Historias de mudanzas

702


por Paty Leiva para Cocaví Horizonte*, ilustración de Frannerd para Zancada

En el último tiempo muchos amigos míos están en época de mudanza, ya sea porque se independizan de los padres o porque les creció la familia o porque necesitan estar más cerca del trabajo. Esas mudanzas a veces son más rotundas y hacen necesario cambiarse incluso de ciudad. Y esos cambios traen como consecuencia –o razón– mudanza de trabajo o de escuela.

Yo personalmente he pasado por un par de mudanzas importantes, que implicaron cambio de país, pasé por 5 colegios y dos universidades. Y eso en verdad no tuvo nada de diverido en su momento.

Ya lo hemos comentado antes, la búsqueda es una cosa agotadora, pero reconozco que cuando tenía tiempo hasta ayudaba a mis amigos que se cambiaban a buscar en el diario y visitar departamentos con una pequeña pauta para ir descartando más fácil, porque en serio me parecía entretenido, si hasta llegué a pensar que cuando senior me iba a dedicar a corredora de propiedades (pero por suerte recapacité y ahora decidí que cuando me retire seré entrenadora de perros).

Aunque era muy chica, nunca olvidaré el día en que llegaron nuevos vecinos al deparamento de al lado (eran 4 por piso), porque ella, la mamá de esa familia, apareció en nuestra puerta con una canasta llena de paltas para presentarse. Desde ese día no pude más que adorarla, y para siempre la he considerado de las personas más gentiles que he conocido. Instantáneamente se hizo amiga de mi mamá y vivimos esa vida de verdaderos vecinos que se piden azúcar.

¿Tienen anécdotas de esos días de mudanza? Yo recuerdo algunas como cuando mientras arreglaba las cosas en el departamento al que recién llegamos, cayó una toalla a la terraza, a los dos segundos llegó el vecino del piso de arriba a buscar (sapear) su toalla (pretexto perfecto). Otra vez me mudé con lluvia, muy mala idea. Había contraté un camión pero me olvidé de reservarle espacio para estacionar justo al frente del edificio, fue un cacho… Lo mejor es comer pizza entre medio del caos e invitar amigos a ayudar/comer.

*@cocavihorizonte se transmite de lunes a viernes de 1:30 a 2:30 pm en el 103.3, Radio Horizonte. Todos los viernes Zancada tiene una columna y está presente junto a Ina Groovie y Virginia Demaría

31 COMENTARIOS

  1. Encuentro tan lindo el gesto de llevarle regalos a los nuevos vecinos. Yo siempre viví en una casa donde fuimos los últimos en llegar, los vecinos se presentaron, a veces nos vigilamos mutuamente las casas cuando alguno sale de viaje, pero eso sería todo! Eso de la tacita de azúcar nunca lo he vivido!

  2. Odio cambiarme, tengo que hacerlo ahora en Mayo, así que si alguien sabe de algún departamento de 3 o 4 piezas en Providencia o Las Condes que quede cerca de Av. Providencia o Av. Apoquindo que me avise please please please!!

    No tengo muchas anécdotas de mudanzas, solo que como conté en otro post cuando recién me fui a vivir sola la dueña del departamento me iba a ver siempre porque pensaba que mis papas no me querían por dejarme estar sola. O que tenía unos vecinos que vivían al frente mío y parece que tenían sexo al lado de la puerta porque cuando me iba a clases siempre los escuchaba gritar y no dejaba de escucharse hasta que llegaba al ascensor haha, lo peor es que un día me encontré con ellos cuando iba llegando entonces además ya sabía como eran así que mas encima me los imaginaba hahaha.

    Mis vecinos de ahora ni los conozco pero se que viven un montón de minas que son escorts haha, la mayoría son buena ondi. Así que ahora espero encontrar un departamento mas espacioso, menos caluroso y ruidoso, porque el mío da hacia 11 de septiembre y me gustaría algo un poco mas tranquilo pero con buena ubicación, odio mudarme, tengo demasiadas demasiadas cosas, que lata embalarlas y después sacarlas, lo único que me emociona es volver a ordenar todo.

