El eterno tema de cómo (y por qué) nos depilamos.

Publicado el Miércoles 23 de mayo de 2012 | 150 comentarios | Archivado en : CUERPO, OPINIÓN

por Eleonora Aldea

¿Será uno de los temas femeninos emblemáticos? Porque he tenido esta conversación con mis amigas, con mi sobrina, con mi mamá, con la vendedora de la farmacia, por internet comentando artículos, con mi peluquera, con mi depiladora (obvio). Con muchas mujeres distintas, desde que tenía más o menos 14 años, la edad en la que me depilé por primera vez.

Esa primera vez usé una afeitadora desechable – una de esas rosaditas – y lo hice con ansias y felicidad. Llevaba AÑOS esperando ese momento y ahora desearía nunca haberlo hecho porque resultó que tengo una opinión media feminista y francesa a estas alturas de la vida: no entiendo por qué nos depilamos. ¿Es un asunto social? ¿Un asunto estético? ¿un asunto higiénico? No lo sé francamente. ES UN CACHO, eso sí que me queda claro.

 Pero bueno, ya está. Nos depilamos, y para hacerlo hay muchos métodos: cera caliente, cera fría, afeitadoras desechables, cremas, lásers, depiladoras eléctricas, pinzas. Y cada una sirve para algo en específico. Las pinzas para los bigotes (o el bozo si nos ponemos exquisitas), las depiladoras eléctricas para las piernas, la cera para las axilas y el rebaje… ¿Cierto? ¿No? La verdad es que yo cada día más me voy inclinando por una sola cosa, y mi elegida ha sido la depiladora eléctrica porque sirve para todo del cuello para abajo. Duele, sí que sí. Duele como diablo, pero puedo lloriquear sola en la comodidad de mi casa, es más barato ya que pagas una sola vez por la máquina, es más rápido que ir a depilarse con cera, y dura más que la gilette. Eso sí, cuando estoy apurada, le doy sin asco a la gilette ah, a pesar de que dicen que después los pelos salen más duros, la piel se pone negra y dura y seca y casi que es el anticristo de la depilación. Filo, funciona.

Todos los métodos tienen pros y contras. La cera duele (en la piel y en el bolsillo), pero deja las piernas suaves y sin pelos por mucho tiempo. Ahora, ¿desnudarse en frente de una extraña que te ve hasta el alma? Complicado. Las bandas de cera fría son más bla bla que nada. El láser todavía es muy caro, pero parece ser el mejor en términos de longevidad del depilado. Las cremas lo único que hacen es cortar el pelo y huelen a tóxico venenoso. Las pinzas son lo mejor en un momento de ocio profundo, pero el dolor y lo latero de sacar uno a uno los pelos… uff.

De verdad que es un tema inagotable y controversial (por lo menos en mis sobremesas familiares, donde soy la única que opina que no deberíamos depilarnos). ¿Cuál es su opinión al respecto? ¿con qué se depilan? ¿por qué se depilan? ¿les gusta? ¿sus pololos/pololas las aceptarían peludas? Discutamos sobre los pelos y cómo sacarlos, una vez más.

Deja tu comentario