Todos los Dire Pop se van al cielo

169


por Andrea Lagos

Me tincó Diozel en cuanto lo vi. Es como esos personajes que aparecen y uno no puede dejarlos ir. Los atrapas porque te atrapan. Éramos vecinos en Copesa: él, director de La Cuarta; yo, periodista de la revista Paula. Un día, un chofer de los taxis de la empresa, me contó que el auto venía pasado a pollo, porque había ido a buscar las dos aves asadas que el Dire (así le decía todo el mundo) le daba a sus perros, deshuesados por sus propias manos. Me imaginé la escena y corrí al diario de mis vecinos. Le dejé un papelito al director y volví a la sala de redacción a seguir con mis crónicas de papel couché. Hasta que al día siguiente, El Dire me llamó:
-Mijita, conversemos, pero no le doy una entrevista. Yo no doy entrevistas, usted sabe.

Pero igual me la dio. Ahí, en su oficina, entre la espesa nube de sus cigarrillos Barclay y la máquina Underwood donde escribía, me abrió su corazón. Fue un lujo, como una clase de periodismo puro de varias horas.

Me contó historias de reporteros antiguos, de titulares como “Le hizo el amor a un rodamiento” y de las Bomba 4 que le pedía Pinochet. También me insinuó algunos secretos de Allende y del tiempo en que trabajó en el Clarín, “Firme Junto al Pueblo”.

Después nos fuimos a tomar caipiriñas a un restorán donde él pagó toda la cuenta. Ahí habló de su tragedia: un hijo suyo se había suicidado y él no sabía por qué estaba tan triste. Le dolió. La muerte de su hijo -confesó- le partió su vida en dos. Pero ni aún así Diozel perdió el brillo, la talla, el leseo, la risa. Lo querían. Lo pelaban también, pero él pelaba el doble. Amaba a sus 25 perros y a sus ocho gatos. El periodismo era su vida y la crónica roja, su pasión, porque juraba que: “La mejor historia es siempre la que termina con una muerte”.

Diozel Pérez, mítico director fundador de La Cuarta, murió el 1 de enero a los 79 años. En este link pueden leer la entrevista en Paula, y en éste ver una galería de imágenes de las mejores portadas de don Diozel en su diario.

14 COMENTARIOS

  1. Leí la entrevista, no sabía de la existencia de este periodisa, nunca he leído la Cuarta, a lo mas paso a mirar las portadas en los kioskos, sin embargo, gente así es la que vale la pena recordar, gente casi-como cualquier persona, pero que deja su huella, mis respetos a la familia y conocidos.

    • Gracias, si asi es, los gatitos todos se fueron con él, los perritos los tengo yo, amandalos tal como él lo hizo. Gracias

  2. Yo una vez pie una entrevista suya en la revista fibra y me morí de la risa, entre otras cosas contó q su mamá le había puesto Diozel por “el dios” y la zeta era pa darle caché jajajaja

  3. Grande don Diozel, hemos perdido a un gran animalista 🙁 Y a un hombre con gran sentido del humor… ¡cómo olvidar la legendaria portada “Le hizo el amor a un rodamiento”!
    Que le vaya bonito, buen viaje.

  4. Hice la práctica en La cuarta (y después trabajar en el turno de fin de semana) y me tocó ver su despedida. “El canoso” como también le decían, era respetado y emulado por todos los que alguna vez trabajamos ahí. Aunque hace unos años que no era el dire, sé que Lobito, sus perros y los periodistas del diario pop lo echarán mucho de menos

  5. Me dio pena leer la entrevista, se notaba una persona super sencilla y sincera, 25 perros y 8 gatos?! wow! tremendo, me encanto como hablaba de ellos.
    Que triste lo de su hijo quede con un nudo en la garganta 🙁
    Buen viaje Diozel

Dejar una respuesta