Cómo sobrevivir a un trabajo no perfecto

939


por Paty Leiva

Bueno, partamos de la base de que no existe el trabajo perfecto. Estoy segura de que hasta los más glamorosos empleos tienen sus pro y sus contra. En mayor o menor escala siempre hay alguna cosita no ideal en el desempeño diario por muy feliz que nos haga nuestro trabajo. Hasta los rockstars se latean (y por eso se ponen pasteles), las modelos se aburren, las azafatas extrañan a su familia, etc.

Pero hay veces, en que un detalle de la pega, va oscureciendo no solo tu desempeño sino también tu ánimo en general, llevándote para la casa el mal genio, la irritación o el malestar. Porque mal que mal, uno suele estar más horas trabajando que desocupado en la casa, así que es casi imposible que si algo no funciona bien, no nos afecte. Y como todo, la cosa se transforma en un problema cuando se empieza a expandir a las demás áreas de la vide: te pones pesada con tu pareja; te da lata llamar a tus amigas; te pones nerviosa y eso se traspasa al estómago, la cabeza, el pelo, la piel o cosas peores.

Entonces, cuando la cosa no es extrema como en casos de abuso laboral, malos tratos y cosas por el estilo, uno suele tener que aperrar nomás y seguir trabajando. No es tan fácil como decir “filo, me busco otra pega” en todos los casos es distinto. Entonces, ¿qué hacer para sobrellevarlo? Conversando con amigas hablamos de pequeñas cosas que hacen que todo funcione un poco mejor (por favor cuenten más tips de distintos tipos de trabajos!):

– Si el lugar físico no es agradable, algo que podemos hacer es “personalizar” un poquito más nuestra zona de trabajo. Sin necesidad de llevarse la mantita regalona a la pega, pero sí podemos llevar un lindo tazón, cambiar el fondo de pantalla del computador, poner accesorios y cuadernos de oficina más bonitos, pequeñas cosas que te armen tu propio hábitat.

– Si hay mucho ruido: Usar audífonos si es que el tipo de trabajo lo permite. Es mucho mejor que batallar tratando de que los demás se callen o mejoren sus gustos musicales. O al contrario, convertirte tú con el tiempo, en una tirana de la música con volumen alto. Una amiga convenció a todo el mundo de que le es imposible usar audífonos porque le duele la cabeza (o le apretan, lo que sea) y logró escuchar su música todo el día, todos los días, con volúmen. Otra cosa útil son los playlist temáticos: hacer playlists para diferentes tipos de día laboral, el playlist fiestero de los viernes (si es que hay poco trabajo), el playlist relajado (normalmente para cuando te duele la cabeza), el playlist de trabajo extremo (con las canciones que a una más le gusten de toda la vida y que ya no te desconcentran porque te las sabes de memoria), el playlist de día nublado, el playlist de calor, etc. Los días de oficina se hacen más divertidos si escuchas buena música.

– Cuando te caen mal tus compañeras de trabajo. Es fácil no tener nada en común con la gente que te tocó trabajar, por eso una amiga a la que antes le daba lata cruzar palabras con algunas de sus compañeritas, cachó que como son unas brujas peladoras y ni la pescaban, les empezó a piropear el vestuario. Onda se las pillaba en el pasillo y les decía “que lindo tu vestido!” o cosas así. Quedaron plop al principio pero después le creyeron y se hizo todo más amable, además el tema no da para mucho así que no te obliga a conversar más de 1 minuto. Lo mismo cuando el cacareo es extremo, antes le daba lata y trataba de no escuchar cuando hablaban tonteras, pero ahora hace todo lo contrario. Escucha las leseras que dicen y me río montones! como por ejemplo cuando alguna llega con anillo de compromiso y todas la odian pero le dicen “te felicito” pero de mentira, es de un nivel de genialidad superior. Me dan tantas ideas para tuitear.

– Si tu jefa es tira para abajo. Cuando eso me pasó, aunque me achacaba mucho ver cómo mis ideas eran frenadas y mi participación limitada por una jefa que no apreciaba mucho a la gente joven, traté de concentrarme más en mis relaciones con el resto del equipo, gente mucho más buena onda de la que aprendí muchísimo y con la que pude compartir momentos inolvidables en todo sentido.

– Si no soportas a una persona de otra área. Trata de llevar tus conversaciones vía mail, para que primero, no se te note el odio, y segundo, porque así no pasarás el mal rato viendole la cara de desagradable.

