Invitada: Erin Comstock

47


por Daniela Paz, foto: Paty Leiva

Erin Comstock es la invitada especial del Roxy Snow Jam 2012, una referente del snowboard mundial, que nos cuenta sobre como empezó su carrera, anécdotas y algunos consejos para las chicas que quieran practicar este deporte.

Las primeras veces
A los 10 años mis padres me llevaron por primera vez a la nieve en Nevada (EEUU). Me encantó desde el primer momento, estuve dos años practicando esquiando, pero ya en un tiempo me aburrí. Cuando tenía 12 años ya estaba aburrida de sólo esquiar, todos los chicos lindos de mi colegio practicaban snowboard y por eso empecé. Quería hacer lo que ellos estaban haciendo, así que todo partió de una forma muy adolescente.

El primer año lo pasé en el suelo, pero me encantaba el deporte que me parece libre, artístico y el más divertido. Al comienzo culpaba a mi mal equipo de mi pésimo desempeño, pero recuerdo haber visto a una chica igual que yo que lo hacía increíble. Creo que eso fue una motivación.

El miedo y los desafíos
Con los años he aprendido a manejar el miedo y a escuchar los instintos de mi cuerpo. Sé que hay una diferencia entre el miedo y sentir que el corazón sale de tu boca. Cuando siento esto último es porque estoy nerviosa, pero puedo hacerlo. Hay veces que mi cuerpo me transmite una sensación extraña, ahí hay veces que decido simplemente no saltar.
Tuve un gran accidente este invierno y tuve que volver a hacer mis trucos, volver siempre toma tiempo.

Por ejemplo cuando estoy en un país diferente, como me pasó en los XGAMES, cuando estás en un acantilado y no sabes si abajo hay rocas, le temes a lo desconocido. Es un desafío cada vez.

Finalmente lo que hay que hacer es liberar tu cuerpo. Recuerdo una competencia, que justo mi novio había terminado conmigo, estaba devastada y tenía un campeonato. En ese momento me entregué a todo y gané. Simplemente llevé mi cuerpo al extremo y me liberé de esa manera.

Consejos a las nuevas atletas
El mundo del snowboard es pequeño, yo los llamo mi familia. En general aunque uno esté en una competencia, sabes que la chica que es tu rival, también es tu amiga y no quieres que le pase nada malo.

Por eso, a quienes comiencen este deporte les aconsejo tener una mente positiva y que tengan una buena relación con todos. Las gimnastas en los JJOO de Estados Unidos son un buen ejemplo. Se notaba que individualmente y como grupo formaban un buen equipo. Así también deben ser las chicas, estudiar, entrenar, alimentarse bien y no dejarse llevar por el ambiente fiestero que se vive. Es bacán que todos seamos amigos, pero también hay muchas responsabilidades.

Dejar una respuesta