Resumen Candy, capítulo 17: Candy tómate un Red Bull

1557


por José Miguel Villouta*

¿Cómo están mis estimadas bitches?

Déjenme partir preguntándoles: ¿Qué les parece esa polémica de mi trato hacia ustedes en forma de Bitches?

Mis Bitches McBitches.

Hay gente que no entiende. Como Candy.

Pero Bueh. Vamos de una con la sección mega shorts-shorts de esta columna llamada “¿Soltero otra vez aweonado?”

Resulta que leí esa entrevista donde Salfate cuenta que se curó ordenando y botando 5 MIL PUTAS PELÍCULAS. Eso me hizo partir corriendo a borrar todo mi iTunes. Dije: “De ahora en adelante, el silencio”.

Llevo cuatro días en silencio y me he dado cuenta que tengo que poner mi vida en orden, como en ese programa de Home & Health, Cada Cosa en Su Lugar.

Además que el invierno es una mierda: acabo de cambiar la ropa del clóset ya que ahora hay que andar ABRIGADO. Los cambios de temperatura se sienten y hay que ponerse bufanda, calzoncillos largos, camiseta, chaleco delgado, chaleco grueso, polar, gorro y TODOS ESOS SON PUTOS MINUTOS EXTRAS y ya me levanto a las 3 y media de la mañana a leer un noticiero en un estudio donde hay cero grados. ¿Qué? ¿Me tengo que levantar a la una para comenzar a abrigarme?

Esa es la vibra por estos días.

Y así termina este capítulo de ¿Soltero Otra Vez Aweonado, CONOCE A UN WEÓN, Sacoewea?

OK, tenemos que entrar a la dimensión Candy, por lo que antes mis Bitcheras Pollodrilas tendré que ir a fumarme un cigarro, el que me he prometido que es el último.

Quiero ser como esos tipos cool que no se tiran toxinas en el cuerpo. Como Benjamín Vicuña. Una vez, cuando lo entrevisté en El Interuptor, le pregunté si quería un café y me dijo que no consumía cafeína. Y YO QUIERO SER ASÍ DE RELAJADO Y NO PUEDO DEJAR LA PUTA CAFEÍNA.

Ok. Vamos con Candy mis Bitches and Faggots.

La sola idea de tener que ver la presentación de Candy me da náuseas.

Odio a Candy con su onda sumisa trepadora social y verla ahí -en la presentación- con un montaje donde se hace la simpática sacando la lengua. ¿Qué es esa puta weá de sacar la lengua? Es como ¿Tengo la boca caliente y necesito refrescarla sacando la lengua? ¿Eso?

Además que tengo que ponerme audífonos para ver la weá de serie en el computador y vivir la angustia todas las semanas de saber si voy encontrar el capítulo que corresponde en Youtube. Y les digo bitches, estoy encontrando puros en widescreen.

Pero esta vez no. Por suerte.

Poner play y ver la weá siútica que parte con una tipografía horrible de barata que dice “IDDH Presenté”.

En francés.

Ratatuille.

Y con el ponceado de fondo, ese que aparece cuando los escritores quieren subrayar psicóticamente alguna emoción en la que Candy obviamente se hunde más en la mierda en vez de asumirse como una chica Cosmopolitan.

Como Miss Piggy.

Hemos hablado de esto antes.

En el nivel de mierda hundida vamos en: Candy se tiene que ir a Mexico’s que es descrito acá como si fuera el Distrito 13 de Los Juegos del Hambre.

Candy, debería aprender a cazar y a andar con una flecha como Valiente. Pero Candy es otra cosa, que rima con “valiente”.

Llegó en el capítulo pasado a apretar un rosal de tensa que andaba.

El capítulo oficialmente se llama “En El Desierto Lejano”. Otro título genérico. Podría ser: ¡Las impresionantes aventuras de Candy en el Desierto Lejano! Pero ya a nadie le… zzzzzzzz.

Candy va en una carroza con EL MEXICANO que dijo que la iba a hacer engordar. Es su esclava ahora y la carroza va por el desierto que es este.

Cero Dasani. Ninguna posibilidad de conseguir una.

Ella va sentada pensando en que quisiera “tener alas para volver con Anthony”, y es como “Candy, tómate un Red Bull (Red Bull te da alas)”.

EL MEXICANO decide parar. Candy va a sacar un tazón para tomar agua de un barril que llevan cuando el mexicano le dice que se ubique, que ella no es la patrona y que no es llegar y creer que puede sacar agua así como si fuera de ella.