– Si tu trabajo queda muy lejos. Trata de leer o escuchar música en el camino. Leí 100 años de soledad en tiempo récord gracias a que mi trabajo quedaba como a 15 estaciones de metro de mi casa en ese tiempo.

– Si el día se te hace eterno. Concéntrate demasiado. No hay mejor manera de ocupar la mente que trabajando así que ni te distraigas y haz foco 100% en lo que haces, serás más eficiente, terminarás más rápido y el tiempo volará.

Por supuesto lo ideal es buscar tu verdadera inspiración y descubrir lo que te motiva, así esta pega que no te encanta, será solo un “mientras tanto”.

40 COMENTARIOS

  1. Aqui en la oficina es facil, cada cual con sus audifonos, los mas extremos usan tapones cuando necesitan extrema concentracion y hay mucha gente (gente va y gente viene)
    Afortunadamente no hay problemas de convivencia, al contrario, parece ser que los extranjeros aportan civilizacion a la oficina (los 2 the big boss son extranjeros y hay varios alemanes), se hacen desayunos, onces, celebran cumpleaños y hay horarios relativamente flexibles, si tienes que salir a hacer tramites o tomarte un dia por X motivo importante no hay problema.
    Asi deberian ser todas las pegas porque realmente trabajamos felices y en equipo, ademas que se produce harto si a uno lo tratan bien.

    • Yo creo que eso aplica a las pegas de oficina. Yo soy profe. En los días jueves tengo todos los cursos de 7mo a 4to medio el mismo día.
      Los alumnos se portan mal, a veces hay que retarlos, hacer la pega administrativa, e intentarles hacer clases, ahí no vale el usar audífonos…
      No sé cuáles son los tips… Hay días en que llego normal a mi casa.. y días en que llego full choreada, en que he preparado la mejor clase dle mundo y no la pude hacer por el desorden, porque me demoré más en ordenar la clase que en hacer la clase…
      Si hay alguna profe por ahí, sería bueno que me diera algunos tips!

        • Yo di clases, y vivía para preparar presentaciones power point por que ya no se puede solo enseñar la materia, debes atrae la atención y mejorar comportamientos que no obtienen de sus casas, y no se concentran, ahora estoy en una oficina y te digo que hay criticonas, gente pesada, pero lo prefiero mucho más…

      • Sí, como profe no hay muchas vías de escape (para empezar, es muy raro que un profe de enseñanza básica o media o part time tenga oficina, por lo que no se puede ni tener un reducto donde decorar como una quisiera)Yo soy profe y si bien me gusta enseñar y me encariño con mis alumnos, estoy pensando seriamente cambiarme de rubro antes de que la sobreexigencia de esta pega me chupe le energía y el tiempo libre.

      • Muy identificada!
        Tips que me sirven:
        1) Grupo de facebook y whatsapp con amigos profes de otros lados. Para desahogarse, compartir experiencias, ideas, reirse, en fin. A mi me sirve mucho.
        2) Buscar inspiraciones en internet. Pinterest, TEDtalks, películas, AppStore, etc.
        3) Mi visión escrita bien grande y con colores en TODOS lados. En mis cuadernos de planificación, en mi espacio de la sala de profes, en mi pieza donde trabajo, etc. Puede ser un día muy malo pero siempre hay que recordar PORQUÉ ESTAMOS AHÍ, a diferencia de otros trabajos creo que hay motivaciones mucho más poderosas!
        4) Cuaderno donde anoto las buenas experiencias que voy teniendo. Es cierto que un día malo para un profe puede ser un infierno, pero en un día bueno uno logra cosas que en otras profesiones no se logran en 10 años! Así que cada vez que siento que avanzo en la formación de mis niños, lo anoto, y en los días malos lo reviso y me enfoco en que la balanza al final siempre queda cargada a lo bueno.

        Ojalá te sirva! y si tienen más tips compartámoslos!

      • Querida, revisa esta página http://www.flowing.cl, te puede dar algunas ideas, pues intentando todo el rato tener el control, te desgastarás inútilmente .

        La psicóloga que lo lleva a cabo, tiene unos libros que te podrían ayudar.

        Un abrazo!!!

  2. Sobre eso de las playlists, hay una página que sirve mucho: http://www.stereomood.com Tiene muchas playlists diferentes según tu estado de animo. Yo la uso bastante en la pega y me ayuda a estar más concentrada.

    Otra cosa que nunca falla para mejorar el día es el cafecito de media manana/tarde con una amiga, o los mensajes de texto jugosos.