  3. NO tengo muchas historias de mudanzas, me eh cambiado 2 veces no más en mi vida.
    Tengo historias de vecinas copuchentas ja,ja,ja,ja cuando falleció mi papá, quedé sola en la casa y una vecina le sapeaba a mi mamá todo lo que hacía, quien iba etc…
    vieja copuchenta

  4. Me encanta esa imagen de estar comiendo pizza en el suelo porque todas las cosas están ya embaladas o llegan más tarde de lo previsto.. ajaja
    cuando comienzas la mudanza y se encuentran todas las cosas perdidas también es re emocionante!

    Me gusta ayudar en esos procesos también. ahi sale toda mi monica gueller sicopata de la limpieza y del orden jajejeje

  5. Me gusta mudarme!! De casa lo he hecho 8 veces, de ciudad 4 veces y de país 1. Me emociona el llegar a un lugar nuevo, conocer como funciona, su gente, etc. Lo único que odio es embalar…desagrado total. Pero aparte de eso, lo disfruto. De hecho aún tengo cajas que jamás desembalé, y deben ser de unos 8 años atrás, quizás con qué sorpresa me encontraré cuando lo haga jajaja.

    Saludos!!

  6. Yo viví en la misma casa toda la vida, entre medio vivimos 2 años en el campo, pero ni me acuerdo, porque tenía 5 años. Cuando tenía como 15 años soñaba con cambiarme de casa y empezar a llenar mi pieza desde cero, encontrar todas las cosas perdidas jaja. Cuando empecé a trabajar me fui a vivir sola con una amiga y fue tan emocionante, yo tenía un auto chico, un city car casi sin maleta, y tirábamos los asientos para abajo y hasta los colchones metíamos, los muebles, todo! Después fue terrible porque vino el terremoto y en 1 año me cambié más veces que en toda mi vida, estuve en 3 casas, además, el año pasado me cambié de ciudad y he vivido en 4 casas. Me encanta mi nueva casa, pero ya me aburrí un poco de cambiarme. Es impresionante cuando andas buscando casa nueva, los lugares que visitas, lugares inalcanzables o asquerosos, con dueños extraños jajajaja. Creo que lejos, lo mejor de cambiarse de casa, es comenzar de nuevo, todo se ve lindo, además con cada cambio botas cosas, cachureos, ropa que jamás usarás.

    Una vez dejé hasta un colchón afuera de mi casa porque no tenía como llevarlo y no alcancé a subirme al auto, cuando una señora paró su camioneta y me preguntó si lo regalaba, a los 3 minutos se fue con mi colchón.

    Sorry, me embalé. Saludos!!

    • Lo mas chistoso son los dueños, o cuando vas entrando a un lugar y ya quieres salir arrancando!!! me paso varias veces que era cosa de cruzar la puerta, o saludar al dueño y ya quería huir… lejos!!! tengo historias de encerradas en ascensor con dueños, casas muuuy malas, lugares muuuuy raros y cosas así, durante la U viví en 3 casas y un depto así k las búsquedas fueron bastante agotadoras y chistosas también, saludos!

  7. Llevo 6 años en el mismo departamento, todo un récord. Aunque justo el tema mudanza me toca. Hace 3 años un gran amigo se fue a estudiar un postgrado a Barcelona, y con otro amigo más, desarmamos todo su departamento. Recuerdo haberme sentado sobre la maleta para poder cerrarla, embalamos cosas que iban a la casa de su mamá, una tía, su hermano. El único cambio en el ritual es que en vez de pedir pizza, fuimos a comer mientras descansábamos al clásico Sergio’s de Apoquindo, a media cuadra del departamento.
    Me da nostalgia y justo ahora está de visita en Chile…. =)

  8. Mi primer depto, mudanza, etc, estuvieron marcados por la enfermedad ed mi viejo (me enteré que tenia cancer poco despues de irme), asi que lo hice todo sola (acarrear ropa, maletas, mercaderia) sola porque mi papa no podia y mis hermanos no estaban ni ahi. Por supuesto cuando mi viejo murio, ante todas las tias y primas quede como la maldita que se fue cuando el papa se enfermo.

    El de ahora…. la partida de mi pololo a Argentina (sin retorno) al otro dia de mi mudanza asi que fue puro llorar.

    Cero anecdotas positivas….chuuu.

