El bloqueo al hablar

3117


por Paty Leiva en Cocaví Horizonte*

Díganme si no es apestoso cuando se te olvida la palabra que estabas buscando, estás hablando y te falta un dato importante o el nombre de una persona porque simplemente lo olvidaste. Lo otro que a algunos les pasa es que cuando tienes una discusión y no respondes como te hubiese gustado. Lo peor viene después, cuando se te vienen a la cabeza muchas respuestas perfectas pero ya es tarde.

Hay gente muy enlocuente a la que francamente da gusto escuchar argumentar y discutir. Al final el ejercicio de discutir es sano creo yo, si se mantiene con respeto y no se traspasan los límites de la integridad de las personas.

Será que para poder argumentar mejor, hay que haber discutido harto? o simplemente hay que tener claras las ideas? Serán los nervios los que nos traicionan? O falta de memoria o vocabulario?

*Todos los viernes estamos en @cocavihorizonte con Ina Groovie y Virginia Demaría, Cocaví se transmite de lunes a viernes de 1:30 a 2:30 pm en el 103.3, Radio Horizonte

22 COMENTARIOS

  1. Mi marido una vez me enseñó un truco para no quedarme en blanco cuando se me olvida una palabra, y es cambiarle el artículo a la palabra, por ejemplo, si me quedo en “la…(blanco)”, cambiar por “el” y la palabra olvidada rápidamente aparece en la mente. Creo que muchos de esos lapsus son precisamente porque armamos la frase con el artículo equivocado y nuestro cerebro no puedo hacer el enlace. A mí me resulta la mayoría de las veces.

  2. Yo creo que en muchos casos es cosa de práctica. Por mi trabajo, estoy obligada a pensar rápido y no puedo quedarme en blanco, si tengo una traducción da lo mismo cuanto me demore en encontrar la palabra, la puedo buscar. Pero en una interpretación simultánea donde estás hablando al mismo tiempo que escuchas está prohibido quedarse en blanco, pero con práctica eso se va haciendo más fácil.

    Aunque claro, muchas veces no encuentro la palabra ideal y la cambio por otra que si bien es adecuada, no es la que me habría gustado decir y se me viene a la mente mientras estoy hablando de otra cosa, pero para la próxima la uso o la anoto porque derrepente hay términos que simplemente te olvidas en el momento. Y yo creo que por eso es un trabajo mental tan agotador, el problema no es hablar o entender, es lograr decir todo lo que el orador está diciendo y no sólo al mismo tiempo y ajustarte a la velocidad de su discurso, si no que hay que saber encontrar las palabras indicadas, es complicado pero la presión de estar así es lo que hace que me guste tanto.

    Y en la vida en general, cuando hablo de algo, me pasa mucho que respondo mejor de lo que habría esperado y me sorprendo haha, no sé si será por la misma práctica de mi trabajo o porque no es algo que me cueste. Pero odio quedarme en blanco u olvidar una palabra, no me quedo tranquila hasta encontrarla.

    • te entiendo Mila, siempre he encontrado complicado eso poder pasar a otro idioma lo que quiere decir una persona es mas dificil que solo traducir las palabras, antes pedía audifonos en las charlas y/o congresosy siempre habian cosas que no cuadraba, ahora entiendo más y no uso la traduccion. Ahora, en mi area, que es la científica, debe ser complicado traducir porque simplemente hay cosas que no se pueden traducir, y como el traductor no es cientifico no tiene como saberlo.
      saludos

      • Si, es complicado pero igual hay que prepararse antes de una charla, por ejemplo los oradores tienen que mandarte el material que van a presentar y lo tienes que estudiar.

        Yo por ejemplo, siempre llego media hora antes, así instalo mi computador, hago la prueba de sonido y voy a saludar al orador, es lo mejor porque así le pregunto si hay algún término que debería saber y además si te conocen toman conciencia que los estás interpretando y lo hacen a una velocidad decente.

        Ahora….con los chilenos es bien distinto, NUNCA te mandan las presentaciones, a veces se les ocurre colarse y hacer una presentación casi improvisada y como están con el tiempo en contra hablan a la velocidad de la luz, lo peor es que después llegan a pedirte que los acompañes a hablar con el orador gringo en los breaks, donde tanto el orador como el intérprete necesitan descansar y qué decir de los periodistas que te piden una entrevista al final de la charla, yo les digo que cobro 20 lucas cada 15 minutos y me miran con cara de “quien chucha te crees” haha, porque creen que estás ahí para hacerle la pega a ellos también y no es así.