  3. Que buen tema, sólo con el título me sentí identificada. Yo trato de concentrarme (me cuesta harto) y escuchar música, igual es difícil y hay días peores

  4. Estoy muy de acuerdo con todos los consejos, yo agregaría tener una buena red de apoyo afuera para la gente que lo pasa mal en el trabajo. No es mi caso, pero sé que si lo viviera me gustaría tener amigos, hobbies y distractores para sacar la mala onda.

  5. Cuando sientes que paran todos tus proyectos, creo, que deberías pensar en buscar otra pega.

    Al final uno puede amar mucho su profesión pero si no te dejan desarrollarte, por más que quieras mejor es hacerlo en otro lado donde te valores.
    No hay para que pasarlo mal gratuitamente

    • ese es el punto, muchas veces porque NO es gratuito (necesitas las lucas y no hay otras opciones) es que uno aguanta, ahi vienen muy bien todos estos tips 😉

  6. Me sentí demasiado identificada con el post :/ gracias por los consejos, estaban todos medio en práctica, pero uno no me había dado cuenta que lo hacía hasta que los leí. Mi consejito es tener un snack rico en el cajón del escritorio (no es para volverse obsesiva comiendo), pero me encantan las galletas de avena y manzana y siempre que el hambre ataca (o el ánimo decae) una galletita me hace re-bien 🙂

  7. Mi drama con la pega, es que compartimos el espacio físico con alguien mas, y ese alguien es el tipo mas desagradable y mal educado del planeta, y mas encima se cree algo así como irresistible o no se que, por que después de gritarme por que “se altero” me saluda con su voz de galán que me revuelve el estomago….nuestra solución, cambiarnos de oficina.

  8. yo me hago olimpicamente la, perdonando la expresión ,wna. Si me preocupo por las cosas que dicen o zapean mientras escribo en zancada, por ejemplo, me dolerá mas la cabeza. Asique hago eso, wena onda con todos, o como diria mi abuela, ni tan adentro que te queme ni tan afuera que te hiele… maravilloso 😀

    Saludos!! son las responsables de pasar mas rapida mis horas de pega :B

  9. mi pega es ideal, nada de lo anterior me pasa, pero el gran problema es que la plata que me pagan apenas me alcanzaa!! igual pienso que si me cambio y encontrara otra parte donde me pagaran más, tal vez tendría que sacrificar alguna de las cómodas condiciones en las que trabajo…..dificil encontrar el equilibrio….

    • Toda la razon, a veces, por unas lucas menos, vale la pena estar en un ambiente pleno, pero si apenas te alcanza y no puedes darte tus gustos o ahorrar como quisieras, seria bueno ir evaluando con calma otras opciones, pedir datos de pegas mejor pagadas, pero con Eternos a la empresa, capaz que si te cachan te agarren mala.

  10. En mi 2do trabajo, anterior al actual, me pasó que no tuve mucha onda con una de las chicas (éramos 4) y si bien no era tan pesada conmigo, no me daba bola y como que me miraba en menos porque soy “provinciana”…

    Qué hice? opté por ver con ella solo lo laboral. Y empecé a tratar más con la gente de otras áreas, así iba a almorzar con quienes sí me sentía cómoda y santo remedio!

    Por suerte, donde estoy hoy esos dramas no los he tenido, al contrario, la gente es muy buena onda.

  11. JAJAJ justamente hoy en la mañana hablaba con una amiga, la que me contaba que un tipo la tenía chata en su pega, yo le dije, amiga, hace tu pega, y chao, no tienes porque pescar lo que dice o hace el otro, mientras tu y tus jefes estén conforme con tu trabajo, ignora los malos comentarios.

    yo por suerte estoy en un trabajo increíble, mi jefe es demasiado buena onda, mis compañeros son tipos muy ñoños, pero un amor de personas, y lo mejor de todo, es que soy la única mujer, y eso si que es una gran ventaja, mis compañeros me quieren, me cuidan y me entienden, jajajaj es como una segunda familia.

  12. lo que mas me gusta es personalizar el espacio de trabajo, desde mi “mantita” que adorna el respaldo de mi silla hasta el olor a vainilla francesa en la mañana y los lapices de colores chillones. cositas simples que alegran la vida de todos, no solo la mia.

