Roger Waters y The Wall en el Estadio Nacional

107


por Paty Leiva

Esto no fue un concierto, fue una puesta en escena inolvidable. Una experiencia sin comparación. Fueron tantas las emociones, partiendo por las provocadas por el literal bombardeo de efectos, luces y pirotecnia, hasta impresionantes flashbacks, cuando a mis 12 años despertaba mi interés por el rock. En ese tiempo, The Wall era un disco que conocían mis amigos con hermanos mayores. Yo escuchaba Pink Floyd pero tenía la sensación de que ahí había algo que yo no entendía del todo. Algo grande, algo oscuro. Después, vi la película con mi papá y mi hermano. Nunca olvidé la animación de las flores.

Los riffs de In the Flesh me pusieron la piel de gallina, con Run Like Hell me trasladé a mi pieza de pre adolescente escuchando la radio o esperando EL programa de videos de la semana; y con Comfortably Numb me emocioné tanto por el recuerdo como por el privilegio de estar ahí y ver, escuchar y sentir lo que ahí estaba sucediendo.

Del montaje, cualquier adjetivo queda corto en cuanto a dirección de arte, creatividad y lo impecable de su ejecución. Realmente sin comparación. No vi ningún descalce en las proyecciones, el sonido es el mejor que he escuchado. Nunca antes en un concierto sentí tal perfección de audio envolvente. El chancho volando y los martillos marchando fueron un espectáculo que pensé que no me tocaría nunca presenciar en vivo.

Aunque columnas como la de La Tercera califican la obra como una pieza de museo, yo debo decir que lo que más escuché ayer entre los comentarios de la gente en el estadio fue lo impresionante de su vigencia. No literalmente, pero la esencia del problema sigue siendo la misma. De todas maneras envidio a los que vivieron el debut del disco, porque no me imagino algo de este siglo que se pueda comparar a la fuerza con que The Wall golpeó en 1979.

Roger Waters, más que una estrella de rock –en el más puro y clásico sentido de la palabra–, es un ser excepcional, cuyo arte trasciende más allá de la música. Dedicó los dos conciertos de Santiago a Víctor Jara y a todos los desaparecidos por causa de la dictadura, y al final dedicó unas palabras a Piñera: “Señor Presidente, escuche a su pueblo AHORA”.

Gracias a eso, me tocó escuchar una conversación de un padre a su hija de 9 ó 10 años explicándole lo que era la dictadura, lo que no se podía hacer en esos años y la forma en que Pinochet tomó el poder. La pequeña no lo podía creer, y hacía muchas preguntas mirándo a su papá con los ojos muy abiertos. La de anoche fue una experiencia compartida por muchos padres e hij@s, madres e hij@s. El público más transversal que me ha tocado ver en un concierto.

Superior en tantos niveles, inolvidable porque no lo vimos, lo vivimos.

COMPARTIR
Artículo anteriorProzac Nation: La película
Artículo siguienteNatura Homes

48 COMENTARIOS

  1. Lejos de las experiencias más inolvidables de mi vida. Fue un concierto vivido, que apelaba a todos los sentidos y muchas veces te sobrepasaba. Simplemente, maravilloso!

  2. A riesgo de que me tapen a chuchas debo decirlo: Me caía bien hasta que lo vi en la tele repitiendo como loro las palabras de la Camila Vallejos! (odienme)

    • El concierto más espectacular que he visto y vivido de waters en Chile….amo Pink Floyd y ese homenaje fue bello……Y bueno, Waters es un hombre que obviamente se informó de la situación de Chile….y claramente tiene una postura. Es un gran apoyo para los estudiantes, y TODO, TODO el mundo quiere que el payaso se saque los tapones de los oídos (o el legislativo, más bien dich)

      • Se informó? le interesa? que yo sepa fue la Camila quién lo fue a molestar al ensayo de sonido…ver solo un lado de la moneda no es muy objetivo que digamos, por eso digo que “repitió como loro”…

          • Yo! que no te de vergüenza ajena! No tengo porque saberlo todo, además el que reconozca que no lo sabia no quiere decir que makarena tenga razón…el día que sepa todo te juro que me hago millonaria en estos concursos tipo : quién quiere ser millonario….!!!
            (que lata tener que explicar cada cosa que se escribe por la falta de comprensión lectora de algunos….eso si que merece un Pfff!! )

    • Chiquillas! no se enojen, pero me tienen chata con el tema! Me carga que estos weones sean tan populistas, sé que el loco con su trayectoria y cantidad de millones en su cuenta bancaria, no lo necesita, pero todos los pelotas alabándolo como si fuera DIOS!