        Aaaa, me tenía que desahogar, haha. Yo entiendo que a veces los intérpretes no entregan toda la info derrepente por falta de concentración, o porque simplemente no están tan bien preparados, pero también pasa mucho que la gente cree que tienes que saberte el tema de memoria y simplemente no se puede, por algo se exige que te envíen toda la info posible, para hacer un buen trabajo 🙂

  3. No sé si cuadrará en lo mismo, pero por ejemplo, yo soy una persona que no es tímida, de hecho tengo bastante personalidad y soy bien buena pa’ hablar jaja, pero hace unas semanas, estuve frente a un músico que me encanta y con oportunidad de hablarle y quedé muda, pero muda muda, incluso él me preguntaba mi nombre y no atinaba a nada! La vergüenza del año, la parlanchina queda en blanco en el peor momento 🙁

    • Será una enfermedad o algo así? Yo no tengo problemas de elocuencia….. Todo lo contrario, pero cuando se trata de alguien que me gusta, me quedo completamente muda. Me encantaría que fuera una enfermedad, proque sí te pones en tratamiento y ya… Pero cómo
      mierdix te pones en tratamiento para hablarle al mino que te tiene crazy?

      • Jajajaja! Si po’, era la oportunidad para decirle algo para que por último me recordara jajaja, difícilmente se va a acordar de mi si con mucha suerte le logré decir mi nombre, hasta mis viejos hablaron más con él!

    • Es increíble lo que puede provocar un estado de emoción o tensión al máximo en uno. A mí me suele pasar, que cuando discuto con alguien, las palabras me salen raras y atropelladas, sin embargo cuando me calmo de doy cuenta que no utilicé las palabras adecuadas, y mi speech quedó finalmente transformado en los gruñidos de un gnomo por mi falta de manejo del stress.

  4. Es terrible eso!! a mi me pasa que aparece una palabra na’ que ver y pierde totalmente la coherencia la frase, pero despues de eso aparece la palabra que andaba buscando….
    Lo otro es que malditamente se te olviden ideas cuando estas discutiendo, me suele ocurrir cuando discuto con mi mami.
    Saludos!

  5. Yo creo que son los nervios, pero también me pasa eso de que cuando discuto se me ocurren los argumentos perfectos 2 horas después. Y es una lata, porque siempre siento que yo hubiera ganado la conversación si hubiese dicho lo que quería decir.
    Pero creo que pasa más en las conversaciones emocionales, porque en el momento mismo, lo que uno siente gana por sobre lo que uno debería razonar…

  6. Odio cuando estoy hablando algo y olvido la palabra de lo que hablo. El otro día le hablaba a mi marido de mi hermana y su tratamiento para deficit atencional recién diagnosticado ahora a sus 28 años y no pude seguir contándola porque la puta palabra “deficit atencional” no salía. Me cagó la onda.

  7. Yo creo q con la práctica se puede mejorar pero siempre he pensado q el don de la palabra es un talento.He conocido a gente un poco hueca y estúpida (xD) que por la forma de hablar parece q lo q están diciendo es inteligente y no, fíjense q están hablando puras weás jajaja .O no se han fijado los más pavos q no hablan ná y son los más capos del curso???

    • es verdad, algunos seudointelectuales hablan como media hora, pero si los escuchan atentamente repiten la misma idea 10 veces, usan palabras rebuscadas y se acarician la barbilla ajajaj

  8. Yo no sé si tengo tanto como el don de la palabra, pero soy bien habladora, chamullenta y florero así que no es algo que me pase mucho quedarme en blanco jaja. De hecho mis amigos siempre se ríen porque salgo con palabras raras o del año del ñafle, me gusta usarlas.
    De hecho en mis exámenes de grado y título (en mi carrera eran separados) fue el blabla el que me ayudó. En la tesina me dio una muy buena nota, y en el título de frentón me salvó el pellejo, ya que mi proyecto estaba incompleto, pero no paré de hablar muy convencida de lo que estaba diciendo jaja.
    Debe ser que tengo en mayor grado inteligencia lingüística, ya que para otras cosas soy ñurdísima.

  9. Uf, me pasa más a menudo de lo que quisiera =/ Tiendo a ser ansiosa y a hablar rápido, lo cual obviamente no es una muy buena mezcla, jajaja
    A veces, incluso, cuando converso con amigos las palabras se me agolpan en la boca y empiezo a tartamudear :S Ni hablar cuando estoy peleando con alguien: Me falta la palabra precisa, no se me ocurre qué replicar, pero siempre, un día después de que todo ocurrió, se me ocurre un speech fantástico ¬¬ cuando ya pasó la vieja!!! arrrghhh!!

    Saludos!!

  10. Me pasa mucho, después pienso en una tremenda respuesta y me arrepiento de no haber pensado mejor antes de responder o se me traba la lengua y no me salen las palabras quedando en vergüenza

Dejar una respuesta