Volver a armar rompecabezas

2108


por Fran T

Hace poco fui a Iquique y en una de esas tiendas donde venden loza y cachureos usados encontré un puzzle. Lo compré tomando en cuenta el riesgo que sería armarlo para saber que le faltaban piezas, pero por 300 pesos no pensaba ponerme regodeona. Además el rompecabezas era de puros dulces y pensé que si lo armaba podía enmarcarlo y colgarlo en mi taller.

Este fin de semana de frío y estufa junté a dos amigas y lo armamos. Es una maravilla, le faltaron sólo dos piezas pero que no se notan. Mientras lo hacíamos entre las tres, recordé los bacán que es hacer puzzles.

Recordé mis vacaciones en la casa de playa armando esos eternos paisajes donde al parecer todas las piezas son iguales y terminar parece infinito. Había olvidado lo entretenido que era estar armándolo, sin pescar la tele, celular y computador, nuestros 5 sentidos metidos en este juego.

Después de esos recuerdos me puse obsesiva y empecé a investigar donde comprar más puzzles antiguos (y baratos) por Santiago. No encontré muchos lugares; recorrí las picadas de Bandera, pero nada, sólo encontré tiendas clásicas donde venden los de paisajes que igual están buenos, pero que no son como los antiguos.

Después metiéndome al computador encontré en Ebay un montón de ofertas de puzzles más antiguos y clásicos. Por supuesto que me compré uno que llegará en un par de semanas más con todas sus piezas completas.

Si alguien sabe de algún otro datillo, soy todo oídos.

19 COMENTARIOS

  1. Yo amo hacer puzzles, lo heredé de mi mamá. Ahora que ya no vivo con ella, no he hecho, pero ella hasta inventó una tabla especial para hacer puzzles de hasta 1500 piezas. Nuestros favoritos siempre fueron los de 1000.

    Como a ella le gustan, siempre le regalo puzzles, ojalá bien difíciles. Voy a los supermercados grandes (Jumbo, Lider) porque ahí hay más variedad o a la tienda esa de juguetes en el Apumanque. La lata es que las marcas antiguas ya no existen y los puzzles nuevos son horribles, no porque los dibujos sean feos, sino que porque todas las piezas son iguales entonces caben en todas partes. Fome. Recuerdo los puzzles marca GUAU, que eran increíblemente difíciles, con piezas únicas y extrañas. Esos eran los mejores.

  2. Me regalaron un puzzle hace dos años, y lo armamos con mi novio en una tarde muy similar a la que describes. La sensación de calma fue tan grata y nostálgica que nos cuestionamos el tener olvidado ese pasatiempo.
    Cuando era mas chica recuerdo las tardes de domingo en familia, jugando Backgammon, cartas o armando puzzles. En ese tiempo no eran fomingos como ahora.

    Saludos

  3. Ayy a mi me gustan, un verano nos dio por armar hartos pero ninguno tan lindo como para enmarcarlo, una vez vi uno de pinturas famosas onda la mona lisa, era como de 5mil piezas pero como yo era estudiante no tenia dinero para pagar las como 20 lucas que costaba, siempre lo he querido, quiza me anime y lo busque :3
    Me encanntaaa!! 😀

  4. es genial armar puzzles, un pasatiempo muy familiar en lo personal, cuando chica tenia de monitos y luego pasamos a los paisajes. El otro dia en una libreria que hay en el costanera center, (1° piso creo) habian unos de mil piezas parece, con imagenes muy buenas, habia uno con la escalera imposible de escher y esa estilo, costaban cerca de 10 lucas, igual caro :/ asi que a esperar no mas! saludos!

  5. A fines del año pasado me dio por querer armar un puzzle, tanto lo comenté que para navidad me llegaron dos de regalo y aunque comence a armar uno terminé guardandolo porque acá en Stgo no tenía el espacio suficiente. Perso estoy decidida a retomar la misión esta semana que estoy de vacaciones y viajo a mi casa. Será la mejor forma de ocupar el tiempo 🙂

  6. cuando era pequeña me regalaron un puzzle de 101 dalmatas con forma de corazón, ese fue el primero. Despues vieron mis papas que a mi me gustaban asi que mi mama cuando estaba enferma me compraba uno para que lo armara, una vez llego con uno en forma de circulo, lo encontre espectacular.

