Philip Roth, Premio Príncipe de Asturias

54


por Cristóbal Carrasco*

Philip Roth está acostumbrado a los premios. En el año 1960 le dieron el National Book Award por Goodbye, Columbus, su primer libro, una especie de aparición mesurada de todo el paisaje de su obra posterior: campus, amor, jóvenes hijos de judíos, el Estados Unidos de postguerra, etcétera.

Por eso, que ayer le hayan dado el premio Príncipe de Asturias de las Letras (el mismo que ganaron Susan Sontag, Leonard Cohen o Günter Gras) es algo normal y excepcional a la vez. Es normal porque el reconocimiento de Philip Roth es casi unánime (salvo su obra tardía), y es excepcional porque raramente recibe premios internacionales. Pero se lo merece, sobre todo porque ha sido un escritor constantemente postulado al Premio Nobel y quizás nunca lo reciba.

Pero se lo merece, aunque el merecimiento no tenga mucho que ver con los premios. Y para, digamos, entrar a su obra, si es que quieren hacerlo, las pistas son estas: hace 21 años escribió una pequeña biografía de su padre llamada Patrimonio, que reúne exquisitamente lo mejor de su narrativa y al mismo tiempo expone sus cavilaciones sobre la figura paterna. Lo mismo sucede con Goodbye, Columbus, o Indignación, quizás el mejor libro de sus últimos años.

Eso, obviamente, no es todo Philip Roth, quien se ha convertido en un escritor medio inabarcable, pero es suficiente para que le den todos los premios.

*zancudo invitado

9 COMENTARIOS

    • Liliana
      aparte de los que puse en el post, creo que La mancha humana es buena, o pastoral americana, o cuando ella era buena
      eso.

  1. yo hace tiempo que quiero leer a roth, pero tengo tantos libros en carpeta! asumo que con este premioo subirán las ventas de sus libros

  2. Sin saber quien era Philip Roth leí el post completo, y definitivamente entrara en mi biblioteca.
    Por post cómo este es que visito Zancada.

  3. Ayer cuando leí que los candidatos al premio eran Murakami y Roth me di cuenta que de Murakami he leído casi todo y de Roth nada… así que muchas gracias Cristóbal por las sugerencias que das para quienes queremos empezar a conocer su obra 😉

  4. Yo sólo he leído esta obra de Roth y es un libro conmovedor. Las historias de filiación siempre me llegan y no sé por que.

    Además si son protagonistas son judíos me llegan màs, como si hablaran de historias que pudieron no haber sido. De historias q a pesar de todo fueron y están ahí.

    Merecido premio e Indignación está entre mis pendientes.

    Btw, Patrimonio es un lindo regalo pal día del padre, yo lo hice alguna vez.

  5. Me acordé de “La vida de mi padre”, de Raymond Carver… Buena recomendación la de “Patrimonio”, a ver qué pasa con eso.

    • Vaya!! coincidimos en algo!! 😉
      Yo amo a Carver y ese ensayo es precioso “las palabras, las palabras exactas y verdaderas tienen el poder de los actos”
      Lindo Ray, aunque no he leído el Carver sin editar.

Dejar una respuesta