Primavera Fauna 2012: las bandas, la producción y la gente

205


por Cux, Daniela Paz, Eleonora & Mariana y punto

Hay gente que terminó feliz, hay otros que salieron quejándose. El asunto es que en festivales y espectáculos masivos la opinión siempre va a ser muy subjetiva y va a depender de muchos factores: si fuiste abrigada, si comes mucho, si eres muy fanático de una de las bandas que tocaba, incluso de si te pusiste los zapatos adecuados. Acá intentamos resumir nuestras impresiones sobre Primavera Fauna desde 3 perspectivas: las bandas, la producción, y la gente. A nuestro parecer los 3 factores fundamentales que deben amarse mutuamente para que la experiencia sea perfecta. ¿Lo consiguió Primavera Fauna? Vamos a ver.

Las bandas

Dinosaur Jr.: verlos después de 14 años, lo que hizo fue teletransportarme en el tiempo, fue un fiel recuerdo de mi adolescencia llena de distorsión, ruido y mucha potencia, aunque tocaron cosas nuevas -o que yo no conocía-, se presentaron como una banda ultra redonda, que por algo lleva casi 30 años sonando. Hasta se mandaron un cover de Just Like Heaven de The Cure, lo que estrecha la relación con el público.

Illya Kuryaki and the valderramas: son unos secos, aparte de muy, muy, muy ricos, lo saben y hacen que su público muera de ganas de estar bailando con ellos en el escenario. No fueron mezquinos con sus grandes éxitos, dosificando canciones de su nuevo disco Chances con clásicos como Abismo o Jennifer del Estero, con la que cerraron su presentación sin dejarnos la capacidad de decidir si el más mino es Dante Spinetta o Emmanuel Horvilleur. Qué manera de bailar.

Little Boots: una agradable sorpresa de media tarde. En sus lentejuelas coloridas y pelo rubio color diva, fue la que logró que algunos de nosotros nos animáramos a dar nuestros primeros pasos de baile, y el verdadero comienzo del festival para quienes llegamos durante la presentación de Bonde do Rolé.

Bonde do Rolé: A pesar de que nos recordó un poco mucho al Axé, creemos que esa era la gracia. Mezcla ese baila-sin-pensar con una actitud mucho más agresiva, lo que resultó finalmente en una especie de catarsis a pleno sol en la cual los integrantes de la banda tomaron pisco de la botella, le repartieron pisco en la boca a los asistentes, y bailaron todos juntos en una fiesta que marcaría la tónica de los shows en el escenario latino: más calientes, más bailables, más involucrados.

Astro: algunas encontrábamos que estaban en un horario demasiado estelar en comparación a otros como Álex Anwandter o Protistas, pero hay que decir que sus contagiosas canciones y sobre todo la incorporación de niñas bailando y coreografías, hicieron que su show fuera novedoso y prendido sin importar que uno los haya visto ya muchas veces en vivo.

Jorge González: la mejor idea del festival fue pedirle tocar completo el disco Corazones. Esto ayudó a que fuera agradable la espera para Pulp, además que es un lujo poder escuchar todas las canciones de ese perfecto disco con el que Los Prisioneros cerraron su etapa musical. Sirvió también para darnos cuenta lo adelantado a su época del disco, sonaba muy actual, nos recordó incluso a la música de Alex Anwandter (quien había tocado antes en ese mismo escenario), y sonaba a música que podríamos escuchar en cualquier radio, en cualquier disco, en cualquier lugar actual. Lo fome: no sonaba tan bien como soñábamos.

The Walkmen: un show para los que los conocían. Muchos los acusan de conectarse poco con el público y ser muy serios. Sin embargo así es la música de The Walkmen, con una emoción contenida que quienes conocemos sus discos pudimos sentir de sobra en su presentación. Sonaron impecablemente, y los pocos que alzaban sus manos y cantaron quedaron más que satisfechos. Momento especial de la presentación: cuando tocaron We can’t be beat, al atardecer. Corría una brisa y el calor bajaba y aparecían más voces cantando, y fue perfecto.

