  30. No les explico e Bullyng, era gordito, mala coordinación y amanerado, imaginen los sobrenombres que en mi honor y gracia inventaban mis compañeros. Siempre odie Ed. Física

  31. En los ramos “normales” el profesor enseña, demuestra, explica, da el ejemplo, mientras que en Educación Física ¡sólo exige! exige lo que muchas veces el mismo nunca demostró y apenas verbalmente intentó explicar. Si uno tiene el “don” físico, destaca y hasta hace de comodín del profe que no mueve un dedo, y para el que no tiene el “don”, la tortura no se da sólo en el momento de los exámenes sino en cada minuto de su “torpe” desempeño :/.

  32. Yo en la escuela y el instituto nunca fui muy buena en gimnasia, era delgada pero torpe a mas no poder y encima con mis compañeros de clase no encajaba mucho con lo cual yo siempre era la última que escogían para hacer grupos. Odiaba tanto eso de -Haced parejas de dos- Haced grupos de cinco-.

Dejar una respuesta