Competencia internacional IN-EDIT Nescafé 2012

185


por Rox

Deben ser varios los que cuentan los días para que comience este festival, donde la música y el cine se unen en diversas cintas a exhibirse desde el 6 al 16 de diciembre.

Ahora les mostramos la información de la competencia internacional (con los precisos textos del equipo del IN-EDIT Nescafé 2012), que tiene entre los documentales un homenaje a Tony Bennett; la historia del hip hop y el crack, la historia de LCD Soundsystem y varios más que pueden ver más abajo. Así ya pueden organizarse sobre qué es lo que quieren ver.

Marley
(Kevin McDonald | 2012 | EE. UU.-Gran Bretaña | 144’)

“Su rostro es icónico. Su biografía, patrimonio de Jamaica. Su música, universal. Bob Marley (1945-1981) trasciende su brillante discografía e incluso la cultura rastafari, y se instala como un símbolo de la creación vinculada al espíritu. Nunca antes un filme había contado con tal detalle su historia, que aquí avanza por más de dos horas con los testimonios de sus familiares más cercanos (su viuda, sus hijos) y de compañeros de ruta musical, como Lee Perry y Jimmy Cliff. Y también está la voz del propio artista, en entrevistas y conciertos; algunos de ellos, nunca antes exhibidos. Párate, levántate: no abandones la lucha.

La familia Marley se involucró directamente en la realización de este documental, lo que explica el acceso a material antes inédito y el detalle de valiosos testimonios de parte de Rita Marley y de sus tres hijos biológicos con el músico. Sus recuerdos y los de otros cercanos van delineando la personalidad de un creador con un mensaje que entregar, más que un autor en búsqueda de reconocimiento. Tal como se detiene en el sinfín de gestos humanitarios con los que Marley llenaba sus días, el filme no esquiva sus lados más polémicos, como su promiscuidad. Un documental extenso y lleno de aristas, como el que no había tenido, hasta ahora, el mayor monumento de la música caribeña”.

Turning
(Charles Atlas y Antony Hegarty | 2012 | Dinamarca – EE. UU. | 79’)

“No es éste exactamente un documental pero, tampoco, sólo el registro de un concierto. El videoarte del prestigioso realizador Charles Atlas se pone al servicio de la poderosa música de Antony & The Johnsons y de un espectáculo peculiar. Danza, canto, música e imagen se conjugan en un muy delicado montaje de poderoso subtexto sobre roles de género e identidad.

Antony & The Johnsons desgrana su repertorio mientras trece mujeres —transexuales y lesbianas— bailan sobre un podio. La proyección de su danza sobre una gran pantalla en concordancia con la música desafía nuestras ideas de femeneidad, fragilidad, esencia humana y posibilidad de una metaorfosis. Las trece bailarinas luego son entrevistadas y añaden así su experiencia al concepto de la gira del grupo por Europa. Turning es el registro de un concierto único, al que el diario The Guardian describió como «frágil, vital y verdaderamente maravilloso»”.

The beat is the law. Fanfare for the Common People
(Eve Wood | 2010 | Gran Bretaña | 90’)

“Aunque algunos prefieran llamarle «el documental sobre Pulp», estamos, más bien, ante la fascinante historia de la escena musical indie de Sheffield, en Inglaterra. La investigación cubre al menos tres décadas, desde el pospunk hasta la conquista global del britpop. Lo que ahora nos parece natural fue, en verdad, una esforzada conquista. «¿Tener una banda allí en los ochenta? Mejor hubiese sido que te tatuaras la palabra PERDEDOR en la frente», asegura Jarvis Cocker.

Con el testimonio de una serie de bandas y solistas como eje conductor de la historia, este documental no puede dejar de sumergirse también en la realidad económica y política de la era Thatcher que sostenía esos antiguos sueños de gloria pop. Desde ahí hasta la triunfal presentación de Pulp en el festival de Glastonbury de 1995 hubo que escalar peldaños, a veces, resbaladizos”.

Grandma lo-fi
(Kristin Björk Kristjánsdóttir, Orri Jónsson e Ingibjörg Birgisdóttir | 2011 | Islandia | 62’)

“La octogenaria islandesa-danesa Sigrídur Níelsdóttir lleva una década grabando discos caseros de extraño naíf-pop para disfrute de sus familiares y un selecto grupo de fans irreductibles. Acumula ya más de seiscientas canciones. «Tenía que hacerlo. Estaba Mugison, múm tan llena de música», explica ella con su pelo cano y su sonrisa ingenua. Los grupos han convertido en fans indie. inolvidable abuela de esta.