Igual barsa Candy. ¿Ella se dio la paja de llenar el barril? No. Obviamente ella después toma agua, y la entiendo porque o si no es viajar todo el camino con tierra en la boca.

Pero Candy decide vengarse del MEXICANO llenándole el tazón con gérmenes de la siguiente manera:


Candy -la niña con criterio- decide usar la poca agua que llevan para el puto árido desierto haciendo esto:

Cuando el Mexicano la ve le pega, la tira al suelo y es heavy, como en esos programas de En La Mira cuando te dicen “Hoy le mostraremos una cámara oculta de un hombre pegándole a su mujer durante media hora”.

Y uno “¿Qué dan en la noche?” y el otro “En La Mira”.

Y en la mitad uno se pone a tirar y es como: anoche tiré con la música de “En La Mira” de fondo, con razón me costó tanto concentrarme para irme. Si me disculpan la imagen completa que acabo de poner en sus cabezas. Pero a mí me pasó heavy con una pareja. De tirar con esa música de el terror del 133 o de cualquier porgrama de Nostradamus. Era como una pesadilla.

Pero vaya si no me estoy desviando.

El MEXICANO además agarra la rosa, la tira al suelo y dice “Un vaso de agua por día para ti y un vaso de agua por día para mí” y es como en Año Cero, Candy va a tener que tomarse sus propios meados para hidratarse la piel.

Además que recordemos que ella se llama Candy Blanca así es que prepárate para insolarte.

Sobre todo porque Candy decide dividir su vaso de agua diario en un tercio para su “flor” y otro tercio para su “zorrino”.

Nos muestran un montaje de ellos viajando y tomando su vaso de agua diaria y es como: “Eso no hace bien al cuerpo” / “Este es un capítulo de relleno”.

Vemos a Candy mojando su zorrino y refrescando su flor.

Ven la casa de un granjero donde se dentendrán y Candy monotemática piensa “Ahora podré tomar agua” con esa voz que pone que es una mezcla entre mosca muerta y Marilyn Monroe.

Y es como “¿No acabamos de ver un montaje DONDE SALES TODO EL RATO TOMANDO AGUA DEL BARRIL?”.

En la carreta encuentran en el camino un pozo de agua y Candy como si hubiera visto por primera vez la nieve.

El pozo está OBVIAMENTE VACÍO. Lo mejor de todo es que con todo el calor y deshidratación, EL MEXICANO anda vestido así:

EL MEXICANO luego grita hacia la casa y aparece la siguiente familia:


¿Qué es esto? ¿Breaking Bad? ¿My Name is Earl?

Es el nuevo elenco de Candy ya que al parecer la familia va a irse a trabajar en la misma granja que ella. Por falta de lluvia la granja de la familia no se puede cultivar.

Candy ya va con prejuicios. Sin llegar antes a su pega nueva piensa “En el establo de los Legan no era tan difícil ganarse la vida” y por ganarse la vida se refiere a dormir al lado de las yeguas, sus fecas y correrles la paja.

¿Qué sabe ella lo que le espera? A lo mejor es una granja chora donde tienen todo el día puesto Telehit con sus rolas y sus programas provocativos o es como irse a Nueva Zelandia de temporero, que ene gente que conozco lo hace y es súper choro. Candy es además de masoquista, súper pesimista.

En la carroza Candy literalmente le dice a La Familia Miserable “¿Y ustedes por qué no pensaron en otro lugar a donde ir?” y es como Bitch Please. Recíbelos bien.

El viaje es heavy ya que en él Candy se da cuenta de una weá: EL CAPITALISMO.

Mientras, el ritmo de este capítulo se podría traducir en esto.

En el desierto -hincapié en que es desierto, en que no hay nada, por lo que la situación costaría que empeorara- ocurre esto:

Se pone a llover, que es lo más desagradeble que hay cuando uno tiene que estar afuera. Pero como es en la frontera con México puede que sea lluvia tropical, con calor, como en mis vacaciones en Universal’s Island of Adnventure donde llovió y todos se sacaban la polera y era como “God Save The Queen” (era en la isla de Harry Potter).

En el universo Candy todos están felices con la lluvia menos la que va a tener que lavar la ropa, secarla y plancharla, es decir: la mamá de La Familia miserable que está con esta cara:

Ahora, si la señora usara Suavitel, podría salir a andar en bicicleta con su familia.

