El fantástico descubrimiento de Vivian Maier

104


por Javiera

John Maloof era un tipo común y corriente que en 2007, en una subasta, se topó por casualidad con una caja repleta de negativos, miles de ellos. Pensó que le servirían para un libro en el que estaba trabajando, pagó 400 dólares y cuando los empezó a escanear, se encontró con la fotografía de Vivian Maier. Vio que había algo especial, subió un par de fotos a un blog y al día siguiente tenía cientos de comentarios y ofertas de galerías y documentalistas porque lo que había encontrado era inédito. Imágenes preciosas de la vida en Chicago y Nueva York entre 1950 y 1960, además de fotos tomadas en países como Egipto, Vietnam o Francia, imágenes muy personales, sacadas con espontaneidad, pero que lograban transmitir una sensación de honesta intimidad.

Dar con el autor de esas fotografías no fue fácil, de hecho, cuando Maloof encontró el nombre de Maier escrito en un sobre, lo googleó y sólo apareció un obituario escrito unos días antes. Esa fue la hebra que lo llevó a enterarse de que Maier había trabajado como niñera en Estados Unidos, que hablaba con un acento afrancesado, que tenía un carácter fuerte, que tenía varios libros de fotografía, que al parecer nunca le mostró su trabajo a nadie y que en sus últimos días fue mantenida por los niños a los que años atrás había cuidado y que hoy la definen como una verdadera Mary Poppins para ellos. Su historia anónima, pero digna de película y sus increíbles fotos (muchas de las cuales aún no han sido vistas y otras cientos que ni siquiera han sido reveladas) tienen en llamas al mundo artístico y ya se está preparando al menos un documental sobre Vivian Maier y varias exposiciones con sus trabajos.

Algunas de las increíbles fotos están disponibles en su sitio web y, no sé si seré sólo yo, pero dan ganas de tenerlas, imprimirlas en un formato enorme y ponerlas en la casa.

11 COMENTARIOS

  1. Estoy mirando las fotos y son realmente maravillosas. En cierta medida, por el formato cuadrado -al menos de las que he visto hasta el momento- y por esa cotidianeidad que se vuelve media extraña en sus imágenes, me recordó un poco a Diane Arbus. Que tesoro que se encontró ese tipo, y que triste o que extraño que ella no haya llegado a saber que su trabajo se haría conocido en el mundo un día.

  2. Las fotografías son impresionantes y la historia me dejó pa’dentro. Bien dicen eso de “la vida te da sorpresas”… y el talento se hace espacio como sea.
    ¡Gracias por el artículo!

  3. ¡¡Qué bello descubrimiento!! a mi también me recordó un poquín a Diane Arbus, me encantaron sus encuadres y limpieza en algunas tomas, gracias por compartirlo.

  4. Me quedé pegá viendo la página.
    Impresionantes fotos, a mi que no me interesa mucho la fotografia (prefiero la pintura), pero éstas de verdad que tienen algo especial o será la historia de Vivian…no se pero están buenas.

    Gracias por la nota ya que conocí a una gran artista =)

Dejar una respuesta