Sonidos titubeantes, palabras inventadas, ritmos pregrabados de un teclado barato, efectos de sonido
sacados de electrodomésticos y grifería, y hasta de sus mascotas. Éste es un documental hogareño y detallista, como un bordado de punto cruz; lleno de paz espiritual y amor por las cosas (en apariencia) menores”.

Glastopia
(Julien Temple | 2012 | Gran Bretaña | 76’)

“Existe un festival de Glastonbury que es el que conoce todo el mundo: el del escenario con una pirámide arriba y un barrial debajo; el de todos esos grupos gigantescos en tamaño y ventas que lo llenan desde los años setenta; el de esos cientos de miles de campistas semicongelados. Pero si se sube el monte adyacente, se encuentra el otro Glastonbury, una república utópica en la que cada año se congregan tribus del siglo XXI en búsqueda de un espíritu comunero y radical. Quién mejor que el experimentado director Julien Temple para mostrarnos ese mundo raro.

La república alternativa de Glastonbury aloja a un manojo de zonas libres de diversa catadura: Arcadia, Shangri-la, Strummerville, Block 9, Common… Una suerte de Disneylandia para crusties, metalheads y librepensadores. La mezcla de imágenes de archivo, entrevistados delirantes y músicas extrañas nos permiten recordar a ese corazón hippie que latía en los inicios del festival más famoso de Europa, el cual hoy se mantiene bombeando en una especie de paraíso perdido”.

Produced by George Martin
(Francis Hanly | 2011 | Gran Bretaña | 88’)

“Elegante, como su protagonista, este arquetípico producto BBC entra en la vida del productor discográfico más celebrado del mundo, pero lo hace educadamente: llamando a la puerta. La de George Martin es, sin duda, una biografía fascinante; y no sólo porque en ella irrumpieron alguna vez cuatro jovencitos de Liverpool. Produced by George Martin indaga en ese pasado pre-Beatles para enriquecer la presente mirada que tenemos sobre el hombre en los créditos de decenas de clásicos del pop.

Qué lujo de entrevistados. No sólo vemos al propio George Martin, sino a Paul McCartney, Ringo Starr, Jeff Beck y los Monty Python. Junto a ellos y al círculo familiar del productor vamos configurando una vida de educación obrera, sordera tardía, discos de comedia (para Peter Sellers y The Goons, entre muchos), y, por supuesto, la llegada de The Beatles. Incluso en ese territorio abundan las sorpresas: el filme explica cómo muchas de las innovaciones técnicas de la banda (por ejemplo, las cuerdas de “Eleanor Rigby”) se debían a la educación clásica de Martin, así como a su interés por la experimentación (la batería de “Tomorrow never knows”). Hay veces en que se justifica el cliché: «El resto es historia»”.

Shut up and play the hits: The very loud ending of LCD Soundsystem
(Dylan Southern, Will Lovelace | 2012 | Gran Bretaña | 108’)

“Fue una muerte planificada. Un suicidio, en realidad. En pocos años, James Murphy — músico, productor, DJ y gestor disquero estadounidense— se había convertido en un rockstar improbable: maduro, apacible, letrado, poco dispuesto a hacer el ridículo por fama («tenía una vida antes de esto», nos recuerda). Lo encontramos una semana antes del multitudinario concierto de despedida de LCD Soundsystem, su proyecto más importante, el 2 de abril de 2011 en el Madison Square Garden, justo en esa ciudad a la que alguna vez le cantó: «Nueva York, te amo / pero me bajoneas».

Una cascada de hits en directo (“Someone great”, “Losing my edge”, “All my friends”) se entrelazan con la humilde percepción que su autor mantiene sobre un grupo adorado por la crítica y por miles de fans que no se convencen de su final. Murphy habla con franqueza sobre cómo fueron sus últimos años de fama, desde las torpezas del inicio de LCD Soundsystem hasta las canas que ganaba en cada nueva gira. También del hartazgo y el miedo al éxito a gran escala que determinaron una despedida en pleno ejercicio de sus facultades, y que a tantos, hasta hoy, les parece un disparate”.

Don’t folllow me (I’m lost)
(William Miller | 2012 | Estados Unidos | 90’)

“En la ruleta del éxito, varias circunstancias juegan en contra del rockero indie Bobby Bare Jr. Para empezar, es hijo de un ídolo de la música country (Bobby Bare Sr., talento legendario del Grand Ole Opry) y participó desde niño en afectados duetos con su padre. Luego están su creciente descendencia (cuatro hijos), una ex-esposa a la que pagarle cuentas, el escaso reconocimiento hacia su talento y la tendencia a volverse gruñón (por no decir decididamente explotador) con la banda de acompañamiento que le sufre. De cómo vive un músico lleno de problemas se trata, en parte, este documental.

