Correo de Santiago, un lugar que hay que conocer

256


por Una Flaca

Un día de trámites por el centro de Santiago, llegué hasta la plaza de armas y mi vista se fijó en el correo. Creo que nunca me había detenido a mirar el hermoso edificio que es y lo bien cuidado que está, así que decidí dedicarle unos minutos de mi vida a conocer más sobre ese lugar tan lleno de historia y romanticismo.

Al entrar, inmediatamente sentí como si estuviera en otro tiempo, al ver gente pegando estampillas y enviando cartas, sí cartas, o casillas llenas de sobres esperando a que sus dueños los rescataran.

Luego fui hasta el museo, que está ahí mismo y es gratis! Y debo decir que al entrar ahí, sentí nostalgia por esos tiempos románticos en que las personas escribían de su puño y letra, sin importar el tiempo en que demoraran en llegar a destino, cartas contando sobre sus vidas o palabras de amor para conquistar a alguien.

Díganme si no sería lindo recibir en nuestros buzones una de esas y no solo cuentas o e-mails que apenas dicen FYI… en fin, les recomiendo como buen panorama cultural gratuito, ir a conocer este lindo edificio y todas las antigüedades, desde estampillas, muebles y buzones de aquellas épocas en que todo era mas lento pero realizado con paciencia y a pulso, basándose solo en la experiencia de esos artesanos de las comunicaciones.

(Y a ver si después de eso, se animan a sorprender a alguien con una bonita carta)

18 COMENTARIOS

  1. Siempre voy a esa oficina pero nunca he entrado al museo. Tengo que mandar unas cosillas esta semana así que intentaré entrar. 🙂

  2. El otro día tuve q ir a la plaza armas por trámites (soy de Viña) y en vdd es precioso el sector, esta ,muy bien mantenido. Había mucho turista y me sorprendió lo linda que es la fachada del Correo, otro día cuando pueda iré a ver por dentro como es.
    Lo otro es que es emocionante que te lleguen cartas que no sean cuentas ni publicidad, una vez le escribí una a mi pololo de sorpresa y casi no se puede la cara de felicidad.

  3. Buenisimo el dato,hay que aprovechar que en febrero anda menos gente en santiago…… Me acorde de los tiempos en que le escribia a mi amiga argertina de la infancia,esa sensacion de esperar la carta es bkan¡¡¡,duramos como 15 años,(para ese aniversario la fui a visitar),ahora cambiamos al mail y no es lo mismo.

  4. Yo me fasciné en la sección donde hay una colección de estampillas de todos los países ordenadas por año. Es super interesante observar el desarrollo de la historia de un país a través del tiempo (por ej: durante la guerra fría, etc). Unas de mis favoritas fueron las soviéticas.

  5. La próxima vez que vaya a santiago definitivamente pasaré por el correo. Hace mas o menos un año que empecé a intercambiar correspondencia con dos amigas de otras ciudades, nos enviamos cartas, regalos de cumpleaños, hasta nos preparamos mixtapes con temática especial. Es muy bonito ese momento en el que llega el cartero/a a entregarte la tan esperada carta. ¡Deberían intentarlo!

  6. ahhh el correo! yo tengo toda una historia ligada al correo porque toda mi familia: bisabuelo, abuelo, mama, papa y hermanos, e incluso un verano yo misma, trabajan o trabajaron ahí. Mis papás incluso se conocieron ahí, (en el correo de Concepción) y cuando yo nací literalmente vivimos en el correo (en ese tiempo una parte de las oficinas se destinaba a departamentos para que vivieran algunos empleados)

