Wes Anderson y los diez años de The Royal Tenenbaums

Publicado el Miércoles 19 de octubre de 2011 | 19 comentarios | Archivado en : CINE


por Daniela Paz

Cuando a Wes Anderson le preguntaron cómo planeaba sus escenas, el guión y la música de sus películas, no decía mucho. Trataba de hacernos creer era todo más azar que un trabajo de crear no sólo una cinta interesante, sino preciosa.

Mientras, en una charla que dio en una tienda Apple de Nueva York, Wes Anderson llegó tímido, pero muy divertido con un traje café de cotelé en el que combinaba perfectamente su corbata negra, camisa café claro, calcetines y zapatos. Esa armonía de vestuario no era coincidencia. Su forma de dirigir tampoco.

Sobre lo que más se refirió Anderson en la charla, fue del actor protagonista de la cinta Gene Hackman, que había escrito el papel para él y cuando se lo comentó al actor no le pareció una buena idea, porque no quería que se tuviera esa visión de él. Sin embargo aceptó, según el director, un poco a la fuerza. También comentó que además de admirar a Hackman le temía, en el set varios eran amigos porque habían trabajado juntos, pero a Gene todos les tenían un respeto diferente.

Para Wes Anderson, The Royal Tenenbaums era de fracasos, pero que todo se lo tomaba con humor, por eso una de las escenas importantes es de los comienzos cuando el personaje Richie Tenenbaum -interpretado por Luke Wilson- pierde el partido de tenis, no significada un cambio grande, sólo un fracaso más.

También comentó que su primer trabajo lo hizo con 200 dólares que le pidió a su papá, que su primera cinta Bottle Rocket la ensayaron eternamente, a diferencia de las últimas que prefiere no hacerlo, que una de sus mayores inspiraciones es la familia Glass, de las obras de J.D. Salinger y que ahora está preparando un nuevo trabajo llamado Moonrise Kingdom y está ambientada en los sesenta.

Deja tu comentario