Don’t follow me (I’m lost) cuestiona las dicotomías de un padre ejemplar y marido ausente, oveja negra y vástago modelo, genio incomprendido y autor limitado. Todas las caras de un músico sin fama están aquí, en un filme sincero y cariñoso que, sin embargo, no esconde la cabeza a la hora de mostrar el lado antipático de su protagonista, para quien la ética artística es un asunto jabonoso («si no me he vendido es porque nadie me lo ha ofrecido»). Está lleno de documentales embobados con el talento de sus retratados. Éste, en cambio, recoge con fidelidad el tipo de vida que puede llevar un músico cuarentón sin mayor gracia, padre de familia, con un montón de facturas por pagar y un padre que le hace sombra”.

Art will save the world. A film about Luke Haines
(Niall McCann | 2012 | Irlanda | 70’)

“Amargura de popstar. El británico Luke Haines, alma de los grupos Auteurs y Black Box Recorder, y también escritor y analista social aficionado, rememora el purgatorio de su carrera. La gracia con la que comparte su resentimiento acumulado produce un resultado hilarante, que de paso defeca sobre cada aspecto del negocio pop. Quienes buscan relaciones públicas y potencial comercial han ido a parar al lugar equivocado. Haines es un notorio aguafiestas, boicoteador de premios y gruñón a tiempo completo. Lo certifican en este documental desde el novelista Stewart Home hasta el cantante Jarvis Cocker («gente que simula haberme conocido», según el músico).

Estamos ante un cantautor hastiado —«a la mierda la gente corriente»; «el britpop nunca existió»— y un guión que por momentos tiene arranques punk, guíado por la crítica ácida y la alergia al lugar común. «Me parece por completo ridículo que alguien quiera hacer una película sobre mí», dice Luke Haines al inicio del filme. Y luego se entrega al registro de su furia, encantado de la vida”.

Beats, Rhymes & Life: The travels of A Tribe Called Quest
(Michael Rapaport | 2011 | Estados Unidos | 93’)

“«Can I kick it? Yes you can!». Ésta es la historia completa —del pupitre al estrellato, y de ahí a la disolución y las rencillas— del grupo de mejor onda en el hip-hop. Una historia que también sirve para reflexionar sobre lo que fama y éxito pueden hacerle a una amistad de toda la vida; o, dicho de otro modo, cómo la celebridad puede aniquilar cualquier espíritu, por positivo que éste sea.

Los cuatro integrantes de A Tribe Called Quest relatan sus veinte años de historia junto a celebrados compañeros de viaje (De La Soul, Beastie Boys, Jungle Brothers) y descendientes (The Roots, Common, Ludacris). Hay espacio, también, para hablar de ropa estrafalaria, amores correspondidos, gozosa filosofía y hits incuestionables (“Bonita Applebum”, “I left my wallet in El Segundo”, “Excursions”, “Can I kick it?”…). Un documental lleno de buen rollo, pero también de disenso, diabetes, amargura, incomprensión y ruptura. De penas y alegrías”.

Je suis venu vous dire… (Gainsbourg par Ginzburg)
(Pierre-Henry Salfati | 2011 | Francia | 99’)

“El multiartista francés, el más atrevido de los chansonniers, regresa desde la tumba para hablarnos en primera persona singular. Existen decenas de proyectos biográficos sobre el incomparable Serge Gainsbourg (1928-1991), pero este documental ensambla entrevistas, actuaciones, letras y canciones que lo ubican a él —y no a sus cercanos— al centro. Es material tomado de diversas fuentes a lo largo de su extensa carrera, configurando así una suerte de autorretrato amplio de «Gainsbourg por Ginzburg».

Son gloriosos los axiomas que escupe nuestro héroe nicotinoso. Él mismo reconoce su sexismo («yo era la misoginia encarnada»), los límites de su capacidad («tengo talento, no genio»), su atrayente fealdad («no existían entonces caras como la mía») y — vaya sorpresa— su timidez («mi destino es quedarme callado»). Lo mejor de este documental de citas autorreferentes es el valioso trabajo de archivo que abordaron sus realizadores; fascinados, como casi todos, por un provocador musical aún no igualado”.

