Darte cuenta de que eres buena en tu trabajo

213


por Midori

Uno de los temores que creo han marcado mi vida desde que era chica es el susto a que me olviden. Por eso, hasta en las situaciones más intrascendentes, siempre he intentado hacerme necesaria de alguna forma consciente o inconsciente.

Eso ha tenido muchas consecuencias -casi todas favorables- y una de las que más noto es cuando finalmente, a veces después de años de silenciosa labor, me doy cuenta de que quienes me rodean en la pega valoran mi trabajo.

Hay muchos momentos del día en los que siento que no avanzo, que no hago nada, que habría gente en el mundo mucho más eficiente que yo ocupando mi lugar, pero hay ciertos momentos reveladores en los que yo misma me doy cuenta de por qué estoy ahí y de que merezco el reconocimiento.

Lo más obvio es cuando me han ascendido, pero lo que más me gusta es cuando puedo demostrar en un segundo el conocimiento acumulado en el tiempo que llevo en un trabajo en particular (por ejemplo, los datos que sé sobre el funcionamiento de la empresa), los conocimientos acumulados en la vida y cuando veo que soy más aperrada de lo que yo misma me doy crédito a veces.

Los momentos en los que me he dado cuenta de que soy buena en mi trabajo coinciden con esos que me hacen sentir que soy imprescindible; que claro que quizás me pueden reemplazar, pero que pese a mi bajo perfil no me van a olvidar.

15 COMENTARIOS

  1. yo vengo un poco de vuelta, ha habido mucha rotación de gente en mi equipo y soy casi la única que va quedando de los originales, así es que hubo un momento en que directa o indirectamente tuve que asumir tareas de la gente que se fue, y aunque eso ha hecho que me valoren mucho en el equipo y me ha hecho crecer profesionalmente, me ha costado delegar a quienes se supone que reemplazan a esas personas y hay cachos con los que me he ido quedando porque nadie más los ha asumido, y ya estoy media cansada de eso. Aperrar con todo lo que te piden es bueno, porque hace que tus jefes te valoren y te consideren luego para desafíos más grandes, pero a veces hay que saber decir que no y dejar de ser imprescindible, pues empiezas a ser la persona a la que le chutean los cachos.

  2. En mis cortos años de trabajo aprendí dos cosas :

    Nadie es imprescindible
    Cuando te vas de tu pega se pueden acordar de tu buena onda, pero bien poco de tu trabajo, porque siempre puede llegar alguien que lo haga mejor.

    Por lo mismo, no le doy mi vida a la empresa y no me saco la cresta por ellos. He sido testigo de cómo despiden a gente sin asco después de aaaaños de entrega, así que el día que me queme las pestañas será por mi propio emprendimiento. Ahora, sólo cumplo con las tareas pero jamás me hago la trabajadora del mes.

    • entiendo lo que dices pero no lo comparto, puedes hacer un trabajo muy mediocre y como dices de cualquier manera a nadie le va a importar (o puede que no a mucha gente), pero ¿y a ti? mi comentario no es en mala onda, simplemente me hace pensar que a veces vamos por la vida haciendo las cosas por hacerlas y cumplir y eso puede resultar muy desgastante.

      • Entiendo tu punto, de hecho también pensé que era un poco mediocre lo que decía, pero sé que se entiende el mensaje. Yo hago lo que me piden y de forma intachable, pero no voy a tomar la iniciativa de hacer más cosas o superarme si no recibo nada a cambio, a veces ni si quiera palabras de buena onda.
        Eso lo digo por la pega en la que estoy, donde cada vez la gente tiene más carga de pega y horario, sin ganar ni un peso más. Estoy hablando de una empresa nacional, que no está ni ahí con sus trabajadores… si la empresa fuera otra, yo pensaía tal vez diferente.

