Ventajas y desventajas de celebrar en la casa

1079


por Daniela Paz en Cocaví Horizonte*

Hacer celebraciones en la casa es un gran compromiso. Personalmente lo encuentro mucho mejor que hacerlo fuera, te da cierta intimidad, control de la situación y sabes que invitas a tus verdaderos amigos.

Tanto cumpleaños, comidas e incluso matrimonios se pueden celebrar en tu casa, dependiendo cuán grande quieres que sea el evento. Acá les dejamos una lista de ventajas y desventajas, para que comentemos nuestras experiencias a quienes nos gusta nuestra casa como centro de celebración.

Lo bueno:

No te preocupas por manejar, ni estacionamientos, ni plata de taxi
Eres el encargado de la música, tener tus mejores temas bailables es lo mejor
Tienes un poco de control del tono de la fiesta

Si haces un par de fiestas buenas, tu casa (y tú) tienen una buena reputación
No te quedas metida sobre cómo terminó
Te puedes cambiar de ropa si te mancha
Compras la comida y trago que a ti te gusta

Lo malo:

El desorden, es totalmente tu responsabilidad
No puedes irte de la fiesta si está fome, ni irte a dormir si te da sueño
Aguantar a todos los especímenes de la fiesta, hacerte cargo del que se pasó de copas, del que no se quiere ir nunca y así
Hay que compartir con todos los invitados, sin quedarte pegada o sólo con un chiquillo que estés pinchado.
Te tienes que hacer cargo de todos los problemas: si se acaba el hielo, se rompe algo, se acaba el copete, se mancha el piso

Foto: Eleonora Aldea

*Todos los viernes estamos en @cocavihorizonte con Ina Groovie y Virginia Demaría, de 1:30 a 2:30 pm en el 103.3, Radio Horizonte

COMPARTIR
Artículo anteriorTu secreto de belleza
Artículo siguienteCinepack: Malas madres

19 COMENTARIOS

  1. En mi caso los pros y contras son un poco distintos, yo siempre paso mi departamento para carretes y no tengo que andar pendiente de todo porque la mayoría de la gente que va son amigos cercanos, entonces si falta hielo se las arreglan, si hay alguien muy curao se encargan de el, si se ensucia algo yo ni me entero.

    Y generalmente si me pasa que quedo metida en cómo terminó porque al otro día no me acuerdo de nada haha, de hecho por eso me gusta tanto prestar mi depto, no tengo que encargarme de nada realmente y puedo curarme tranquila. Lo que más me gusta, es que puedo demorarme el triple arreglándome si quiero, o cambiarme mil veces de ropa, aunque igual me apuran para ir a bailar, pero hay menos presión.

    Me acuerdo que una vez hicimos un carrete y estábamos todos listos para ir a bailar y un amigo pasó al baño antes, pero fue al baño de mi pieza y yo tenía mi puerta cerrada, entonces como estaba más lejos del carrete no cachó que todos nos fuimos y nosotros tampoco nos enteramos que faltaba el haha. Y cuando íbamos en el ascensor me llamó que a donde nos fuimos todos, porque salió del baño y estaban las luces apagadas y la puerta con llave hahaha, pobrecito, tuve que ir a buscarlo y siempre me molesta que soy mala anfitriona por haberlo dejado encerrado en mi depto hahaha.

  2. A mí me encanta ser anfitriona pero en su justa medida. No sé si podríaponer el departamento todos los fds, porque me estresaría mucho. Además, mis vecinos son tan desagradables y reclaman por todo!!!

      • Si no sabes no hables, desubicada.
        Reclaman a las nueve de la noche y ni siquiera estamos con música! En cambio, los vecinos de arriba tocan todo el domingo batería, eso sí que es molesto.

  3. Opino muy parecido en torno a las ventajas y desventajas. Yo prefiero eso sí, celebrar en mi casa, con mis gustos y comodidades. Aunque este año haré un cambio y celebraré mi cumple en el centro de eventos del edificio de mi primo… Vere que pasa, sino pa’ los próximos carretes retornare a mi hogar jajaja.
    Mis papás eran bacanes a la hora de prestar la casa, pero yo debía dejar casi un “riñón en prenda” en donde prometía que al día siguiente la casa estaría impeque de nuevo jajaja…
    Buenos recuerdos
    Saludos!

