Amores de Cantina de Juan Radrigán, para reencantarse con el teatro

279


por Mariana y punto

Hace tiempo que no veía una obra de teatro en formato tradicional que me gustara y emocionara tanto como me pasó con Amores de Cantina. Con el teatro me pasa que hay obras que me han marcado, pero otras muchas en las que pienso que ni siquiera se justifica que sean teatro (y no una película, o nada), y otras como las de La Troppa en las que no puedo evitar pensar que son pura parafernalia (preciosa, increíble) pero en que detesto el contenido.

Particularmente ahora venía de “ver” Susurrus, por lo que mis expectativas estaban ciertamente por otro lado; pero rápidamente y a pesar de eso me conecté con Amores de Cantina. Lo primero: algo donde partes aplaudiendo no puede ser una mala señal. Tampoco la presencia en escena de actrices como Claudia Cabezas y María Izquierdo y de actores como Luis Dubó.

La puesta en escena sí fue una grata sorpresa; si bien parte con los actores sentados en lo que parece quedará tal cual durante toda la obra, tiene una iluminación precisa -cosa que no veía hace tiempo- y una utilización del espacio, el fondo y de colores intensos que logran absorberte aún más en la atmósfera de la obra. Y ahora que leo que el diseño teatral estuvo a cargo de Claudia Yolín (Cristo, Mi Joven Corazón Idiota) me hace aún más sentido que la ambientación sea tan sencilla, pero tan original.

Canciones emotivas, frases divertidas, otras tan sinceras que llegan a doler (recuerdo particularmente a Luis Dubó decir “ayúdenme a llorar” antes de entonar un lamento), y hasta coreografías tiene Amores de Cantina. Y más encima logra reflejar bastante exactamente (sin ser tan literales, sino con cierta ambigüedad) todos los sentimientos por los que se pasa cuando se mezcla el copete, con fiesta, con penas de amor, problemas y personas muy diferentes.

Amores de Cantina, dirigida por la joven y talentosísima Mariana Muñoz, está en cartelera en el GAM (Alameda 227, metro Universidad Católica) hasta el 30 de octubre, con funciones de jueves a sábado a las 21 horas y el domingo a las 20. LAs entradas cuestan 5 mil general y 3 mil estudiantes y tercera edad, 2×1 para Club La Tercera, y se venden en la boletería del GAM o a través de Ticketmaster.

Foto: Jorge Sánchez

4 COMENTARIOS

  1. Para el fin de semana del 18 de septiembre iba pasando con mi pololo por GAM, justo vimos a Radrigán en cartelera y sin esperar nada entramos a ver al nuevo ganador del premio nacional. Nos dimos cuenta que era el estreno y sin duda salimos extasiados. Estuvo increible, la puesta en escena, la imágenes formadas al final con la imluminación, música buenísima, la María Izquierdo y Dubó se pasaron. Aun tengo en la cabeza esta canción “qué costumbre tan chilena, tropezar cien veces con la misma pena… qué costumbre tan chilena” Notable.

  2. Amores de cantina es buenísima! Tuve la suerte de ir al ensayo general (con público) y de verdad la música y las canciones son excelentes, ya espero el disco!! Todos los actores están geniales y Don Juan Radrigán un seco! Vayan!!

Dejar una respuesta