Leyendo a Vila-Matas, la novela de Gonzalo Maier (+ concurso)

99


por Cristóbal Carrasco*

Hace muchos años, estaba sentado con uno de mis amigos de escuela. Habíamos ido a un concierto y estábamos cansados. Yo lo estaba, por lo menos. Apenas lo veía, y quizás ambos hechos hicieron que yo le dijera algo que jamás había pensado: «quiero irme de la casa», dije. «Ándate», me respondió. Y nos volvimos a callar.

Ambas frases eran fáciles de decir. Ambos lo sabíamos. La cuestión no estaba en eso, sino en que él sabía que escapar, ese momento que tanto les gusta narrar a los escritores, pocas veces surge de la pura voluntad. Terminamos quejándonos y nuestras frases suenan demasiado bien hasta que alguien dice «hazlo».

En Leyendo a Vila-Matas, la segunda novela del escritor chileno Gonzalo Maier, recientemente lanzada por LOM, sucede justamente lo contrario. El protagonista viaja a encontrarse con el escritor Enrique Vila-Matas y en el viaje, para entrevistarlo, y a medida que el tren que lo lleva avanza, va preocupándose mucho menos por ese encuentro, y sus obsesiones adyacentes (su compañera de viaje, la esposa que ha dejado antes de partir) comienzan a poblar la historia hasta que ella -la historia, no la compañera de viaje ni la esposa- rememora la mejor enseñanza de Vila-Matas: viajar por accidente siempre supone perder algo.

Sin embargo, ya lo han dicho muchos, el escritor español Enrique Vila-Matas no es el centro de esta novela. Pero hay algo, hay rastros de sus inquietudes, está él mismo como sombra del libro, pero eso nada tiene que ver con la novela. Y es acá cuando me cuesta escribir. Me gustó mucho la novela, pero no sabría escribir más sobre ella. Por eso, preferiría creer que en las casi noventa páginas de este libro, está la respuesta a por qué no me fui de la casa cuando mi amigo me respondió «ándate», o por qué los viajes me siguen pareciendo el instante más riesgoso de nuestras vidas, por qué el hecho de mover las maletas, ese gesto tan nimio, o el de quedarse esperando en terminales de buses sin nada que hacer, sigue pareciéndome aterrador y ajeno.

Tenemos un ejemplar de Leyendo a Vila-Matas para sortear entre quienes manden un mail titulado “MAIER” a concurso@zancada.com con su nombre completo y teléfono de contacto.

*zancudo invitado

9 COMENTARIOS

  1. Concursando: muchos libros de Vila Matas en mi biblioteca, incluso impresiones y fotocopias por culpa de los precios de anagrama, menos mal que se fue a Seix Barral!… ningún libro sobre Vila Matas en mi biblioteca.

    Suerte para mi!!!.

  2. Me encanta que regalen libros!!!! me gustaría más si me los ganara, pero la esperanza es lo último que se pierde asi que estoy consursandoooooo!!!!

  3. Ganas de leer el libro… me gustó la introducción y la descripción… identificada con las sensaciones que me producen los viajes…. Saludos Zancudo Invitado…

Dejar una respuesta