Se acaba Rolling Stone Chile

299


por Javiera

Seis años alcanzó a cumplir la edición chilena de esta revista. Sí, es imposible compararla con su par gringa actual (ni esa ha alcanzado la gloria que tuvo la Rolling Stone durante los años 60 ó 70), también es verdad que muchos quizá nunca la compraron, que pasó desapercibida en los kioscos, que antes de comprar un ejemplar, preferimos otras. El principal problema es que aquí no está nada de arraigada esa costumbre de leer sobre música y eso era lo bueno de la Rolling Stone.

No sólo era una revista, también era una marca reconocida y su edición chilena lograba condensar un gran espectro de nuestra música (además de panoramas o críticas de cine o libros, por ejemplo). En ella tenían lugar desde Latin Bitman, a Francisca Valenzuela y por supuesto los clásicos de siempre, como Los Jaivas o Electrodomésticos.

Es una pena que justo ahora que existe una explosión musical en nuestro país, con propuestas novedosas que aparecen a cada rato y que necesitan vitrina, la Rolling Stone tenga que cerrar. La edición de diciembre -que viene dedicada al grunge- será la última y según su director, Pablo Márquez, no se sabe si alguna vez volverá a imprimirse.

17 COMENTARIOS

  1. Pucha… disfrutaba mucho esta revista…. entrevistas fantásticas, reseñas de todo lo nuevo ¿como voy a obtener toda esa información ahora?

  2. Con la Extravaganza y con la Rockdeluxe y la inmensa cantidad de blogs de música que existen en Chile , seamos honestos que pena por la gente que trabajaba ahí pero la revista era harto fome y la calidad de las criticas eran bien malas salvo algunos pocos.

      • De que era fome, era fome: no se jugaba con nada (un ejemplo claro es la crítica que hicieron del experimento Lulú de Reed-Metallica) y los artículos eran una lata.
        Una a una las revistas “juveniles” han caído: desde la Zona de Contacto (geniales con sus poemas de Bukowsky o relatos de Bolaño) hasta el experimento La Iguana (un fanzine de La Nación que, a reinicios de la democracia, hablaba de condón, del ‘wachunei’, de la Tarjeta Jóven y de Sexual Democracia) pasando por toda la gama de productos Rock & Pop (canal-revista-¿radio?).
        Lo bueno es que hoy, gracias a la internete, no se requieren “intermediarios”. Lo malo es que los “Intermediarios” nos daban criterios dentro del ámbito, y muchso de ellos, jugados al principio, terminaron vendidos o imbuídos en una elite rasca y sin sentido: desde el CHANTA de Alfredo Lewin, Felipe Bianchi, Consuelo Saavedra, el “Rumpi” (uff!), Rolando Ramos, Iván Valenzuela, etc.
        Otros “intermediarios” fueron sólo aire: Callabi, Viñuela, Villouta (aunque sea zancudo, igual es un “peo en la ducha” como dice Lemebel), Comparini, Marcos Silva… todo lo que hoy huela a Radio Duna o al Mercurio.

        Se salva Fuguet, pero porque se reinventó. Tal vez sea el único que, aunque sea viejo, se siente joven.

        Dios queme la Rolling Stone chilena. Una lata para sus trabajadores.

        • No sé, no creo que personas como Lewin, Saavedra, Villouta, Comparini etc etc etc esten imbuidos en una elite rasca o como quieras llamarlo. Al igual que Fuguet ellos también se reinventaron.

  3. Pucha que lata, cuando era mas chica la compraba todos los meses… tengo una linda colección. Ahora hace mucho que no la compraba porque en los lugares donde la compraba antes ya no la vendian, y asi deje de leerla. Pero a mi me gustaba, derrepente tenia a excelentes invitados , muy buenas entrevistas, y descrubi hartos grupos con la revista. Que pena que no la impriman mas 🙁

  4. Es difícil mantener una revista viva en un mundo donde la gran mayoría tiene acceso a Internet y es bombardeado por noticias de bandas de forma instantánea. Igual, leí sólo un par de ejemplares pero la encontré bien fome. Aunque quizás fue porque Márquez me hizo clases y lo encontré bien chanta.

