Lo nuevo de J.K.Rowling: fome

46


por María José Navia

Les prometo que leí esta novela con las mejores intenciones del mundo. Tenía altísimas expectativas, como todos, pero de verdad-verdad quería creer que Rowling podría hacer el salto desde su genial planeta Harry Potter al planeta de la ficción “para adultos”. (Las etiquetas dan un poco lo mismo, digamos que la prueba era ver si podía escribir otra cosa lejana a ese mundo de fantasía).

Pero no. No resultó.

The Casual Vacancy es una novela absurdamente larga (sus casi 500 páginas no se justifican para nada) con un nivel de detalles que se va convirtiendo lenta pero seguramente en un pantano. La historia es simple, y comienza bien, con un hombre, Barry Fairbrother, que muere de un aneurisma cerebral en pleno restaurante de una comunidad adinerada de Inglaterra. La novela muestra cómo esta muerte afecta a cada una de las vidas de los vecinos del barrio, en el cual Barry ocupaba un sitial privilegiado.

No suena mal y no está mal como historia. El problema son los personajes. Ninguno logra ser lo suficientemente querible (a diferencia del gran logro de Harry Potter, en el cual uno tenía amores y lealtades férreas con alumnos y profes de Hogwarts) y una se siente en medio de una fiesta donde el trago y la comida dejan bastante que desear y, para peor, nadie te cae bien.

Fome.

7 COMENTARIOS

  1. Quizás lo que pasa es que perdió el “hambre por escribir”. Cuando hizo Harry Potter era pobre y tenía que salir adelante por su hija y su sobrevivencia, ahora eso ya está resuelto.

  2. Mmm… no he leído la historia, pero no porque los personajes no sean queribles el libro va a ser malo, quizá su intención era provocar eso.

    Por lo que he leído, es totalmente opuesto a HP, quizá la gente espera leer algo similar a la saga y eso le decepciona.

    Igual quiero puro leerlo.
    ¡Saludos!

  3. Yo creo que Harry Potter un es una buena historia, no así una buena obra literaria. Respecto a la autora, simplemente las pretensiones cambiaron, como la vida, los cariños, las experiencias, todo cambia, todo es un instante, por tanto, escribir es crear, construir dialogar. Y siempre, e inevitablemente, una experiencia será distinta a la otra.

    Por otro lado, con el adjetivo “fome” no se dice nada de una obra.

  4. Lo de que los personajes no sean queribles es un problema en una novela tan larga. Tal vez más que quererlos, debí haber dicho que una como lectora no logra empatizar mucho con ellos…entonces, si no te importan sus vidas, o lo que les pueda pasar, no dan muchas ganas tampoco de seguir leyendo.
    Lo de fome, tienes razón, es un adjetivo poco claro pero, por lo mismo, le queda bien a esta novela: no es “lo peor que he leído en mi vida”, ni “espantosamente aburrido”…es triste/decepcionante, tibio tirando a frío, eso nomás. Sobre todo porque Rowling tiene harto talento (guste o no HP, levantar una novela de siete tomas tiene mucho mérito) y parece como si estuviera esforzándose por sonar súper seria todo el rato (para alejarse lo más posible del estigma HP) y al final eso la hace verse súper…fome.
    Muchas-muchas gracias por los comentarios!

  5. Nada de acuerdo contigo. A diferencia tuya y como fanatica que soy de harry potter, mis expectativas eran super bajas porque siempre dificilmente esperaba algo tan bueno como harry pero me encontre con grata sorpresa que el libro no es malo. Creo que el hecho que ninguno de los personajes sea querible se debe a que ella intenta plasmar los defectos de las personas y la falta de empatia de nuestra sociedad. Se trata de una critica social bastante dura respecto al rumbo que tomamos con nuestros propios pares. A mi me ha gustado bastante pese a no haberlo terminado, la idea es buena y el tema de fondo me parecio super acertado y profundo. 100% recomendable

  6. A mí, al contrario, me gustó. No me emocionó, no me encantó y no es uno de esos libros que volveré a leer muchas veces, pero me gustó. Está muy bien escrita, cosa que no debería sorprender, ya queda claro que JK Rowling es buenísima escritora. Creo que el problema radica en que estamos comparando los personajes con los de Harry Potter, aquellos que queríamos con locura, y en este tipo de novela, y especialmente, con tantos personajes, a veces se hace complicado encariñarse así con un personaje. Supongo que la idea era otra. Le falta algo de magia quizás, sí, pero no me parece mala del todo.
    Me quedo con que…me gusta como escribe.

Dejar una respuesta