    Recuerdo que una vez mi papa llego con uno de 300 piezas, era un prado lleno de tulipanes, de ahi mi gusto por esta flor y las ganas de conocer holanda con sus plantaciones de tulipanes

  7. He armado puzzles desde los 2 años y hasta el día de hoy es una de mis actividades más queridas. Tristemente no tengo una superficie donde armar mis puzzles en este momento, pero una vez que la tenga comenzaré a armar varios que tengo guardados.
    Me encanta armar rompecabezas por la calma y paz que siento. Si los armo con alguien el silencio es inquebrantable y lo considero algo muy íntimo que se puede hacer en pareja, para fomentar el trabajo en equipo, comunicación no verbal y respeto del espacio al otro (yo armo mi parte, tu armas tu parte y si necesitas ayuda me pides).
    Los mejores puzzles hoy en día se encuentran en Mirax, que queda en el patio de comidas del Apumanque. Hay puzzles que van desde las 50 piezas hasta 24000, loco no? Aquí también pueden encontrar otros tipos de juguetes con características de puzzle para las que no son de sentarse y armar. Los supermercados grandes tienen varias opciones hasta 1000, 1500 piezas.
    Algo que considero lindo es la nueva moda de regalar rompecabezas pequeños con fotos personales, le agrega un toque especial a lo que sería una simple fotografía y la hace más dinámica y entretenida.

  8. Hola, yo estoy armando el puzzle de mi vida. Me cansé de las crisis de pánico, y los desamores, ahora estoy encaminada hacia ayudarme a mí misma.

    Saludos!_

  9. a mi novia le encanta armar puzzles y el último lo compró en el jumbo. en su familia tenían la costumbre de reunirse en torno al armado, e incluso después los enmarcaban.

  10. En la juguetería Cuncuna venden muchos puzzles, bellos y de buena calidad, aunque baratos no son (10 Lucas uno de mil piezas). La mejor marca a mi gusto son los Ravensburger y en esta tiendan tiene mucha variedad.

  11. Desde chica me gustó mucho armarlos! claro que fue mi viejo quien me lo inculcó al igual que la lectura, lejos lo mejor cuando me regalaron uno de 500 piezas que era como un unicornio alado con una mujer que estaba como sobre el planeta era lo máximo! después me lo sabía de memoria y lo armaba al revés 🙂 Tengo 2 más el mas grande de 1500, ojalá todos les regalaran a sus hijos juguetes de este tipo (no todo son los videojuegos), yo lo hago con mi sobrina y le gusta!

  12. Soy fanática de los puzzles, tan fanática que una vez armé uno de 4.500 piezas.

    Les recomiendo que vayan a la tienda de juguetes “Genial” es un poco cara, pero los rompecabezas son hermosos, con gran dificultad y muy buenas ilustraciones. Además encuentran de varios estilos y tamaños.

  13. a mi me encantaban cuando era chica y ahora que empecé a armar puzzles con mi hija, recordé lo desconectada que te sentías. Además, dato mamá; ella tiene 2 años y logra asociar colores, formas e ilustraciones de manera fácil con los puzzles. Ha resultado un buen ejercicio para ella.

  14. En el Apumanque en la tienda de juguetes que esta en el patio de comidas, hay una alfombra donde el puzzle de 1000 piezas entra perfecto…y en un Ansaldo que queda en Américo Vespucio Sur 685 a veces hay ofertas de puzzles muy baratos, ademas tienen imagenes bonitas y algunas con de esa cosa luminosa que hace que brillen en la oscuridad =)

  15. Los puzzles son lo mejor. Desde que estaba e kinder que los adoraba, los terminaba antes que todos y llegó un momento en que los conocí de memoria entonces ponía en aprietos a las tías. Recuerdo el clásico puzzle con cajitas de fósforos y una trozo de imagen pegada en casa una.
    Hoy me siguen gustando, tiene un encanto que te permite estar horas concentrada y entretenida.
    La Navidad pasada recibí de regalo uno de una pintura de Gustav Klimt y hasta mi marido enganchó. Despues de ese buscando encontramos miles en Amazon, encargamos 2 e incluso el mat enrolla le para guardarlo , armarlo y llevarlo a donde quieras. Funciona inclríble.

Dejar una respuesta