Ayudar.cl: El directorio digital de la ayuda en Chile

55


por Javiera

Después del terremoto, Magdalena Edwards llamó a Juan Pablo Cerda y a Danilo Lacoste para crear un mapa digital sobre las zonas afectadas y sus necesidades. Dos semanas después de ese 27 de febrero ya estaba en línea el “Mapa de la Solidaridad”, como lo llamaron.

El tiempo pasó, pero no la idea de hacer que ese proyecto fuera algo más grande y en el día internacional de la erradicación de la pobreza nació Ayudar.cl, una plataforma digital georeferenciada que te muestra en qué lugar de Chile puedes ayudar a organizaciones que trabajan con personas en situación de pobreza o exclusión social.

El portal es muy simple, sólo hay que ingresar el tipo de ayuda que puedes dar o las palabras clave y el lugar donde puedes hacerlo y se desplegará un mapa con las direcciones de lugares, fundaciones, donaciones y distintas iniciativas.

Se trata de aportar con lo que cada uno pueda al servicio de otros, desde donar plata hasta ofrecer tus servicios profesionales, pasando por auspiciar eventos o comprar productos. Una vez que hayas elegido dónde ayudar, ingresas tus datos y esperas a que una persona encargada te contacte.

¿Algunos números? Son 106 las organizaciones inscritas, hay más de 800 ayudas disponibles y se estarán beneficiando más de 500 mil personas.

Aquí, el link www.ayudar.cl
Twitter: @AYUDARcl
Twibbon: twibbon.com/join/Ayudarcl
Ayudarcl en Facebook
hashtag #quieroayudar

5 COMENTARIOS

  1. Independientemente de la pertenencia religiosa o politica de cada una, me parece una tremenda muestra de ingenio y buena organización, bien por la idea!!!! Me impresiona que no haya más que un comentario al respecto, cuando hay decenas de opiniones siempre por las cosas más insólitas…

  2. Que bueno que existan organizaciones que nazcan de jovenes emprendedores con el fin de ayudar a la comunidad, de educarlos y sacarlos de su circulo social.
    No es facil llegar a ciertas partes de Chile, especialmente a las zonas que fueron destruidas por el terremoto, hay que ser bastante fuerte para soportar ver el dolor ajeno sin caer en lagrimas. Buena iniciativa.

Dejar una respuesta