  9. este tema me viene muy bien para comentar que estoy siendo victima de acoso de mi vecino 10 años menor por lo bajo… al comienzo (2 meses atrás) me pareció divertido y un día que llegó con la excusa de que necesitaba en vez de una tacita de azucar, mi almohada para poder dormir sin mi…. me reí mucho y en vez de decirle nooooo!!! lo hice pasar y me lo hice chupete… es que el cabrochico es pintoso y huele bien y me gustaba (ya no) pero después se puso muy pegajoso y hasta hoy no me deja tranquila…
    el otro día hice una reunión de oficina y llegó como a la 1 ebrio, preguntando cual era el viejo con que yo salía… osea!!!! vergüenza…
    ayer salí a la oficina a las 7 am y estaba durmiendo a modo de limpia pies afuera de mi puerta…
    Le he explicado que fue solo una vez y que ya pare… pero mmm no hay caso… no se imaginen que soy una Demi Moore… tengo lo mio… pero yo creo que para este niño pase a ser su obsesión…

  10. Tengo dos historias de mudanzas importantes en mi vida. la primera fue cuando estaba en quinto básico, me tuve que cambiar de colegio y estuve un año viviendo en mi casa antigua, pero yendo al colegio a 10 cuadras de mi casa nueva. Después del cambio (casi obligado, porque aun no estaba terminada la casa pero teníamos que hacerlo) mi mama estuvo enferma una semana sin poder hablar por todo el “trauma” que le ocasiono cambiarse de casa xD.

    La otra historia es la mudanza de mi prima, ella vivía en ciudad satélite y mi padre se había comprometido a ayudarla, resulta que nosotros estábamos en calama, mi papa manejo 12 horas seguidas para llegar a santiago a las 6 am, dormir hasta las 8 am y a las 8,30 partir a ciudad satélite a mudar a mi prima a su nuevo departamento en el centro de stgo… mi prima tenia varios amigos ayudandola y de un puro viaje cambiamos toda la casa y mi prima a las 3 de la tarde tenia un departamento ordenado (incluyendo closet, loza, refrigerador y todo) era como si siempre hubiera vivido ahí.

  11. Yo me he mudado mucho… como 14 veces!. Pero las que mas me gustaban, eran con mis papás. Las mias son fomes, todo maqueteado… le pongo QR a las cajas… y me cambio pausado para no cansarme. Pero para mis papás, era un evento cada vez. Mi mamá se despedia de las vecinas… abrazos y llantos cada vez, regalos para la nueva casa… el cocaví para el viaje (aunque fuese dentro de la misma ciudad, que risa), la casa del perro con todos sus juguetes…. el show del perro que no se queria subir a la camioneta. El Camión…y mi mamá alegando por la caja 9 que tenía las tacitas de no se quien y la lampara de loza que no tenia repuesto en Concepción (la urbe de referencia), y que finalmente no la cargaban en el camión…. yo alegando por que me tenia que ir sentada entre la caja numero 9, el cooler con el cocaví, las muñecas de mi hermana que estaban arregladas para el gran evento y mi hermana…ufff.
    jajajajajajaja….que divertido acordarme!.

  12. Me he cambiado dos veces de departamento en menos de dos años!! Mi primera compañera se fue a Barcelona a estudiar y me abandonó, snif. Recuerdo que cuando llegamos al departamento abrimos una champaña y también comimos pizza jajajaja, transformamos ese sucucho en una maravilla, no nos importaba que fuese arrendado, queríamos tener un lugar bonito. Algo divertido es que salimos a buscar deptos justo después del terremoto, la gente no había tenido tiempo de arreglar las grietas y entramos a lugares DEL TERROR!! Gracias a esto encontramos el nuestro muy barato, que después de unos meses la administración arregló y quedo hermoso. Pintaron todos los pasillos blancos, las puertas rojas y arreglaron los ascensores antiguos!! lo mejor es que nostras seguíamos pagando muy poco!!

  13. Yo tengo una historia de mudanza algo entrete, ya de grandes nos cambiamos con mi Familia a la actual casa de mi Mamá; ese verano cuando se cambiaron yo estaba en otra ciudad y llegue una semana despues de entrar a clases asi que no conocia a nadie, en el intertanto mis Papas y Hermano obviamente conocieron a los vecinos y él en especial a una vecina que lo iba a visitar a diario, lo llamaba o sea lo joteaba todo el rato jajaja; con mi Hermano teniamos la costubre de andar de la mano siempre o abrazados, un dia mi Mama me cuenta muerta de la risa que la “vecina” jote le habia dicho que habia visto a mi Hermano “con una negra flacuchenta” o sea yo, mi Mama dice que le dio pena pero le dijo con mucha calma “la negra flacuchenta es mi Hija, es la hermana de XX” y ellos siempre andan asi, desde ese dia la vecina desaparecio de nuestra casa y hasta hoy cuando la veo me da risa.

