Tips sobre vinos: nunca están de más

108

por Ana Paula, fotos: Claudio Guerra
 
Ya hace algún tiempo que declaré mi amor por el vino chileno acá en Zancada. Y desde entonces, no me canso de leer, probar y conocer más sobre ese verdadero líquido de los dioses.

Por eso mismo es que celebré una vez más la oportunidad de estar con el master sommelier Hector Vergara, quien gentilmente nos pasó varios tips sobre los vinos. Creo que nunca está demás aprender o reaprender datos importantes al momento de degustar un vino, para que la experiencia sea la mejor posible.

En primer lugar, para lograr identificar las características de las diferentes cepas, lo mejor es degustar los vinos de un solo productor. En esta oportunidad, pudimos degustar los exquisitos vinos de De Martino (que particularmente aún no había probado).

Particularmente me llamaron la atención los vinos blancos, porque estoy reaprendiendo a disfrutarlos y a descubrir su complejidad.

Partimos probando el Parcela 5 Sauvignon Blanc 2011. Esta cepa original de Bordeaux llegó a Chile el año 1851 y se adaptó muy bien al frío costero. El Sauvignon Blanc tiene notas cítricas (lima, limón, manzana verde, maracuyá) y de hierbas aromáticas. Un dato interesante para lograr identificar un Sauvignon Blanc es que él generalmente produce una salivación en la boca mayor que en las demás cepas. Lo ideal es acompañarlo con preparaciones más frescas, como cebiches, ostras etc.

Luego, pasamos a un Chardonnay (Quebrada Seca 2009). La principal diferencia entre el Sauvignon Blanc y el Chardonnay es que, mientras que el primero es más liviano, fresco y de color pálido, el último es más “mantecoso”, más cremoso y de color más dorado. Puede sonar raro describir el vino así, pero es impresionante como se nota bien la diferencia.

Por esto mismo, es que el Chardonnay también viene muy bien con preparaciones más pesadas, no tanto con picoteos. Así, pescados grasosos como el salmón y carnes rojas como un solomillo de cerdo, combinan perfectamente con un buen Chardonnay.

Tips generales:

Por qué agitar la copa? Puede parecer una manía, pero es una manera de hacer que los componentes aromáticos volátiles de “liberen” y así enriquezcan el sabor.

En el maridaje, es importante elegir un vino que siempre tenga la misma intensidad que la comida, para que uno no anule al otro. Esto puede ser tanto por contrastes como por similitudes. Nos dio un buen ejemplo: cuál es la razón por la que la combinación “papas fritas + kétchup” es tan recurrente? Porque el kétchup justamente cumple la función de romper la grasa. Por eso mismo es que un pescado frito con limón viene muy bien con un Sauvignon Blanc, por su acidez y frescor.

Según D. Hector, los mejores Sauvignon Blanc del mundo se producen en Francia, Nueva Zelanda… y en Chile. A degustar se ha dicho!

8 COMENTARIOS

  1. No pretendo ser nunca catadora de vinos, mi opinion al respecto es que hay que probar, probar y probar, y leer las etiquetas (como en todo)
    El vino Tinto en todas sus variedades por lo general no me gusta a no ser que esté a la temperatura ideal, cuando está frio es como malo, a mi personalmente no me gusta mucho.
    El vino blanco me gusta harto, bien helado, recien salido del refrigerador, ñam.
    El vino rosé igual me gusta heladito sobre todo con postres dulces y frutales.
    El vino espumoso es siempre bienvenido cuando no hay comida contundente, a lo mas algo para picar.
    Esa es mi apreciacion personal de los vinos, no soy fanatica pero he probado hartos porque mi papa siempre anda “catando” distintas viñas.

    Ese seria mi aporte, harto fome pero aporte en fin, es el viernes que me tiene chata y resfriada congestionada mucho peor aún.

    Que tengan un rico fin de semana largo 🙂

  2. El otro dia, en un programa, un señor productor de vino decia… Para comprar vinos, hay que probarlos con manzanas y no con quesos, para saborear bien su sabor y todala cosa del vino….

    No dijo si eran manzanas rojas o verdes, no se si influira en algo pero…. Se los dejo.

  3. Yo soy cero aporte en estos temas…. simplemente pruebo un vino y si me gusta lo sigo comprando hasta que encuentro otro… y eso si, siempre leo con que son acompañables…

Dejar una respuesta