Objeto de deseo: libros bordados como carteras

644


por Javiera

Hace un tiempo les contamos de Olympia Le-Tan, una francesa seca para bordar que trabajó con Spike Jonze en un video donde el esqueleto de la portada de “Macbeth” se enamora de la mujer de la portada de “Drácula”. Entendió que había encontrado su nicho, y su afán por bordar portadas está tomando otra dirección: ahora las convierte en carteras.

Michelle Williams ha aparecido usando dos, una de “El guardián en el centeno” y otra de “The Misfits” de Arthur Miller (muy ad-hoc porque la llevó para los premios Bafta, donde Williams estaba nominada por su papel en “My Week With Marilyn”); Natalie Portman también cayó y eligió “Lolita” y Tilda Swinton, un libro infantil llamado “Ant and Bee”.

La bordadora partió trabajando con Karl Lagerfeld, después se fue a la casa Balmain y luego lanzó su propia colección de accesorios, desde donde nacen estas carteras que para muchos son la mezcla perfecta entre moda e intelecto.

Le-Tan hace sólo 16 “clutchs” por libro y muchas -“Muerte en Venecia”, “La Montaña Mágica” o “Dr. Jekyll y Mr. Hyde”- ya están agotadas. Podría decirse que siempre (siempre) será mejor tener un bajo el brazo un libro verdadero y no algo que simule serlo, pero no por eso muchas dejaremos de soñar con tener, al menos, una de estas carteras en nuestras manos.

15 COMENTARIOS

  1. Que hermoso y que intelectual xD. Pucha yo tengo una idea así, no con carteras, pero no se si resultaría hacerlo… habra que ver.
    Se rescata la originalidad.
    Saludos!

  2. Preciosas, pero eso no es bordado po….eso es fieltro. No es lo mismo, un objeto bordado es mucho más demoroso e implica muchísimo más trabajo que una adaptación al fieltro con algunas puntadas. Lo que sí está bordado son las letras, con esas sí me saco el sombrero. Una buena idea para un proyecto en español, me gustó.

  3. Qué lindo, ya lo había visto en un blog de una francesa llamada “Cherry Blossom Girl”, pero nunca supe que eran bordados, en esa ocasión ella usaba “Lolita”, lo encuentro super chori, pero claro prefiero uno de verdad aunque tu libro favorito en una pieza de diseño no vendría nada de mal. =)

Dejar una respuesta