Pulp: es verdad que el concierto en el Teatro la Cúpula resultó ser aún mejor, más intenso y extendido que el del Primavera Fauna. Sin embargo eso el sábado todavía no lo sabíamos, por lo que la emoción de ver a Jarvis Cocker y su banda en vivo en Chile por primera vez fue increíble y sigue intacta. Y aunque fue un poco más corto de lo esperado, acá presentaron algunas canciones favoritas que no repitieron en la presentación del día siguiente, como F.E.E.L.I.N.G.C.A.L.L.E.D.L.O.V.E, Something Changed, I Spy y Bar Italia, lo que ya es más de lo que podíamos soñar. Así que también fue un show irrepetible.

La producción

Para partir por lo bueno, llegar a las piscinas del Espacio Broadway era otra agradable sorpresa. Casi puro pasto, o sea agradable para esperar entre banda y banda o simplemente ver algo sentados y relajados, pero como se trata de un lugar más pequeño que, por ejemplo, el Parque O’Higgins, el impacto de ver lo cerca que uno podía llegar a los escenarios y a todos lados era la mejor primera impresión.

La puntualidad de cada presentación también fue otro punto a favor de la producción de este festival, tal como lo es en la mayoría de los festivales que se hacen en Chile, y que han hecho desaparecer esa aburrida espera por ver a tu artista favorito. Y cuando empezaban a tocar: sonaban bien. Sólo hubo un problema en la presentación de The Virgins que el sonido se apagó por completo una vez empezado el show. Sin embargo en general las bandas sonaron bien, salieron a tiempo, tocaron el tiempo que tenían que tocar, tocaron los temas que la gente esperaba. O sea, bien.

Que el lugar fuera pequeño permitía, además, poder disfrutar de una banda incluso si estabas ubicado frente al escenario contiguo, lo cual también es como un pequeño lujo. Y podías escuchar la música casi desde todos lados, se diluía un poco más sólo estando en las piscinas donde predominaba el escenario electrónico. Pero en la mayoría del recinto podías escuchar lo que sonaba en los escenarios principales.

El VIP era demasiado grande: el tamaño de los dos recintos exclusivos para pulseras plateadas no tenía las mismas proporciones del mapa que se había publicado, sino que eran enormes y, sobre todo, desproporcionados en relación a la cantidad de gente que había en general y en VIP: algo muy bueno para quienes podían estar adentro, pero malo para quienes estaban afuera. Como muchas veces, la existencia de los sectores VIP es algo que resulta ser muy injusto, sobre todo porque deja espacios libres donde más gente podría estar cerca de las bandas.

Ahora lo malo: el sistema de buses (había muy pocos y el caos para volver a Santiago pasadas las 2 am fue, para los que no tenían otra opción, desastroso), la guardarropía (bochornoso: cobraban 3 lucas por meter tus cosas en una bolsa que iba literalmente a un montoncito de cientos de otras bolsas y mochilas, que las dos únicas niñas que atendían nunca tendrían el tiempo de ordenar y menos de encontrar después; qué les costaba ponerles una repisa o más personas ayudando o algo que permitiera el orden) y la basura (en esto último hay que reconocer que Lollapalooza nos tenía bien acostumbrados con los recolectores que mantenían limpio hasta bastante tarde, y los muchos basureros que hay; acá habían menos basureros y sólo aparecían de repente).

Los baños también discriminaban en el sector general y el VIP, en el primero habían filas eternas que perfectamente te podían hacer perder 30 minutos, en el VIP incluso en el de mujeres máximo 10 personas esperando.

Sin embargo hay que ser justos y para los que llegaron temprano, los servicios funcionaron bastante bien. Se comió rápido y rico, se usó el baño sin fila alguna, y para los que no tenían preferencia por Pulp el regreso a la ciudad fue rápido y sencillo. Se debe mejorar, absolutamente, sin embargo sentimos que en general, los servicios funcionaron bien.

La gente

No me gusta escuchar a la gente que odia a los que no son realmente fanáticos de cada banda; si bien me tocó estar cerca de varios que hablaban mucho durante algunos grupos, como que eso no logra achacarme la felicidad de estar escuchando lo que me gusta. Creo también que en estos lugares cabe el derecho a conocer bandas y darte cuenta ahí de que te gustan, sin haber sido ultrafan desde antes. Como que existe un egoísmo de los fans porque otros puedan amar a su banda tambien, ¡raro!