  5. cuando estaba en el colegio, leía la rollingstone argentina, y armé la tremenda colección, en cambio, cuando apareció la chilena si bien al principio la seguí nunca logró engancharme como la trasandina, con el tiempo compré sólo ediciones especiales hasta que simplemente no me interesó más!
    lo que más destaco de la RS es sin dudas las excelentes entrevistas a fondo que se realizan cada cierto tiempo acompañadas de buenas producciones fotográficas

  6. Es oferta y demanda, si acá no se compra la revista es la consecuencia de que en Chile no se escucha rock en cantidad, todo es reggaeton, en USA hay más blogs, revistas online que aquí y la revista se edita, una pena pero que no sea negocio el rock describe a este país y eso es malo.

  7. El éxito de una revista no es la culpa de los consumidores.
    Sí, no se vende constantemente es por motivos internos. Yo un par de veces
    leí la Rolling Stone (nunca compre) las notas y columnas eran bastante aburridas y la ortografía era pésima.
    Algo similar pasa con la Cosmopolitan.
    Por ambas no pagaría más de 500 pesos porque su calidad no es buena.

  8. Al leer este articulo lo prrimero que se me vino a la mente fue algo que dijo alfredo levin en la sonar al catalogar a la revista rolling stone como su compentencia ditecta, pero. Estar feliz de que hubiesen mas espacios para difunndir la musica. Yo creo que el tema de la rolling pasa x un tema de marketing y de mala edicion periodistica. Supongo que publicaciones lo casrtillo ya no tendra mas el permiso para usar la marca y que otros pronto puedan usar el nombre rolling stone y resucitarla

  9. La verdad es que encuentro super triste que la revista deje de publicarse, la compre un par y me gustaron mucho los articulos. Ojala que algun dia decidan relanzarla.

  10. Hace años trabajé para la Rolling Stone Chile (una de mis ilustraciones para esta revista aparece hoy en el sitio oficial de Los Tres). No era seguidor, así que no puedo opinar sobre la calidad de sus artículos, pero sí sé que en gral el mercado de revistas impresas está desde hace rato dando señales de obsolescencia, y no solo en Chile (recordemos la drástica disminución de avisaje en la edición impresa del NY Times, por nombrar solo un medio). También trabajo para una revista internacional que empezó con filiales en 7 países (con proyecciones a un 8º). Hoy solo imprimen para 4 países (la edición chilena cerró en 2010). Y alguna vez hice unas pegas para Muy Interesante Chile, cuando se hacían artículos acá. Hoy la Muy es un simple compendio de trivia que puedes encontrar en cualquier página web. Cero material chileno. Puro copy-paste.

    Otro karma que llevan las franquicias es que no pueden escapar del referente (el “original”) y esto les impide proponer algo original, porque están sujetas a lineamientos editoriales que no se deciden en los países filiales, sino desde la “casa matriz”. Ergo, les cuesta adquirir sello propio.

    Ahora, no es que una revista sea mala, sino que la impresión deja de ser rentable, porque la gente no está comprando lo que puede encontrar mucho más barato en internet (y almacenarlo). Lamento lo de la RS Chile por las personas que le ponían corazón para hacerla, pero no me sorprende que haya terminado. Y tampoco será la única. Es como el CD vs el mp3. Por algo la Feria del Disco ahora vende libros..

  11. Hace mucho que RS venía en bajada, una lástima, disfrutaba mucho la revista, de hecho tengo todas, desde la edición 1, con los Chancho en Piedra en la portada hasta el final, recordando la portada de Michael Jackson, Amy Winewhouse, y etc… quizás podría buscar la posibilidad de una edición online, pero bueno, será.

  12. no me extraña que se acabe la revista , en chile no hay espacio para la musica, menos la nacional a nadie le importa o solo a un pequeño grupo de personas, nadie compra discos de artistas chilenos, ultimamente ni de extrangeros ya q todo se piratea o se baja de internet gratis, por lo que menos creo que se venda una revista sobre musica sobre todo cuando ahora los chicos mas jovenes solo escuchan regaeton, otra cosa eran los noventa cuando todos eramos rockeros…eran otros tiempos. una pena pero asi es el mercado aca.

  13. AMIGOS… UNA LAMENTABLE PÉRDIDA. TENGO ABSOLUTAMENTE TODOS LOS NÚMEROS DE LA REVISTA DESDE QUE SE INICIÓ EN CHILE. DE VERDAD, LAMENTO CON EL ALMA QUE CIERRE LA REVISTA. LA EXTRAÑARÉ MUCHÍSIMO…

Dejar una respuesta