  4. Entiendo completamente eso del desorden. Yo siempre pongo la casa para las celebraciones de amigos ya que soy la unica del grupo que viene de región y vive sola. Mi problema es que tarde, mal o nunca alguno de los invitados me ayuda con el desorden al otro dia. Así que el año pasado opte por hacer mi cumpleaños fuera y no como años anteriores donde ponia la casa compraba ene cerveza y comida. Lo hice en la piojera (lugar al cual jamas habia ido). Sólo fueron mis amigos que estudiaron conmigo en el colegio en mi ciudad, además de mi pololo. Desde ahi que son contadas las veces en que he puesto la casa. Si bien suena super resentido mi comentario, me dio ene rabia la situación y desde ahi que, inconcientemente, paso mas tiempo con mis amigos del colegio que con los de la U. En cambio mis amigos del colegio son un 7, cuando hacemos asados de 18 de septiembre cada uno tiene una tarea y despues todos ayudamos a limpiar y nadie tiene atados. Es la raja.

  5. Cuando vivia en conce prestaba seguido la casa, me gusta ser anfitriona y mis amigos eran muy buena onda me ayudaban en todo, cocinabamos juntos, por lo general yo compraba comida y ellos copete, ellos servían, despues no faltaba el que lavaba la loza en la madrugada medio copeteado, y si alguien quedaba raja no faltaba el amigo que decia “no te preocupes yo me encargo de el”, tengo excelentes recuerdos de chorrillanas caseras masivas, karaokes en el compu con competencias por equipos, hasta cuecas bailamos una vez, y la ultma -la despedida de conce antes de venirme a stgo- hicimos un asao en el patio en el cemento e improvisamos una parrilla con una rejilla y unos ladrillos, notable :´)

  6. Prestar o poner la casa siempre depende de los invitados: si llegan los amigos íntimos y nadie más ok, si traen de invitados a gente que no conozco y que vienen a puro comer y tomar… no.

  7. en gral mi casa siempre ha sido la casa club, esa donde todos se reunen sea para carretiar, ver partidos de futbol, hacer previas, etc …, la verdad si a veces el desorden pero como solo va gente conocida en general ayudan, además como ha sido desde siempre ya tengo el ritual de limpieza y orden tan automatizado que no me doy mucho cuenta la verdad…

    si falta copete, hielo, etc, ellos se preocuparan pues si yo puse la casa jajajaja

    a mi me gusta poner la casa de todas maneras por las ventajas que mencionas

    lo bueno de ir a otro lado es que amplias el circulo (como dice una amiga) ya que si es en mi casa necesariamente llegan los mismos de siempre jaja

  8. cuando es el grupo chico, no tengo problemas en poner el depa. ahora, para el cumpleaños, siempre pido el quincho del edificio que es súuuuper agradable. como es a finales de octubre suele haber buen tiempo y un asado siempre es bienvenido. ahí compro todo plástico (mi atentado anual contra el medioambiente :S) y al final sólo boto todo.
    en general sólo veo pros salvo en la parte de que no puedes hacer nada si quieres dormir!

  9. este sabado me celebro mi cumple, y de disfraces!! creo que más que el desorden (mis amigos son adorables y siempre ayudan)temo que no llegue nadie, por eso hacer cosas fuera me estresa menos jajajja… pero es una tontera mía nomas jaja

  10. Antes me encantaba recibir a mis amigos, cocinar les, hacer tragos, etc pero como nunca jamas ayudaron a ordenar y lavar loza ya no me dan ganas de invitarlos. En general ahora invito muy poca gente, odio lavar kilos de loza y vasos, así que prefiero pedir comida para no tener que cocinar, y por supuesto que mis invitados son mas conscientes ahora que tengo hijo. Los amigos de mi marido son los mejores invitados, me encanta recibirlos.

  11. No diré que es “malo” poner la casa/ depa, porque depende de la personalidad y situación del anfitrión, pero hablando estrictamente por mí, nunca la prestaría para reuniones de más de 4-5 personas. Limpiar el desastre es un cacho y me empezaría a desesperar si quiero ir a dormir y la fiesta sigue. Soy de la política de Bukowski: “prefería ir a la casa de mis novias que invitarlas a la mía,0 porque así podía marcharme”.

    PD: me gustaba la interfaz anterior de Zancada. Siento que esta fue un retroceso. Se ve como “apretada” y un poco anticuada. :/

  12. Parece que mis carretes ya pasaron a otro nivel porque los problemas que habían en los 20′, en los 30′ ya no los tengo, o sea, no traen gente desconocida a puro tomar y comer, y nadie se cura. Al contrario, ahora casi no toman por que manejan y si no, andan tod@s en un solo auto.
    Ahora tengo casi puros pros, hay confianza, cada un@ aporta con un pack o trae una botella de vino, eso significa que ahora sobra copete, a veces traen cosas para picar y si me da sueño me voy a acostar y mi pareja l@s sigue atendiendo (son amig@s de ambos)y lo de lavar la loza, es un pelo de la cola al lado de la diversión y la buena onda de encontrarte con amig@s.

Dejar una respuesta