    Los correos antiguos son muy lindos, el de Conce también, pero no la parte de atención al público, si no la parte donde está la clasificación de cartas y las oficinas administrativas, es un edificio antiguo precioso con miles de pasadizos secretos. La lástima es que no se ha hecho ningún esfuerzo por mantenerlo. Cuando vuelvo a conce, trato de ir a visitarlo, a saludar a toda esa gente que me conoció cuando chica, incluso he pasado a la parte donde yo vivía, que ahora son oficinas y en el closet aún hay pegados stickers de frutillita jiji.
    Cuento que daría para un post aparte es el tema de la mística de escribir, de las cartas, cuando yo trabajé ahí, lo hice en la parte donde se clasifican las cartas para los distintos destinos y en casillas, asi que cuando estaba aburrida se podía copuchentear un poco jiji (jamás abrí cartas obvio), si no que mirar las portadas de revistas o diarios extranjeros que recibía alguna gente, lo que si debo reconocer que leí eran las postales que le mandaba una cubana a un chileno (vienen sin sobre), era la media historia de amor, lastima que quedé a la mitad jijiji. Ahí supe que existía una comisión que revisaba todas las cartas que en un año (o dos no me acuerdo bien el tiempo) no se habían retirado, o la dirección era equivocada y no tenían remitente, las leían tratando de obtener algún dato de la persona a la que iban dirigida o quien las había escrito, y de ahí que soñé con tener esa pega es demasiado entretenido jiji
    Les dejo de dar la lata con mis historias de correo, pero yo le tengo mucho cariño a la empresa porque además que me ayudo para poder estudiar, es de esas pocas empresas que quedan donde los trabajadores pueden hacer amigos en todos lados, donde hay familias completas trabajando, son super solidarios, yo cuando era paaabre y tenia que viajar y no tenia donde quedarme, siempre había algún compañero de correos de mi mamá que me ofrecía alojamiento.

  7. Es tan agradable recibir una carta que no sea una cuenta o pura publicidad.

    Recuerdo que una vez me envié cartas con un lolo que conocí en el Sur, pero como a las 8 cartas ya se murió la flor (eso hace como 15 años)

    Hace ya tanto que fui al correo, que ahora no sabré como enviar una carta 🙁 pero creo que lo intentaré, de seguro a más de alguien le gustaría recibir una carta (a mi me encantaría)

    Pd: No le enviaré cartas al lolo del Sur, parecería media loca después de 15 años

  8. Mi papá trabajó ahí por 30 años, así que igual me trae bonitos recuerdos (el de Los Ángeles sí).

    Una vez hace como 4 años le mandé una carta para el día de los enamorados a mi pololo de ese entonces, con un CD con canciones dedicadas.

    Yo nunca he recibido nada así pero me encantaría.

  9. cuado estén en el correo de la Plaza de Armas, fíjense en las lámparas colgantes que hay allí, sobretodo la del hall de entrada..son hermosas y hay gente que se dedic a a impiarlas a mano!!! El museo, una maravilla..en fin es un lugar muy entretenido de visitar!!

  10. Hola, yo fui cuando mas chica al correo y al volve a ver las fotos me recordó un lugar muy bueno que fui esta semana es bien conocido generalmente como la peluquería francesa pero su nombre es Boulevard Lavaud si no me equivoco, muchas cosas antiguas para ver y la comida y tragos muy ricos!! eso les paso el dato porque me acorde jejeje

  11. Qué alguien me diga por favor cómo se envía una carta! xD
    Lo hice solo una vez en mi vida, y lo olvidé. Cuando fui al correo le pregunté mil veces a la señora de la caja (?) qué tenía que hacer. Juro que días antes busqué tutoriales por internet xD, pero nada! y no le quería preguntar a nadie conocido por vergüenza jajajaj.
    Nací en otra era…

  12. Vi este post ayer y hoy que andaba en el centro pasé al correo, es muy lindo en verdad, es como transportarse a ese tiempo, y lo mejor es que no habia nadie asi que pude pasearme tranquilamente sin problemas. Muy recomendable el paseo 🙂

    Saludos!

  13. Ohhhhhhhh, tendré muy en cuenta visitarlo cuando viaje a Santiago!!! Una delicia para viajar en el tiempo, cuando redactar y enviar una carta era una labor de mucho esmero y dedicación 🙂

Dejar una respuesta