Almodóvar sobre La Piel que Habito, el terror, el humor, Jean Paul Gaultier y la identidad

100


por Daniela Paz

La nueva película de Almodóvar se llama La piel que habito. Su título significa muchas cosas, y sobre algunas de ellas se refirió el director Pedro Almodóvar en la presentación de la película en el festival de cine de Nueva York.

En primer lugar, la película es increíble, desde la colorida decoración de la casa, el vestuario, los créditos finales, hasta los diálogos de sus personajes que terminas repitiendo en tu cabeza una y otra vez, fenómeno que sucede, con varias de la cintas de este director.

Almodóvar comentó que era la primera vez que se metía a lleno en el género de terror, para eso decidió volver a trabajar con Antonio Banderas, también presente en la conferencia, quien dijo que volver a trabajar con Pedro era volver a los 80 y volver a ver a su familia.

Sobre el terror de La piel que habito, Almodoóar comentó que eso no era un impedimento para hacer las cosas con humor, que los diálogos podrían hablar de muerte o desamparo, pero que entre líneas había una gran cuota de humor que jamás dejaría de lado, puesto que para él en todos los aspectos de la vida había que reírse.

La forma de las películas de Almodóvar fueron las que siempre me llamaron la atención, esta vez el vestuario lo hizo el diseñador Jean Paul Gaultier, quien antes había trabajado con el director en la cinta Kika. El vestuario es protagonista en la cinta, y así lo quería el director que lo nombró como “corte y concepción”. Según él, el vestuario dice tanto como las actuaciones y en este caso particular, con la historia de identidad sexual, transformaciones y operaciones, ciertamente la ropa era la piel que hablaba en la cinta.

En la historia de la película, Almodóvar comenta que quiere hablar de muchos temas: que los jóvenes hoy no quieren identificarse con un género, que lo que siente a una persona no tiene que ver más allá de sus genitales y que uno haga lo que haga no puede olvidarse, ni dejar atrás lo que eres, por más cambios que se tengas.

La cinta se estrena en noviembre y una gran sorpresa que trae es la tremenda actuación de la lindísima Elena Anaya, quien sostiene la película llena de suspenso, terror e imágenes perfectas.

6 COMENTARIOS

  1. Me muero de ganas de ver la pelicula, desde que hicieron la presentación en Cannes me tinco, Almodovar nunca nos deja de sorprender, y esta vez no es menor al cambiar totalmente de tema. Dijiste que la estrenan en Noviembre acá?. Que guapa que es Elena!

  2. Tuve la oportunidad de ver esta peli en España hace pocas semanas. Siempre me gustó Almodóvar: sus historias, sus colores, sus diálogos, el vestuario… todo, todo. De hecho creo que “Todo sobre mi madre” es una de las cintas fundamentales de mi vida. La primera vez que estuve en BCN, me fui directo a la Plaza de Medina Celi, en donde vivía Rosa, el personaje interpretado por Penélope Cruz. Sin embargo después de “La Mala Educación”, creo que la cosa empezó a decaer en mala onda. Temas repetidos, situaciones inintendibles, escenas rayando en el absurdo. Con “Volver”, tuve la esperanza de que el director estaba volviendo a sus cabales y que nos estaba entregando una película como las de “antes” que eran capaces de transmitir emoción y pasión sin perder la lógica… Pero con “Los abrazos rotos”, de nuevo se me vinieron las dudas y ya no lo puede defender tanto como antes, entre quienes me decían que Almodóvar ya no “valía nada”. Con “La piel que habito” la sensación ya fue una total certeza. Me pareció una historia absurda, con personajes absurdos, con una estética vanidosa (que igual me gustó) que está al borde de la total inconexión entre las partes. Difícil olvidar el personaje-tigre, cuya aparición -en mi caso- no hizo más que agrandar la sensación de desconcierto. En unos minutos, con los amigos con quienes estaba en el cine, nos miramos pensando en si nos retirábamos de la sala. Finalmente nos reímos y decidimos quedarnos, para así opinar hasta el final, de esta cosa llamada película que nos ensartamos en ver una calurosa tarde de sábado en un cine de Rambla Catalunya.
    No me gustó nada. Parece que esta vez no le entendí su locura. Genial eso sí la linda Elena Anaya, a quien vale totalmente la pena ver en “Lucía y el sexo” de Julio Médem.
    Ayer estrenaron “La piel que habito” en EEUU, y ni siquiera los críticos gringos, quienes suelen lamerle las botas a PEDRO, pudieron defenderlo tanto esta vez.

  3. ya la vi en españa 🙂
    es buena, y no es de terror… me llama la atencion que todas sus pelis estan como relacionadas, siempre sale algo referente a las demas peliculas que él ha hecho dentro de la pelicula… además se preocupa muchisimo de la personalidad de cada personaje, de detalles detallísimos. Y los accesorios, todos tan locos, como tazas de café de aritos y cosas así, siempre.
    bueno, el tipo es seco, la película totalmente inesperada, la vas decubriendo y entendiendo a medida que pasa, es genial..

  4. La peli esta curiosa de ver, si no te la revientan antes, mantiene la trama y la intriga. Es dura, porque como siempre almodóvar, ataca a la masculinidad. Es histriónica, como en todas, pero ha logrado una peli de casi ciencia ficcion, que es lo mejorcito que he visto en el español en mucho tiempo (lo cual tampoco es gran decir, por otro lado).

Dejar una respuesta