Las tapas de Ñam Santiago

78


por Mariana y punto

Ayer fui a Ñam Santiago, específicamente a almorzar a la feria de tapas. Parto aclarando que las tapas son porciones muy pequeñas (usualmente montadas sobre una mini tostada como de cóctel), y que la feria no es barata (si se compra a medias la opción de 6 tapas + sus vinos, por 7.500 pesos comes 3 tapas y tomas 3 copas de vino). Una vez aceptado eso, uno está con el ánimo de descubrir lo que se ofrece y disfrutar.

El sector de tapas abrió ayer a las 13.30, y como todavía no había mucha gente estaba muy cómodo como para pasearse por cada estación revisando el menú de tapas ofrecidas por cada chef y su respectivo maridaje, y para instalarse a comer y tomar apoyadas en las mesas/barriles.

Después de dar una vuelta y revisar las dos opciones de cada chef (en tapas y en vinos), me decidí -y le achunté- rápidamente por las siguientes tapas, que pueden servirles como idea si van a Ñam, pero también como inspiración para reproducir algo similar en casa:

-En el stand del chileno Tomás Olivera, cerdo cocido con miel y mostaza (a 180 grados por 30 minutos) sobre sopaipillas con pebre, decorado con papas hilo.

-Del mexicano Alejandro Ruiz, garnachitas de pato (me encanta la carne de pato por lo sabrosa que es): tortilla de maíz, pato confitado, guacamole y cebolla morada. Además, el mismo Alejandro es el que atiende su stand y es un amor.

-En el puesto del chileno Luis Cruzat, un crocante de queso de cabra sobre pimentones asados, puré de aceitunas en una reducción de vino tinto y con confite de copihue.

En vinos, lo más sorprendente fue conocer el Sauvignon Gris de Casa Silva.

A la salida, en el sector para todo público (que pague los 3 mil pesos de entrada) la verdad es que aunque hay stands de marcas como Soprole y Agrosuper, no hay mucho que probar más que sopas Maggi o mini-mini tostadas con aceite Olave; lo mejor de ese sector es llevarse para la casa una bolsa de sal de mar Lobos (fue un buen dato saber que existía) y poder comerse un mini helado del Emporio La Rosa (yo probé de avellana y manjar blanco) de postre.

Hoy viernes 20 de abril es el último día de Ñam Santiago, y el horario de la feria de tapas es de 13 a 16 horas y de 19 a 22 horas.

9 COMENTARIOS

  1. Yo fui porque mi pololo se ganó unas entradas y comí cosas deliciosas, tomé helado, sopa, me llevé unos regalitos de las marcas que estaban mostrando sus nuevos productos…lo pasé bkn! pero sino hubiesemos ganado las entradas no habría ido, porque encontré bastante cara la entrada: 6 lucas por 2 tapas que me quedan en una muela. Según yo las mejores tapas: la de lengua con algo así como pesto, y la de cerdo en una sopaipilla, buenísimas!

  2. Me molesta un poco todo este boom de ferias que cobran entrada por el solo hecho de mirar con derecho a nada más y que las degustaciones no sean ni tan buenas.
    Recuerdo hace varios años atrás haber ido a la expo gourmet, y ahí si que hacían degustaciones que valían la pena, en los stand te regalaban los productos en tamaños promocionales y vendían los productos mucho más baratos que en el mercado, ahi pagabas feliz la entrada.

    • Me pasa lo mismo. Por eso no fui a Taconeras ni a las ferias que organiza la revista Paula (ExpoGourmand y Closet Paula), me jode profundamente tener que pagar por mirar, es como que los expositores no confiaran que sus productos por sí mismos van a atraer gente que quiera comprarlos y por eso se aseguran un ingreso cobrando entrada…

  3. no tenía idea qué eran las tapas, cada vez que oía de ellas me preguntaba qué era eso, aunque la curiosidad no era tanta como para realmente averiguarlo, como acabo de hacerlo ahora, para ratificar la info que dan en la intro del post

    concuerdo con la opinión de que ni un brillo pagar por ir a mirar a una expo

  4. Bueno, en verdad no es tan caro como crees, pues la opcion mas barata eran 3 tapas + 3 degustaciones por 3 mil pesos = o sea cada tapa o copa a $500 lo encuentro mas que razonable pensando en que estamos hablando de gastronomia del mas alto nivel mundial y nacional.

Dejar una respuesta