Charlotte Rampling: mina

55


por Javiera

Ser bonita cuando joven no es tan difícil. La gravedad, el metabolismo y la producción natural de colágeno están de tu parte y me atrevería a decir que todas, unas arreglándose más, otras arreglándose menos, pueden llegar a verse bien. El problema viene con los años, cuando todo se desmorona -literalmente- y es ese derrumbe el que te aleja cada vez más del latero ideal de belleza que todos conocemos.

Por esto, ser mina a una edad avanzada tiene más mérito y Charlotte Rampling -inglesa de 66 años- es quizá mucho más mina que varias veinteañeras, precisamente porque podría ser su abuela. Hoy, en plena adultez, Rampling ha sabido envejecer muy bien y es lo que muchos llaman “una dama”: lleva sus años con una gracia envidiable, es sencilla sin ser descuidada, se viste acorde a su edad, su presencia incluso resulta un poco intimidante y su curriculum, más aún: fue modelo (obvio) y trabajó junto a gente como Paul Newman, Woody Allen, Sidney Lumet y Luchino Visconti.

Dirk Bogarde, el actor principal de Muerte en Venecia, le tenía un sobrenombre a Rampling: “The Look” (como se llama también el documental dedicado a la actriz que darán el 24 de mayo en TCM).

Y cuando tienes más de 60 y estas piernas, el apodo te lo ganaste y te lo quedas para siempre.

6 COMENTARIOS

  1. jajaja… para verme así a los 60, tendría que haberme visto asá a los 20!!! Y como no es el caso, sólo queda admirarla!!!
    Me encantó que ampliaran del estereotipo el calificativo de mina… (nuestra cultura tiene verdadero pavor a envejecer y nosotras no nos escapamos de eso) Podrían hacer un post de guapas mayores (o ya lo han hecho?)

  2. A ella la vi en Melancholia y cada vez que aparecía la encontraba cuática de linda. Aunque su personaje era una insoportable jaja

    • La Isabelle Huppert es BELLISIMA!! Me enamore de ella cuando la vi de jurado en Cannes hace unos años, andaba con un perfecto traje sastre, un maquillaje super sencillo y su pelazo rojizo al viento. Totalmente distinta a su look en The Pageturner.

      Y Charlotte, nada que decir. Minisima! Ojala una llegara con esa gracia a los 60.

Dejar una respuesta