Las celebraciones por compromiso

Publicado el Martes 25 de diciembre de 2012 | 6 comentarios | Archivado en : CINE, OPINIÓN, OTROS, SOCIEDAD

celeb x compromiso
por Helga Pataki

Una de las mejores partes de las celebraciones navideñas son las comidas familiares, como lo comentamos hace unos días. Rara vez uno logra juntar a tantos parientes en una misma mesa y todos suelen estar en el mejor de los ánimos.

Pero si hay algo que el fin de año tiene, además de las cenas familiares, son esas comidas, cócteles o celebraciones por compromiso donde uno tiene que ir porque “cómo no voy a ir, si me invitó mi suegra”, “tengo que ir porque es la celebración de la pega”, y un largo etcétera que sólo suma estrés a esta época ya estresante de por sí.

Es lo que le ocurre a Woody Allen en “Annie Hall”. En esta película, con la precisa actuación (y vestuario) de Diane Keaton, Allen interpreta a Alvy Singer quien debe ir, en contra de su voluntad, a una de estas celebraciones navideñas. La fiesta, para desgracia de Singer/Allen, está lejos de su amada Nueva York, de hecho ocurre en un lugar que quizás que representa todo lo contrario: Hollywood, donde todo es súper limpio “porque no botan la basura, sino que la convierten en programas de televisión”, como dice Singer.

Y en la fiesta el sarcasmo continúa, porque el personaje de Allen está fuera de su elemento y, aburrido, empieza a psicoanalizar (pelar) a la distancia al resto de los invitados. No hay que ser Woody Allen, porque, ¿no es lo que todos hacemos cuando asistimos de manera obligada a estas celebraciones?

Deja tu comentario