Adiós a Leonardo Favio

477


por Daniela Paz

Cada vez que llovía mi mamá cantaba “Hoy corte un flor/ Y llovía y llovía/ Esperando a mi amor/ Y llovía y llovía”. Yo me imaginaba a mi papá que venía camino a la casa y que le iba a traer flores a mi mamá porque estaba lloviendo. Eso no pasaba, pero gracias a esa estrofas fue que conocí a Leonardo Favio.

También cuando escuchaba la letra de la canción Ding Dong, en la parte que dos personajes comentaban “Qué tal ¿te puedo acompañar?….eehh te comieron la lengua los ratones /no voy a estudiar ¿Por? / no por nada este…. y no podes hacerla la rata /¿Que? /no digo que si no podes faltarte /no ¿para qué? /que sé yo, para charlar conmigo”, me ponía nerviosa y pensaba que esa era la muestra de amor y rebeldía más grande. Irse del colegio con un chiquillo sólo para hablar, no podía sino pasar en canciones.

Gracias a preciosos hits que escuchaba en la radio fue que conocí el trabajo de Favio, canciones que alegraban paseos a la playa y mañanas cuando ayudaba a mi madre a hacer el aseo.

Hoy a los 74 años muere Fuad Jorge Jury, más conocido como Leonardo Favio, quién además de compositor y cantante, fue un interesante director de cine, que realizó trabajos como “Crónica de un niño solo” y “Este es el romance del Aniceto y la Francisca, de cómo quedó trunco, comenzó la tristeza y unas pocas cosas más…”.

Desde acá le agradecemos las canciones, las películas y los buenos recuerdos que acompañan su trabajo.

17 COMENTARIOS

  1. “Pantalón cortito, bolsita de mis recuerdos, pantalón cortito con un sólo tirador”. Escucho esa canción y me imagino a mi papá de niño chico.

    • Mi mamy me cantaba esa canción…jajajaja, cuando veiamos a un niño de mi colegio al cual, la mamá le subia tantooooo pero tanto el pantalon (casi se lo dejaba en el cuello, sin bromas), entonces cuando lo veia, mi mamá me miraba, empezaba a cantar y yo empezaba a buscarlo con la mirada por todos lados, hasta que lo cachaba a él y su mamá, arreglandolo y por supuesto, subiendole el pantalon! jajajajajajajja…era solo para reirnos de molestosas que eramos….mi mamy es muy revoltosa!;D

  2. en estos días que ando tan pero tan triste (recién pateada), recordar estas canciones me da una nostalgia feroz… me llega a doler el cuerpo…

  3. Hace unos años tenía un insomnio que soportaba pastillas, medicina alternativa, conteo de ovejitas, todo hasta que probé escuchar radio y en particular la pudahuel, en el trasnoche. Desde ahí que recuerdo a Leonardo Favio, un recurrente en la programación musical de esa hora, que se dedicaba a los clásicos románticos de los 70-80.
    Gracias don Leonardo por hacerme dormir por casi un año!!

  4. El diálogo de Ding Dong Ding Dong es maestro!!! Mucha pena, me encantan sus canciones…a mi me dio con esta onda “kitsh” como hace 10 años, escuchaba puro Leonardo Favio, Camilo Sesto y cosas así. Me trae muchos buenos recuerdos de mis primeros años de u 🙂

  5. Solo puedo recordar a mi papá en las mañanas de los fin de semanas cantando la muchacha de abril y otras mas… una pena su muerte

  6. Con una gran amiga tuvimos un programa en un radio comunitaria que se llamaba Fresa Salvaje. Imaginarán qué tipo de música poníamos y la verdad es que hoy recordamos cuando lo programábamos, disfrutábamos mucho sus canciones. A pesar de no tener ni 30 años muchos crecimos con su música y me dio pena hoy cuando me enteré de su muerte. 🙁

  7. Me dio una pena tremenda cuando me enteré de su muerte, pero más pena me dio cuando miré a mi papá y tenía los ojos llorosos (su estado de salud es delicado, lo que lo tiene muy sensible) cuando dieron la noticia.
    Imposible no recordar cuando mi papá le cantaba a mi mamá “Hoy la Vi” o “Fuiste mía un verano”.
    Lindos recuerdos de la mano de un grande.

  8. Ufff, Favio y mi papá se fundieron en uno…Ella ya me olvidó, Fuiste mía un verano, y las más desconocidas, como La foto de carnet me provocaron una pena ayer de aquellas. Espero que por allá arriba mi papi lo haya recibido como se merecía.

  9. A mi me recuerda muchisimo a mi padre que lo imitaba con “Fuiste mía un verano”. Le encantaba Favio, a tal punto que en su funeral le pusimos una canción de él. Y al igual que el post de la autora, me imaginaba esa conversación tan coqueta y tan arriesgada de escaparse con un chiquillo, solo para “conversar”. 🙂
    Saludos!

Dejar una respuesta