La Familia Miserable se da cuenta de que si hubiera llovido antes podrían haber sido probablemente millonarios con su granja de choclos, pero bueno, llovió después de que se subieron a la carreta. Mal timing, a ser esclavos.

Luego de la lluvia Candy anda toda feliz y chasconeada arriba de la carroza, sonríe y mira el paisaje. En eso se cruza con esto.

Si se fijan bien, es la filmación de Brokeback Mountain.

Son cosas que Candy experimenta por primera vez: la exposición a la filmación de un audiovisual y la exposición a la homosexualidad.

La carreta llega a un rio, donde Candy nuevamente grita “¡Agua!”, ya que a estas alturas la han convencido de que el líquido es el equivalente a un counter de Mac.

En eso se encuentra con un lindo ternerito. EL MEXICANO dice que se lo pueden comer los lobos por lo que Candy decide “salvarlo” haciendo esto:

Aplicar la crueldad animal que tanto le gusta, ya que como ustedes sabrán los miserables necesitan a otros más miserables.

Tira al “lindo ternerito” ahorcándolo mientras EL MEXICANO le dice “Muy bien”. Cuando Candy -que necesita encontrar marido luego- decide ir a devolverle el ternero a los vaqueros, EL MEXICANO le dice que no, que ellos se lo quedan, y es como Candy, probablemente ahora tendrás que correrle la paja al ternero.

Una cosa por otra bitch.

Candy le dice AL MEXICANO que “para un niño” (el ternero) “es mejor estar con su madre”. Candy se va de aforre y en eso llegan los Brokeback Mountain.

Como podemos ver la homosexualidad ya ha sido contagiada hacia otro individuo. Ahora son un trío.

Los Vaqueros le preguntan AL MEXICANO si el ternero es de él y Candy: “no, es de ustedes” y es como “Aweoná, es carne para que comas en el camino si te pasa algo”.

Candy les pasa el ternero y los vaqueros se dan la media vuelta y se van con su ternero pescándola menos que un peo, como todos en la vida de Candy.

Luego OTRO EPISODIO DE VIOLENCIA FÍSICA contra Candy por parte de El MEXICANO. El padre de La Familia Miserable y con Mala Suerte le dice a Candy que vayan mejor a buscar leña y como Candy lo único que quiere es casarse, lo mira con esta cara.

En la noche todos arman una fogata onda Jason Mraz y los hijos de la Familia Miserable están comiendo algo muy raro.

El pendejo dice “a mí también me gusta, déjame probar un poquito” mientras Candy lee:

Está leyendo “Él No Está Tan Loco Por Ti”, que al igual que a todas las minas que se lo leyeron no le servirá de nada, no porque la información sea incorrecta, sino porque las minas simplemente no aprenden.

Las minas, no las bitches.

Después se arma un llanterío porque el pendejo que sigue en onda “quiero probarlo un poquito” les quita esos alimentos sospechosos a las niñas y se pone a chuparlo mal.

Es como, “Tranquila Samantha”.

La mamá de Los Niños Miserables trata de calmar la pelea y Candy recuerda cuando le preguntaba a la Señorita Ponyo dónde estaba su mamá y Sor Paula le responde “Tu Mamá somos la señorita Ponyo y yo Candy” ¡quedando de manera explícita que Candy nació en una familia homoparental!

La señorita Ponyo le dice “naciste en esa canasta” y es como “¿Qué soy? ¿Un Garbage Pail Kid que nací en una canasta?”.

Cuando la guagua de La Familia Miserable se pone a llorar (debido a que no hay alimento, debido a que Candy devolvió el ternero) EL MEXICANO le va a pegar a la guagua y Candy se interpone en su camino. Le dice que ella intentará hacerlo callar. Si Candy no puede hacer callar a la guagua, el Mexicano dice que le pegará a ella.

Con esa amenaza en la cabeza de las niñas menores de edad que son las televidentes, nuestra heroína se sube a un puto caballo y se va. No escapa, que es lo que uno haría si es que se está en esa situación. Candy llega a la fogata de los vaqueros ya que cualquier oportunidad sirve para encontrar marido.

Candy le pide a los vaqueros que le llenen la “cantimplora con leche”.
Lo dice en ese tono MMMM (Marylin Monroe Mosca Muerta) así es que todo es medio horny.

Los vaqueros con esta cara:

Con alimento a cuestas, Candy en vez de escapar vuelve a su fogata donde le da la leche a la guagua que finalmente y por gracia de Dios, se calla.