        • Me pasa exactamente lo mismo que a ti!! me robaste las palabras. Si yo viera alguna oportunidad de crecimiento me la jugaría, pero he visto pasar mucha gente buena, a quienes igual le dan la PLR, y muchos de ellos que por brillar una vez, el jefe se asustó y lo echó.
          En fin, vengo a trabajar porque es lo que me da de comer, y para la gente que dice que esto es mediocre, la respuesta es simple, ya brillé en un trabajo, lo hice increíble, siempre la mejor evaluada y bla bla, bastó con una embarazada y una crisis y me echaron a mí, porque era más barato, y para quienes piensan: Por qué no te cambias? he tratado, muchas veces, pero no me voy a ir a ganar menos plata, ya pagué el noviciado.
          Te apoyo Smooth

  3. por un tiempo mi vida giraba un poco en torno a mi trabajo y si tenia que definirme quien era, me definia a mi misma de acuerdo a quien era en el trabajo y mis logros profesionales … todo eso cambio en los ultimos días después de una muy bonita experiencia y vi la luz!! hahaha y ahora veo la pega como algo que me permite tener lucas para poder vivir pero que perfectamente podría dedicarme a cualquier cosa …

    quizás no tiene que ver con el post pero fue desahogo xxx

  4. Creo que es lo mejor, estar conciente de que eres buena en tu pega, porque te estas esforzando y se noto. No se si se trata de volverse imprescindible pero si de que valoren tu forma de hacer las cosas y un poco de reconocimiento no es malo tampoco 😉

  5. Yo me sentía como tu, pero de a poco el clima se fue haciendo insostenible… yo cambié, me empezaron a importar otras cosas. Mi jefa era como Miranda de The Devil Wears Prada… al final renuncié porque no la soportaba… Ahora estoy feliz, siento que no se nada de mi nueva pega… pero en la otra estoy segura que nunca me olvidarán… (desde que me fui, condoro tras condoro, y aunque me de cosita reconocerlo, me reconforta)

  6. Ayer hablaba acerca de este tema. El trabajo, el reconocimiento y la Complacencia o “autoflagelación” con respecto a nuestras labores. Creo más allá del trabajo en cuanto a tal, es una actitud de vida, es decir tratar de hacer lo mejor posible, en el trabajo que sea, en la vida o en una relación, y dar el 100%. Alguén rebatiéndome mi porcentaje de entrega me rebatió y me dijo algo que quedó resonando en segundo plano, como una molesta mosca….. Da siempre un 80% hasta un 90% jamás des el 100% los demás jamás te moverán de tu puesto ya que desempeñas en “eso” brillantemente…

    • Yo creo que es una actitud de vida. Dar el 100% de uno en lo que sea que hagas, tambien en la pega, pero no por ser la mejor, sino por dar lo mejor de uno misma. Pero siempre cuidando no entregar demasiado, porque es verdad, uno para las empresas es un numero, y por muy bueno que seas eres reemplazable, asi que tu pega no puede consumir tu vida.
      Saludos zancaditas!

  7. me carga que la gente se ande auto marquetando, hablando de lo valorados que son, de que les subieron el sueldo, que les ofrecieron nose que jefatura, que nadie las olvidará en sus antiguas pegas jajajaj vayan a contarle eso a sus papis, para que se sientan super orgullosos, pero no a sus amigos, ni menos a zancada.

  8. Q penoso! Es bueno sentir y darse cuenta que haces bien el trabajo, pero no pudes dejar que eso defina quien eres ni mucho menos pensar “que jamas te olvidaran”, si uno se va, otro entra, es asi en todos lados. Por eso yo no busco reconocimiento en mi trabajo, si me lo dan bienvenido sea pero no ando por la vida contando esas cosas.. Hay temas mas importantes para compartir.
    Saludos Zancadas!

  9. Yo siempre he pensado que trabajas en algo que te guste o te realice como persona o trabajar para pagar lo que te gusta. Yo trato de hacer lo mejor posible mi trabajo porque lo considero mi responsabilidad y para ello me pagan, pero tampoco me voy a quemar porque las personas pasan solamente en las empresas. Ahora si fuera médico claro que me gustaría dar el 100% o profesor. Depende del trabajo que se desempeñe y como uno se plantee el tema laboral, en mi humilde opinión yo soy más que una trabajadora, eso no me define como persona, saludos que tengan un buen fin de semana.

Dejar una respuesta