Nuevamente la gente equivocándose con su elección de ropa y calzado. No entendemos muy bien a las mujeres mega producidas con tacos gigantes, maquillaje y ropa claramente incómoda. Pero bueno, allá ellas, por acá optamos por comodidad y libertad. Debemos recordar para el próximo año llevar más abrigo, en la noche hizo mucho mucho frío.

En general sentimos que la gente se portó bien, no presenciamos altercados importantes, sólo las típicas personas que odian bandas, o ebrios que se ponen a dar jugo, o los hípersensibles que uno los rozaba y se enojaban (es un concierto! hay que bailar y saltar!). Sin embargo hubo mucho reclamo post-festival. Nosotras preferimos quedarnos con la maravillosa sensación de haber visto a bandas que amamos, y bueno a eso se va a los festivales o no?

Fotos: @atom_

34 COMENTARIOS

  1. Ooooh, fue un muy buen festival.

    Primero, me encantó el lugar. No lo conocía y en realidad me cargó al principio por estar tan lejos, pero fue muy agradable con las piscinas y las palmeras y el pasto y los cerros de fondo y al ser un lugar tan abierto, corría caleta de viento. Recuerdo esta sensación de estar bailando y que el viento me movía el pelo, me sentía como un video de música, jajaja. También me gustó que los horarios de las bandas permitieron ver a todas y no como en otros festivales donde tienes que elegir. Bueno, algunas bandas tuve que sacrificar para ir a comprar o al baño o simplemente porque estaba muerta y necesitaba un pequeño descanso. Me gustaba que vendieran copete, porque puta que fue rico estar echada en el pasto y tomarse una chelita mientras escuchaba música. Y sobre todo me gustaron los artistas y bandas maravillosas que vi ese día. Destaco a José González, Bomba Estereo (¡qué manera de bailar y saltar!) e Ilya Kuryaki. En realidad había ido por Pulp (sin ser una súper fan), pero en realidad a la hora que tocaron ya estaba raja, así que no fue la banda que más disfruté (en todo caso, no fue culpa de su presentación:) Lo que no me gustó: la mala organización de los buses, lo colapsado de los bares y stands de comida (claramente fue por mala organización, por ejemplo los vasos de cerveza ya se acabaron en la tarde), que no dejaban entrar comida, por lo que al final igual salía caro ir al festival (comida, bus, etc.) y la mentalidad de alguna gente de acabronarse de cualquier cosa gratis que encontraban por ahí, como los patitos de la piscina (mucho mejor ver todas las presentaciones con un patito inflable pegado a la cintura que dejarlo flotar en la piscina y que eventualmente lo podía usar más gente) o de poco menos que agarrarse a combos para entrar a los buses. Pero eso solo eran detashes.

  2. Yo fui una de las persona que terminó feliz ese día. Tuve suerte al encontrar a una revendedora y compré una entrada VIP a un precio menor que en la primera preventa. Nunca me había dado ese gusto y creo que en este caso fue la mejor idea, considerando todas las criticas que leí. Fue bacán ver a todos los grupos que quería a 5-9 metros de mi (mención especial para Dinosaur Jr y Pulp, y ultra especial para Jarvis <3, hasta tengo uno de los chocolates que tiró, ayy lo amo!! jajaja), ir al baño o a la barra y nunca esperar más de 5 minutos, o estar en la sombrita tirada en un cojín escuchando a Jose González. Lo pasé la raja!

    Tengo algo que decir sobre la gente no-fan…me da lata que varias de estas personas son las que entran al VIP, y están ahí sólo para figurar…me imagino que gran parte de esas entradas son regaladas, porque pagar para estar TODO el rato en la terraza tzorrona tomándose unas coronas con las fashion bloggers (y las incómodamente vestidas aspirantes a) y los fotógrafos alternativos, y decir por ejemplo "¿oye quienes son estos weones?,"que latero este gallo", o "apúrate que ya se subió la Fran Valenzuela" igual es medio Yaaa, en serio viniste sólo para esto?