Quadrophenia: Can you see the real me?
(Matt O’Casey | 2012 | Gran Bretaña | 70’)

“Quadrophenia (1973) es hoy celebrado como una obra maestra, pero pocos recuerdan la compleja gestación del álbum conceptual más famoso de The Who. Su nacimiento se debe, de hecho, a un bajón de anfetamina. En las garras de la resaca, Pete Townshend trazó el diseño original del disco: la historia del mod Jimmy y sus cuatro personalidades esquizoides, adaptada luego al rock para encajarla dentro de una banda para entonces ya convertida en institución británica.

Se ha escrito muchísimo sobre Quadrophenia, pero este documental de impecabla factura BBC ofrece un tesoro de detalles: las características de los primeros mods, el significado oculto de algunas canciones, la construcción del estudio más ruidoso del mundo, los managers pinchados de heroína, y la desastrosa gira de promoción. Gran cantidad de material antes inédito y las cáusticas declaraciones del propio Townshend cierran la historia de un álbum clásico que casi hirió de muerte a su autor”.

Planet rock: the story of hip-hop and the Crack Generation
(Richard Lowe y Martin Torgoff | 2011 | Estados Unidos | 85’)

“El crack arruina todo lo que se le cruza. Durante los años ochenta, su borra barata hirió a veces de muerte a comunidades completas en las zonas urbanas de Estados Unidos. Este documental, narrado por Ice-T («nunca lo consumí ni nunca lo vendí, pero atestigüé cómo dañó a una generación a mi alrededor»), recorre la subhistoria de la introducción del crack en los guetos afroamericanos de grandes ciudades, y su influencia sobre una nueva forma de crónica en rimas. Hablan raperos célebres (Snoop, Cypress Hill, Erik B & Rakim, RZA), dealers y adictos.

La mecha se prendió cuando apareció la cocaína. Hubo que inventarle un sucedáneo barato y surgió el crack. Mientras Estados Unidos caía en recesión, esa droga borrascosa desgarraba cientos de barrios en las zonas más pobres del país. Para el gobierno de Reagan, la epidemia de adicción fue sólo otra excusa para encarcelar pobres. Para los hiphoperos, la alarma que prendería el llamado gangsta-rap”.

The zen of Tony Bennett
(Unjoo Moon | 2012 | Estados Unidos | 85’)

“Traduzcamos libremente el concepto «zen» como «saber estar». Apliquémoslo a un cantante octogenario que se lo merece: Tony Bennett. Comprobemos su don de gentes, su encanto y su comodidad durante la grabación de su disco de dúetos Duets II (2011). Ante el más famoso crooner italoamericano después de Sinatra desde Amy Winehouse hasta Aretha Franklin escuchan, humildes, sus consejos.

Una clase magistral sobre música y oficio minucioso: «Me enseñaron a nunca venderme, a desdeñar el repertorio barato, a nunca mirar en menos a la audiencia; y a que, si haces todo con calidad, el público te recompensará». Toman apuntes Norah Jones, Andrea Bocelli, Natalie Cole, Aretha Franklin, Lady Gaga y — meses antes de su muerte— Amy Winehouse. Tony Bennett se nota encantado de compartir con quien sea su anecdotario biográfico, sus consejos y su visión sobre el pasado, el arte, la gracia y la virtud. Nunca olvida lo que el jazzista Bill Evans le dijo en su lecho de muerte: «Busca siempre la verdad y la belleza»”.

The Swell Season
(Nick August-Perna y Chris Dapkins | 2011 | EE.UU. – Irlanda – República Checa | 91’)

“Un documental para quienes vieron y se emocionaron con Once (2007), la película que le presentó al mundo el dúo musical de Glen Hansard y Markéta Irglová, y hasta los coronó con un Óscar (a Mejor Canción) y —¡bingo!— con una historia de amor fuera de la pantalla. Pero nadie sale indemne de la dicha súbita. Éste es el epílogo —triste, pero no tanto— a esa ilusión que contagió a millones.

Cantaban en las calles de Dublín, pero el cine los llevó al mundo entero. De pronto, millones de personas quería conocerlos. Deciden presentarse como The Swell Season, aunque para casi todos son «la pareja de Once». Una gira de dos años amenaza su romance y su salud mental, pero no su compromiso con la música. Este documental es una mirada íntima y de excepcional honestidad a la confusión que provocan el amor y la fama; el registro de un romance que fracasa pero una historia de amor que perdura”.

4 COMENTARIOS

  1. Pensar que no pude ir al recital de LCD Soundsystem y ya no existen :(. Me tendré que conformar con ver la peli y llorar en silencio. Así de dramática jajaja

Dejar una respuesta