Es otro día y luego de seguir “carreteando” la familia le pide AL MEXICANO que se detenga que ya que la guagua/te encargo el cachito tiene mucha fiebre por lo que hay que ver a un médico.

Hay un pueblo a un día de distancia y otro que acaban de pasar. La guagua está mal.

Se ha insolado con el pasamontañas puesto.

EL MEXICANO ni siquiera quiere detenerse para que le den el medicamento a la guagua. Da lo mismo, la guagua devuelve el remedio, así es que todo mal. Algo pasa en ese momento (para las que ven el capítulo, algo raro se pone a hacer EL MEXICANO que muestran, pareciera que va a “echar la corta” al lado de las yeguas ya que no se le ve la mano y no quiero pensar otra cosa) que Candy se sube a la carreta, roba la carroza y parte al pueblo más cercano. Candy tiene que llegar luego ya que LA GUAGUA EMPEORA CADA VEZ MÁS. Cuando llega al pueblo grita desde la carreta “¡Un Médico!, ¡Un Médico!” y es como: “Están todas las horas pedidas”.

Y no estoy hablando del AUGE, estoy hablando de la Clínica Alemana que es donde una siempre se encuentra con un rugbista mino que se ha lesionado.

Finalmente encuentran a un médico en el que se gastan toda la plata y el que les dice que si viajan a México, la guagua se muere. La familia entonces se tendrá que separar ya que la madre deberá quedarse en el pueblo. Candy se lanza con su plataforma política estilo Pato Frez y dice “La familia siempre debe estar unida”.

Es un llanterío, ya que los otros niños no quieren separarse de su mamá. Candy está llorando cuando un viejo -otro más- le habla y le pregunta si las rosas son de ella. Es una persona que hace años que se dedica a las flores pero que nunca había visto una tan hermosa como una Dulce Candy. Le pregunta si quiere vendérsela y ella dice que NI CA GAN DO.

Pero luego de pensar, ella decide hacerlo para ayudar a la familia y parece que vende su flor a un precio bien caro ya que eso sirve para que TODA LA FAMILIA compre boletos de tren y NO TENGAN QUE IR A TRABAJAR a México. Candy en vez de escapar usará todo lo que le sobre de su nueva fortuna en pagar la deuda de LA FAMILIA con EL MEXICANO.

Es como “Si hubiera sabido antes, me traigo unas tres macetas más”.

Y así es como WTF termina el capítulo con esta que es la imagen que es la que resume toda la serie.

¡Es Candy copiándole los colores mostaza y rojo a Rasta Girl!

Luego Candy tomará la sabia decisión de volver donde EL MEXICANO que no sólo le quiere pegar, sino que quiere hacerla engordar. Candy nos deja en claro que vuelve porque ella cree que EL MEXICANO es pobre.

WTF WTF WTF

Y así mis bitches.

Que haga lo que quiera.

Yo tengo que irme a ordenar mi depto.

Las quiero.

Nos vemos pronto y sin polémicas.

*zancudo invitado

15 COMENTARIOS

  1. hey que buena sorpresa para esta mañana, empezamos con ánimo. Lo que es yo, fiel seguidora de Candy cuando chica en jamper tomando once con pan con palta… insólito! ahora entiendo muchas cosas. Creo que me salté el 17

  2. Joseeeeeeee, pobresito d ti q tienes q ver el capitulo entero d esta tonta Candy, eres un sol por hacer estos resumenes!!Te amoooooooooooooo!!!!

  3. Ayer intenté comentar, pero nunca cargó la página… Así que créeme que no es que tu popularidad haya bajado… no no no! Es que las zancadas están subiendo de web weight…

    Ayer puse: Orgullosa de ser una bitch… Ai lo yu! Me reí sola un buen rato (sobretodo en la parte de la leche jajaja)

    Te veo toas las mañanas en Hora 07 y en Intrusos, i am fans to you!!

    Kisses!

  4. Wueno, weno el post de Candy. Los vengo descubriendo hace muy pocos capitulos (vendria siendo como una bitch cachorra en zancada jajajajaj). Increible ir descubriendo todo el submundo de este personaje con otra mirada y me da mucha risa, porque fui de las cabritas que lloraba en cada capitulo.

  5. Simplemente, me encantan tus resúmenes!!!
    tus comentarios, las ironías, todo!! demasiado divertido, me río sola en la pega 😀

    Ah y los comentarios de ¿soltero otra vez aweonao? les amo! yo creo que me identifico con tu proceso, entre amargo-lúcido-ácido-divertido.

Dejar una respuesta