    Volviendo a lo que importa, desde mi perspectiva el Primavera estuvo increíble, día favorito del año hasta el momento 🙂

  3. Me gustaron muchas cosas, ame a Pulp, Clap your hands say yeah y me sorprendi con lo entretenido e Dinosaur jr… yo cometi uno de los peores errores de concierto: fui con chalitas, pero solo porque pense mojar las patitas en la piscina..pero pucha que me dolieron los bototazos! jaja Lo de los buses si, fue realmente impresentable, y probablemente disminuyo el indice de felicidad de muchas personas (incluyendome. No es tanto que fueran pocos buses, sino que al terminar pulp no habia nadie “dirigiendo el transito”. Algo que claramente deben mejorar, pues ahora lo pensare dos veces aunque el cartel este excelente y privilegiare quizas un sideshow si esta producido mejor. En fin, igual termine feliz!

  4. Amé a Primavera Fauna!! Lo pasé muy bien, un lugar chiquitito que te permitía moverte rápidamente entre escenarios y piscina. Disfruté a mis bandas favoritas y descubrí nuevas. Lo malo: la hora de cola que tuvimos que hacer para comprar algo para comer, pero que nos sirvió para hacer vida social con otros desconocidos en la cola y echarle la foca a los colados jajá… Lo de los buses fue del terror, salimos a las 2.30 y era una fila infinita de gente furiosa, así que con mi pololo optamos por irnos a la mini fiesta electrónica que se armó en el área de piscinas y ahí nos quedamos como hasta las 4, y ahí tomamos bus sin problemas… Para ser segundo festival, encuentro que estuvo bien, dedito para arriba y felicitaciones por lo bueno y a aprender de lo malo 🙂

  5. Además de estar de acuerdo en todo lo que dicen, un par de cosas.

    Musicalmente hablando, sólo tengo que decir que estuvo todo impecable: buen sonido, la pantalla gigante al centro espectacular, excelentes artistas. El lugar, aunque lejos, igual es rico. Todo bien.

    Sobre la organización: Más o menos nomás.

    Primero, compré entrada VIP (como varios, nunca me había dado ese gustito) y en la página en las FAQS (todavía se puede leer) prometieron guardaropías exclusivas en ese sector que nunca existieron. Pregunté varias veces y nada: sólo una guardaropía. Además prometieron “otras sorpresas” en el VIP que sinceramente no tengo idea en qué consistieron porque nada sorprendió (igual estuve más rato fuera que dentro). También, ¿como la entrada no incluye ni siquiera un cover?

    Segundo, los buses. Durante todos los meses previos y hasta el día viernes a las 11 de la noche en que visité por última vez la página, dijeron que los buses salían del GAM. Cuando llego, habían cambiado de lugar y en el GAM poco sabían. ¡Dejen la info! Para alguien que no es de Santiago como yo, igual fue una lata. Ni me imagino un extranjero. Lo de los buses de vuelta, era previsible.

    Un punto aparte es que cobren por todo, hasta por jugar taca-taca. En fin.

    Eso nomás. Ojalá tomen nota los organizadores para que sigan mejorando.

  6. “Para los que llegaron temprano, los servicios funcionaron bastante bien”. “Para los que no tenían preferencia por Pulp el regreso fue rápido y sencillo”. Eso si que es ser rebuscado para encontrar lo positivo. Están intentando empatar lo ínfimo, lo que se supone que tiene que ser siempre así -no es para aplaudir cuando las cosas funcionan como deben ser–, con el horror que fue la mayor parte del tiempo comprar comida, ir al baño o irse del recinto. Un empate absurdo. De verdad creo que tienen o la visión muy distorsionada o un compromiso con la producción para pretender concluir que “sentimos que en general, los servicios funcionaron bien”. Vean los diarios, dense una vuelta por twitter, por el Facebook de Fauna y verán. Eso esta MUY LEJOS de ser la percepción general.

    • totalmente de acuerdo, por lo menos yo llegé a mi casa desilucionada por la mala organizaciónen el transporte. Tuve que hacer una fila de una hora y media para poder subirme a un bus y eso que fui de los primeros.