      Sé que me van a llenar de puntos negativos, ya conozco la cero tolerancia de Zancada 😉

      • Manifestar una opinión política es populismo? Qué entiendes tú por populismo?, explica por favor, es que desde hace mucho tiempo noto que mucha gente usa y usa conceptos y no tiene puta idea de que diablos está hablando. Waters populista? solo es uno de los más grandes artistas del siglo XX, que además de ser un gran músico se apoya en lo visual, en lo surreal para manifestar y expresar un mensaje claro y transversal dentro de nuestra época. El arte sin lugar a dudas es político, la creación de un artefacto artístico contiene sensibilidades, pensamientos e ideologías, es imposible que el creador se separe de eso. Si para ti eso es populista, o Waters no es un artista porque no pinta cuadros creo que te mereces los puntos negativos, de hecho, te mereces guardar silencio por pajarona y no cachar na de lo que estay hablando, eso pos “Nelly”

  3. hasta el viernes antes del medio día no iba al concierto, pero mi madre me dijo “Vamos!” así que partí a comprar entradas… la mejor decisión que tomamos xD

    • Fue espectacular!!!!Solo los que fuimos sabemos que se sintió en cada momento de la noche (fuí el viernes), con respecto al comentario de acá arriba, qué decir! creo que el hombre es bastante maduro, inteligente, profesional para saber que está diciendo, eso de ser un loro – nena te falta tanto (si es que te alcanza la vida) para entender el 0.00001 % del pensamiento de Rogers Waters. Mis saludos a todos los que fuimos, hicimos la ola y gritamos como locos!!!!

  4. Impactante, emocionante hasta las lágrimas, más vigente que nunca. Estoy demasiado feliz de haber estado ahí el viernes y haber escuchado todo nuevamente desde mi terraza el sábado 🙂

  5. Pero no se les olvide que cuando la Srta Valellejos le preguntó que porque el avión arroja la hoz y el martillo el gran Waters le responde “Porque Stalin asesinó a miles de personas”
    Eso es un grande, sin doble estandar.

  6. totalmente de acuerdo con todo lo que comentan… es lo más espectacular que he visto en conciertos!!! Se me saltaron las lágrimas con las expresiones (escenas reales) de los niños encontrándose con sus padres militares en “Bring the boys back home”… También con su interpretación de Mother y Comfortably numb… uffff…. Demasiada perfección!!!!

  7. Sin ser fan de Pink Floyd fui a ver un show y salí realmente conmovida. Nunca esperé vivir las emociones que viví anoche. Realmente alucinante

      • Yo estuve ahi, y opino exactamente igual, pura parafernalia, cero alma. Espectacular puesta en escena, nada que decir al respecto. Pero no me lleno para nada.

    • Parece que se te olvida que ha venido otras dos veces, y si bien no había interpretado el The Wall completo, igual esas veces cantó canciones del disco y llenó el estadio de gente con mucha menos pirotecnia, sólo que ahora para poder hacer la obra completa y mantener el concepto se hacía necesaria la parte más visual.

    • Esto mas que un concierto ,es una puesta en escena, hay muchos tipos de espectáculos, no solo el clásico concierto con una guitarra, abre tu cabeza, si no fuiste te por eso te perdiste un show espectacular por un prejuicio estupido o por ser la “shora-bacan ” por criticar a Waters..

