Boss, una de las series más interesantes de 2011

56


por Sole Camponovo

Si les gustó The Wire es posible que les guste Boss. Ambas series muestran cómo las distintas esferas de una ciudad, el mundo de la política, de la educación, de los sindicatos o de los medios de comunicación se interconectan y relacionan entre sí. En The Wire el escenario es Baltimore, en Boss es Chicago.

Boss comienza con una escena magistral. Vemos en una primer plano a un hombre sentado en una silla en una fábrica abandonada que escucha cuáles serán las horribles consecuencias de una extraña enfermedad degenerativa que recién empieza a aquejarle. Luego, sabremos que él es el poderoso alcalde de la ciudad, en torno a quien gira la serie. En este primer capítulo se nota la mano de su director Gus Van Sant, el mismo de películas como Milk y Elephant.

Esta serie trata sobre cómo algunos intentan aferrarse al poder a costa de cualquier cosa y cómo la corrupción llega hasta los sitios más insospechados de una comunidad. La sutileza con que están tratados los temas, la notable actuación de Kelsey Grammer como el alcalde Kane y su original tratamiento de las imágenes convierten, para mí, a Boss en una de las producciones televisivas más interesantes estrenadas el año 2011.

La primera temporada de esta serie tiene 8 capítulos y terminó de transmitirse a principios de diciembre en Estados Unidos. Su segunda temporada ya está confirmada y se espera para 2012.

3 COMENTARIOS

Dejar una respuesta