Entrevista a Feist en vísperas de su primer concierto en Chile

57


vía Transistor

¿Por qué estuviste tanto tiempo fuera de las pistas y qué hiciste durante ese periodo?
Después de 7 años en giras, estaba totalmente agotada. Las cosas tampoco se iban aquietando así que dibujé una línea muy gruesa en el calendario, di un plazo de 8 meses y luego de eso, pararía por completo. Cuando cumplí el plazo, “colapsé” con mi maleta a mi lado.

Después de un año, no me acostumbraba a estar en casa- como cuando uno vuelve de vacaciones y necesitas un par de días para aclimatarte- así que me tomé otro año. Viajé y estuve un tiempo en Francia, visité México y Egipto, vi a mi familia y amigos, planté vegetales en el jardín, viví una vida normal.

¿Fue una reacción a tu éxito? ¿Cómo fue volver a escribir?
No realmente. Mi vida cambió más cuando firmé por primera vez con un sello y lanzé Let It Die, me empecé a acostumbrar a vivir en giras cuando The Reminder se hizo conocido. Lo más importante fue esperar por el silencio a mi alrededor después del último álbum. Eventualmente empecé a escribir nuevamente, de manera muy tranquila, sin nadie esperando, mirando o escuchando. Así suelo grabar, sin nadie oyendo, por lo que se sintió bien.

Metals – La grabación
Me hice un lugar para mí en un pequeño galpón detrás de mi casa y escribí un montón de canciones y el último verano (2010) volví al estudio en París donde grabé The Reminder para pulir las ideas.
Elegimos grabar en un granero en Big Sur, a 45 minutos en auto desde el camino principal y rodeados de naturaleza. No era para escuchar la locación en el álbum, sino para oír este granero y los estados de mente de las personas que participaron en el disco.

Habíamos preparado la grabación en Toronto para poder tocarla en vivo como un concierto, sin sonidos superpuestos. Lo único que faltaba eran las cuerdas y las trompetas, entonces por Internet a unas chicas de San Francisco que improvisaban cantando y tocando, lo que resultó en una pieza de 8 partes que calzaba perfecto.

Metals – El nombre
Un metal puede significar una material sin refinar o lo que resulta después de un largo proceso. Siempre puede ser derretido y transformado en otra cosa. El punto principal es que existe una versión sin pulir enterrada en la tierra y hay todo un proceso industrial para extraerlo de la roca. Después lo derrites y todo reacciona a diferentes temperaturas, tiene diferentes propiedades y se crea algo nuevo.

Después de ese proceso, los metales pueden tener diferentes atributos. Hay culturas basadas en los metales. El Reino Unido y Europa fundieron hierro, un metal duro, para hacer armas. Los aztecas fundieron el suave oro y la plata e hicieron belleza y orientaron su civilización hacia la iconografía, golpeaban oro hasta convertirlo en hojas de papel para cubrir sus templos y hacer que el sol fuera más deslumbrante. Las mentes de las personas fueron encontrando distintas maneras de enriquecer sus vidas mediante los metales que encontraron.

Entonces hubo muchos pensamientos que se relacionaron con la atmósfera del álbum. Metals es una palabra que podía darle a cada canción su propia arma o herramienta para expandir su propia identidad, para hacerla suave, mercurial o más maleable.

¿Qué opinas del éxito comercial?
Viene en varias formas y grados. Es agradable ser considerado comercialmente exitoso, pero para mí es también algo muy incidental. Me siento afortunada por cómo la gente ha respondido, pero no lo esperaba con The Reminder y no espero que se repita tampoco.

¿El éxito comercial es importante para ti? 
Lo más importante es hacer álbumes de los que esté orgullosa. Todo lo demás es algo que pasa a un lejano segundo plano. He sido afortunada en cuanto a ser exitosa, pero no hay que intentarlo demasiado o pensar mucho en ello.

¿Qué impacto tuvo en tu carrera la canción “1, 2, 3, 4”?
Las libertades que vinieron gracias al éxito de esa canción fueron geniales, pero 1234 vino de un álbum que tenía sentido en el contexto. Fuera de él, la canción creció más que el mismo álbum y desplazó las perspectivas de lo que era importante en The Reminder como un todo. Estoy muy agradecida por lo que pasó, pero al mismo tiempo puede eclipsar el resto del trabajo que hice y del cual estoy bien orgullosa.

Acerca de Sesame Street
Querían que apareciera cantando “1,2,3,4” con otra letra, como una canción para aprender a contar. Al principio pensé “¿En serio?”. Fui a You Tube, vi otros videos y son increíbles: REM cantando “Shiny Happy People” como “Happy Furry Monsters”, James Blunt hizo “You’re beautiful” como “A Triangle: Three points, it’s true!” y Norah Jones cantando sobre por qué la letra Y no llegó y ahora está triste porque eran amigas. Entonces acepté estar en Sesame Street, bailando con todos estos monstruos, Elmo y sus amigos, muchas gallinas, pinguinos y un número 4 bailando también. Fue pura alegría, simple, ridículamente entretenida alegría. No hay ironía, Sesame Street es sólo un lugar muy genial y loco donde estar.

Feist se presentará el próximo 20 de octubre en el Teatro Caupolicán   
Entradas a la venta por sistema Puntoticket y sin recargo en tienda Sold Out (Portal Lyon) 

6 COMENTARIOS

Dejar una respuesta