  13. Yo feliz con una pega…como ando en busca de ella, cuando la tenga, la valoraré mucho jojojojo ( soy journalist, x si tienen un datits). Y para quienes lo pasan maoma en la peguits: sólo hay que ignorar la mala onda y ser creativa para pasarlo mejorcito. Èxito y amor para todoooosss¡¡¡¡

  14. Para mi la mejor manera de sobrevivir es trabajando, eso de ir a socializar e ir a hacer amigas no va conmigo. Si te dieron el trabajo no hay nada mejor que justificar lo que te pagan.
    Y al momento de cerrar la puerta ahi se queda el trabajo, no me gusta llegar a casa con una carga de problemas que se deben solucionar en ese lugar.
    Si ves lo positivo siempre aprenderas algo que te servira el dia de mañana.

  15. Yo soy profe y aquí en Chile el sistema educacional es como las weas.

    Sobre todo mi colegio que es un particular subvencionado y que son unos negreros con todas sus letras. Ni sindicato se pueden hacer. Nos tratan horrible y abusan de nuestra buena voluntad. Eso sin incluir la pega que REALMENTE deberíamos hacer como profes…..uff…agotador.

    Yo insisto que toda la pega del profe debería ser remunerada con millones de pesos. Na que con 450-500 lucas.

    • te apoyo, no soy profe, pero sé que esa pega es sacrificada , vital de ultramegaarchi importante, pero les pagan como el loli, ahí es cuando una dice que mierda de país!!!

  16. Yo soy medico haciendo mi especialidad y esta semana creí morir.
    No les cuento la cantidad de humillaciones, abusos, maltratos verbales y vejatorios que debemos soportar delante de pacientes, ante todo el hospital, compañeros, familiares, etc.

    Tenemos turnos de 24 horas y luego debemos seguir trabajando durante el día hasta completar nuestra “jornada laboral” que puede ser fácilmente hasta las 7-8 de la noche.
    Olvidarse de almorzar, a veces no comemos en todo el dia.
    Hacemos la pega administrativa, clínica y a veces hasta personal de nuestros mal llamados tutores o jefes.

    No se como mejorar eso en verdad..

    • Ayudándola a sentir, compañera becada. La vida del becado es así no más, a aperrar hasta que termine. Yo además estoy en una en que hay principalmente hombres, así que aparte tengo que aguantarme con que me jodan porque soy mina.

  17. mi ambiente laboral es bueno, pero la pega es la que no me gusta. tengo que llevarme la pega a la casa sí o sí para terminarla, porque trabajo con metas. Me da lata levantarme para ir, pensar en lo que tengo que hacer, hacer visitas domiciliarias, hago las cosas por inercia, y me da lata no cumplir porque mi jefe es tan buena onda que me da cosa ser penca con él. Esto creo que no tiene mucho arreglo jajaja

  18. Mi pega es demasiado bacán, tengo una jefa que confía 100% en mi, siempre que he tenido problemas no tiene atado en darme el día, mis compañeros de trabajo son muy buena onda, y mi pega entretenida. El problema es que yo vivo en viña y mi pega es en viña y mi pololo es de santiago, el problema es que el quiere que vivamos juntos, y aquí en la quinta región es casi imposible que encuentre pega entonces la única opción es irme a santiago y no sé qué hacer, porque me da lata irme a otra pega porque aquí estoy super bien 🙁 no sé qué hacer!!!!

  19. Odio mi pega… El unico “tip” que me funciona para poder levantarme a diario es pensar en que con ese sueldo me pago la U y la carrera que quiero.. Lo demas es absolutamente una lata de pegaa!!! 🙁

  20. Yo creo que siempre hay que verle el lado positivo a las cosas, eso es súper importante.
    Yo te puedo decir que mi pega es:
    – rutinaria
    – jefa cero motivada que trabaja medio día
    – mi oficina no tiene luz natural
    – el big boss es un viejo de m*****
    – en general, encuentro que la empresa es un poco mediocre

    Pero lo bueno es:
    – nunca trabajo más allá de las 18 hrs.
    – redecoramos mi oficina a mi gusto por el hecho de no recibir luz natural
    – el hecho de que sea rutinaria me permite a veces terminar antes e irme temprano
    – otras veces también tomo pequeños proyectos creativos que me sacan de la rutina
    – estoy tranquila sin mi jefa todo el día encima
    – me entrega estabilidad financiera para hacer otras cosas en mis tiempos libres

  21. Soy educadora de párvulos y trabajo en un jardín particular que se cae a pedazos y la directora sólo piensa en las ganancias que dejan los apoderados.
    No hay material ni tiempo para ambientar la sala y si o si tengo que llevarme la pega a la casa porque no puedo estar ni un segundo fuera.
    No sé de qué forma mejorarlo, el sistema educacional me tiene desencantada y las cuentas se acumulan…

Dejar una respuesta