    • Súper de acuerdo..yo lo pasé horrible en serio, y para terminar la guinda de la torta un pelotuo zorron nos choco el auto a la salida, porque se creen dueños de la calle los pelotuos y los irresponsables no pusieron a nadie dirigiendo el tránsito. Yo me quedé con un gusto súper amargo, triste porque de chica amé a Pulp, y por plata no pude darme el lujo de ir el domingo. Obvio que no iré nunca más y dedicaré hasta mis últimos días a odiar a este “juguetito” de productora que tienen. Yo soy 0 resentida y nunca lo había dicho, pero se pasaron estos cuicos re cul..

    • jajaj creo que en verdad, sobretodo para mí que soy de valpo dónde la gente es mas sencilla, fue un chiste ver a tanta fashionista cagada de frío y con los tacos en la mano a las 9 de la noche xD es tan ridículo que es inevitable comentarlo 😛

      • Yo me sentía fuera de lugar, no andaba ni con shores cortos ni tacos, pero filo. Valoro q ahora las chicas se preparen y se atrevan, a pesar q me parecía q se vestian todas iguales.

        • y dénle colorsh con las minas con tacos, no sé, pero yo no ví estas hordas de chiquillas “fashionistas” a las que todas aluden. Yo igual apuesto a lo cómodo, pero de todas maneras me encanta que haya otra gente que va producida a los festivales (aunque de verdad no ví mucho de eso en el PF), me gusta mirar las pintas festivaleras:)

  7. En mi experiencia, bueno el lugar, excelente estar en la piscina escuchando música, todo cercano, y más encima apenas entro empiezan los bonde do role, que al rato andaban regalando pisco y bailando con todo el público, la mejor primera impresión 😀 Lo malo, defnitivamnete, fue un altercado en guardarropía. Me dirijí rapidito a buscar mi mochila para abrigarme y ver Dinosaur Jr., y me encuentro con el peor de los panoramas, un caos total con la gente diciendo que las 2 encargadas no hacían nada, lo cual era evidente, y obligados a meternos nosotros mismos a buscar las cosas. Lo más freak es que las encargadas nisiquiera se dignaban a revisar si realmente estabas sacando tus cosas o si salias con 3 mochilas ajenas. Si no fuera por la buena voluntad me hubiera hecho la américa ahí 😛

    • Habia guardarropia porque era una Poolparty, estabas con tu toalla, tu pareo, y tu humanidad en traje de baño y de noche se venia la fiesta. Pesimo lo del guardarropia, habian lookers pero todos llenos, la idea es carretear tranquilo y que puedes dejar tus pertenecias sanas y salvas en un servicio que ofrecian y promocionaban.
      Yo termine feliz, al principio me molesto que fuera tan lejos, pero es un buen recinto. Y lo del mar de gente para tomar buses (al ojo una 1500), fue casi un pelo de la cola y llegue sana y salva.

  8. Me gusto el lugar no lo conocía, la onda de las piscinas y los cerros al aire libre muy bien. Las bandas muy buenas, aunque yo iba principalmente por PULP, me gusto como se escuchaban en vivo Dinosaur Jr. Y bueno, iba a difrutar y claro q lo hice a pesar de sentirme fuera de lugar por la ropa más extravagante, pero filo. Fue increíble ver a Jarvisss !!

  9. Creo que hay cosas bien sencillas con las cuales uno puede obviar las carencias de producción. Creo que en festivales de música nunca hay que creer que encontrarás un baño desocupado o limpio, ni menos, cola para comer. Casi para mi sorpresa, el baño químico tenía papel, jabón y espejo!!!. Gran sorpresa, cosa que se mantuvo las 2 veces que concurrí a dicho lugar. Comí super temprano y el resto de la tarde me llené con agua, luego me tocó igual hacer la infernal cola, pero avanzaba. Jamás dejo mis cosas en guardarropía, era evidente que iba a quedar la zorra al ver los bares con 5 personas atendiendo v/s 200 comprando.
    Lollapalooza evidentemente tiene mucha mejor organización que este festival, pero a su vez, muchas menos posibilidades de ver todo lo que quieres. Acá al menos pude ver todo, tuve espacio, pude echarme en el pasto, tomar sol y eso se agradece.
    El vip, la cara de ambición de la producción. Una imagen clara de como funciona Chile tb.

    Finalmente, creo que uno siempre puede doblarle la mano a estas cosas, sino quieren que entres con comida, escóndela. Si no quieren que entres con cámara profesional, desármala.