  8. Q lindo y emocionante post. No fui a pesar de haber sido muy amante de Pink Floyd y sobretodo de The Wall, ayer despues de leer y escuchar todos los comentarios no pude hacer más q arrepentirme una y mil veces de no haber comprado entrada. Que neto todos los que fueron, que neto q haya venido a Chile y q neto que Zancada lo viviera asi.

  9. Escribiste exactamente lo mismo que sentí, nunca creí estar viva para ver un espectáculo tan emocionante y completo, una obra maestra, una obra de arte con todas sus letras, fue realmente estremecedor.

  10. Me hubiera encantado ir, y todos los comentarios han sido excelentes para el show, pero la verdad sentí que el precio de las entradas eran excesivamente caras, para una galucha eran cerca de 30 lucas y era la entrada más barata.

  11. Sentí lo mismo Paty, es verdad, no fué un recital, fué un show, una magnífica puesta en escena con una pantalla gigante en alta definición de 10.000 pulgadas… El pelómetro aprobó el evento, se pagó como siempre la experiencia de ir a un concierto que te pone los pelos de los brazos de punta, que te hace derramar una lágrima (con el inolvidabel momento de la niña que abraza a su padre en el colegio después de la guerra http://www.youtube.com/watch?v=uQKikjYOeEY) o momentos que te dan euforia, que te transportan a tu infancia y adolescencia y te revive experiencias y sensaciones que tuviste a través de la música y volviendo a meter en tu cabeza canciones que formaron parte de nuestra formación.

    Si fué un “museo” como indica la Tercera, bueno, que maravilla de museo donde puedo ver a un dinosaurio del rock vivo y con la misma voz de hace 30 años! y aun muy vigente, poco hemos avanzado en 30 años con el mensaje protesta de trasfondo en The Wall.

    Eché de menos a David Gillmore eso sí, una pena que se haya separado el grupo, definitivamente había ese vacío para quienes conocimos el grupo en su formación original.

    Un tremendo show, el mas grande al que he ido en Chile, pirotecnia, escenario, montaje, ejecución perfecta, los proyectores son lo mejor que he visto, en dos simples palabras IM PRESIONANTE.

    • pero si fue Roger Waters quien abandonó la banda, Gilmour y el resto siguió con el nombre Pink Floyd, por lo que estuvieron en tribunales por el derecho de nombre y otros, donde ganó Waters…

  12. Qué envidia por todos los que fueron!!! No prioricé gastar las lucas en este concierto, pero dp de oir todos los comentarios perplejos con el show, creo que fue un error.
    Saludos a todos los que se nos apareció marzo!

  13. Tus palabras reflejan exactamente lo mismo que sentí con determinados temas… nada que decir, un espectáculo que definitivamente dejo la vara demasiado alta para cualquier otro concierto que pueda ir a ver en mi vida (exagerado pero así lo creo).
    La mejor decisión fue haber invitado a mi Papá, quien me enseño tanto la música de Pink Floyd como las injusticias a las cuales se refirió Waters durante el concierto.
    Demasiado contenta.
    Saludos zancadas!

  14. Que afortunados los que asistimos al mejor show del mundo, Roger Waters maestro, la perfección de The Wall no se compara con nada, universal y transversal, lo mejor que he visto.

  15. Esto mas que un concierto ,es una puesta en escena, hay muchos tipos de espectáculos, no solo el clásico concierto con una guitarra, abre tu cabeza, si no fuiste te por eso te perdiste un show espectacular por un prejuicio estupido o por ser la “shora-bacan ” por criticar a Waters..

  16. Comparto 100% lo que menciona Paty!!! Es algo unico en la vida y show que nadie mas realiza y las lucas de las entradas valen la pena.
    Yo fui el viernes y aun sigo pegada pensando en el concierto en todo lo que vi, escuche y senti….tantos recuerdos de niña, de cuando mis padres aun veinteañeros escuchaban al The Wall a todo chancho y yo me asustaba con el helicoptero y todos esos ruidos que despues mas grande comenzaron a tener sentido.
    Para mi desde ahora en adelante habrá un antes y despues de este dia en materia de conciertos y shows en vivo.

Dejar una respuesta