Expo de “Canciones de amor y otras pasiones de origen romántico”

50


por Andrea Lagos

Frente al almacén de frutas más surtido de Providencia, en la calle Álvarez Condarco 934, el viernes pasado se inauguró en la Galería Florencia Loewenthal la muestra “Canciones de amor y otras pasiones de origen romántico”. Se trata de una selección exquisita de obras basadas en temas de amor que los propios artistas escogieron. Quedó como si la sala fuera un play list pintado.

Los visitantes de la expo se agruparon frente a un lienzo rojo, dividido en varios cuadros más pequeños, dispuestos como un mosaico. La obra era del artista visual José Miguel Marty, quien pintó a Camila Vallejos convertida en santa, a Hitler como una especie de filósofo buena onda y a un boxeador con los puños abajo, entre otras imágenes pop como el ícono de los dulces M&M y Gokú. En la muralla del lado, un pequeño cuadro decía Emannuel y lo montó Diego Lorenzini junto a unas manchas de lápiz pasta BIC. En la otra sala, colgaban del techo plumeros y palas voladoras y desde los muros, llaves de agua desde donde salían lana y mimbre.

Lo único deficiente del montaje, es que uno no podía escuchar el tema que había inspirado las obras, pero todo lo demás era muy estimulante.

Simultáneamente en otro espacio recién inaugurado, asociado a la Loewental (HOME, Av. Italia 1129), el trabajo usaba el lenguaje de la instalación. Desde una concha marina, que uno se acercaba al oído, se podía escuchar una sarta de garabatos que seguro lanzó un amante despechado. Al otro lado de la casa, más informal que una galería de arte de esas de Vitacura, si uno llamaba por teléfono a un número X, empezaba a sonar una guitarra y a volar unas pelotitas, quién sabe cómo. Vale la pena darse una vuelta, todos los sábados de 12:00 a 18:00 horas.

Dejar una respuesta