    Los malos ratos v/s ver a Pulp, olvidables.

  10. Mis sentimientos post festival son super similares a los de la nota. Las colas eternas que han salido en todas partes, no fueron todo el día, solo en los horarios punta (post 7 de la tarde). Yo llegué a Little Boots y quedé bien ubicada.
    Tampoco entendí a las minas que andaban con botines con plataforma, sólo por fashion. Yo fui con zapatillas y jeans, más un chaleco y una bufanda/pañuelo pensándo en la noche todo el rato porque es super helado ese sector.
    Y sobre los artistas: compré la entrada por Pulp, obvio, pero conocí a Little Boots un par de semanas atrás y me encantó, super simpática. Illya Kuryaki fue super entrete (aunque los vi de lejos porque ya estaba instalada para Pulp). The Walkmen me gustaron y no los conocía. Dinasaur Jr fue AWESOME, mi hermano los ama y estaba en la gloria. Jorge Gonzalez fue una super buena previa para Pulp. Y Pulp, bueno: MARAVILLOSO queda corto 😀
    Oh, y algo que se me pasó… la zona de las piscinas/djs. En la tarde tipo 4-5 fuimos a ese sector. Buena la música (nos tocó Goldroom) y lo mejor: repartian chocolates por montón 😀
    Lo malo fue el VIP, mucho espacio para poca gente. Lo gracioso fue que yo estaba justo en la reja que daba a ese lado (quería estar al centro para ver a Pulp), y verlos cantar Common People… fue gracioso 😀

  11. tuve la suerte de ganarme un casillero para guardar mis cosas; ahora que leo los comentarios, me siento afortunadísima por eso. Compré comida a la hora que no había nadie en los stands y tomé sólo agua así que a lo más hice colas pa ir al baño, el resto cero estrés.

    Lo que sí me enojó, a la hora de Pulp, es que me costó mucho encontrar un sector para instalarme donde hubiera gente realmente atenta al grupo y no conversando o gritándole a la medusa voladora.

  12. Cosas que me dieron risa: Tacos aguja y plataformas por montones, fans de Dinosaur Jr. que lo único que cantaron fue Just Like Heaven (?), prohibición de entrar con cámaras de lentes intercambiables los cuales abundaron en el sector vip, adolescentes preguntando quien cresta era Jorge González, mi marido pegando codazos a los colados de siempre, las filas (y peleas) por tomar los buses. Me gustaron las bandas (yo iba solo por PULP) la puntualidad, el paisaje, y la medusa volando.

  13. Y nadie reclama por lo caro que era la comida y el copete, o son todos muy abc1 por acá. O sea 3 lucas por un tocomple miserable ¡IMPRESENTABLE!

    • Pffff…eso para los que vamos a recitales se sabe de antemano, la comida y bebida son carísimos. Una buena previa te evita quedar paaaaaabre

  14. Viajé desde Puerto Montt a ver a mis queridos Pulp. Pero de verdad, me pareció escandaloso lo caro de todos los servicios, las colas eternas para lo que sea y, para rematar, el tema de los buses de vuelta que fue un fiasco. La verdad, me copó un poco todo el ambiente. Creo que fue demasiado sufrimiento por ver a Jarvis(frío, hambre, sed)…ojalà hubieran avisado antes el show que darían solos y punto. Pero bueno, ese es el negocio redondo de estos festivales.

  15. PERO LES FALTARON TANTAS BANDAS MÁS POR OPINAR!!!!o al menos haber opinado de clap your hands say yeah!!! YEAAH!! igual la respuesta seguramente sea q no te gustaban… aunque debo decir q desacuerdo con lo del show de the walkmen, yo conocí a la banda porque iban a tocar en primavera fauna, y AMÉ su show, son secos… pero es mi apreciación.
    Al final para pasarlo mejor es estas cosas, hay q saltar y bailar y gritar por todos los grupos…y pescar poco a los q te reclaman 😀 aunq creo q saltar mucho no ayuda a tu popularidad, pero al pagar por la entrada…es lo menos q ´puedo hacer para sacarle el jugo a cada luca invertida.

Dejar una respuesta