      • Si van a reclamar por las pifias al menos escriban sus dos líneas correctamente: “sobre todo” se escribe separado, y “sí” y “mí” llevan tilde.

  14. Me he cambiado de casa sólo una vez y aunque el proceso en sí fue bastante rápido, lo pasé pésimo porque a mis papás se les ocurrió hacer el cambio el justo el día siguiente de mi graduación de 4° Medio… llegué a la casa a las 8 de la mañana y a las 11 me despertaron porque “mi cama era lo único que quedaba por desarmar” y además tenía que ayudar a llevar las cosas. Ese día odié a mi familia porque sabían desde principios de año cuándo era mi graduación y podrían haber elegido cualquier otra fecha, así que apenas llegué a mi casa nueva y se fue el camión pegué diarios en mis ventanas, armé mi catre y me dormí como a las 6 de la tarde arriba del puro colchón.

    • mis viejos igual eran chacales, para un cambio de casa yo estaba con gastro, super enferma y mi familia estaba indignada pq no los ayude xd esa vez no comi pizza =(

  15. Mi última mudanza fue express….. llegaron unos tipos cerca de las 10 de la mañana “buscándome” tipo represalias por haber metido en una cuca a su amigo carterista…
    a las 8 de la noche tenía todas mis cosas en la casa de unos amigos, donde aún me estoy quedando… el tema era sacar todo lo más rápido y mis mejores amigas fueron las bolsas reutilizables del jumbo y el líder….. lo chistoso es que ahora pienso en volver porque no encuentro arriendo y quizá las represalias sean parte del pasado.. sería una especie de CTRL + Z 😉

  16. En mis tiempos universitarios me cambié 6 veces de casa-pieza. En el cambio N° 6 me tocó trasladar todas mis cosas a una casa unas cuadras más arriba (era en un cerro). Con mi pareja paseamos el respaldo de la cama, el escritorio y una montonera de cosas en varios viajes. En uno de ellos, en el que llevábamos el colchón, íbamos atravesando una calle bastante transitada y el colchón se nos cae en el medio! estábamos con ataque de risa porque nos iba a pillar el semáforo y nosotros ahí.
    Menos mal ese fue el cambio definitivo y de ahí no me moví más hasta que se terminó la carrera 🙂

  17. Uffff, no podia estar mas atinado este articulo, estoy en el proceso de cambio de casa. Con el garage lleno de cajas vacias que he ido recolectando tooodos los dias por todas partes y ya he comenzado a embalar.. Lo malo es que ya di el aviso y aun no encuentro otra casa.. seguire buscando y buscando y buscando… Casa nueva vida nueva! Saludos a tod@s.

  18. Me he cambiado hartas veces de casa y ciudad! Cuando me fui a Conce, la lloré un año, lo único que quería era volver a mi ciudad natal, pasó el tiempo y después no había quién me sacara de allá! Ahora espero volver, ya que me tuve que marchar 🙁

  19. Mi ultima mudanza fue en noviembre, tenía 8 meses de embarazo e indicación de reposo absoluto, así q contrate una empresa de esas que embalan todo. Fue como un torbellino, llegaron, metieron nuesta vida en cajas, la envolvieron en plástico y nos cambiaron. Yo figuraba sentada en la entrada de la casa nueva dando instrucciones: “esa caja al segundo piso, ese mueble al living”. Mi hija nació una semana despues y yo recién ahora estoy terminando de desembalar

  20. Recuerdo que me fuí para el sur, de Viña hasta Punta Arenas, nos quedamos un par de años inolvidables, y fue muy triste volver al norte porque allá quedaron todos mis amigos, fueron buenos tiempos.
    Para que no nos saliera tan caro el embarque, compartimos el container con un amigo de la familia que igual se venía a Viña. Nos fuimos 50%50%. Nuestras cosas estaban en cajas rayadas con plumon rojo y nuestro apellido, y el ellos lo mismo pero en otro color.
    Y al final igual nos quedamos con cajas de ellos y ellos con cajas nuestras XD

Dejar una respuesta