Las esculturas de Degas en el Museo de Bellas Artes

192


por Paty Leiva

Fuimos el domingo a visitar la muestra de Edgar Degas al Museo de Bellas Artes. No podía dejar pasar la oportunidad de ver –y de mostrar a mis hijos– “en persona”, las bailarinas que uno ve toda la vida en los libros.

Tuvimos la suerte de incorporarnos a la visita guiada del personal de la muestra, gracias a la que nos fijamos en detalles muy relevantes en los que uno no repararía necesariamente con solo mirar las obras.

Por ejemplo, contó que las series de caballos expuestas, están organizadas intencionalmente –para esta muestra, no originalmente por el artista– en series que no fueron las pensadas por el artista, pero que dan cuenta de lo importante que es el concepto de movimiento dentro de su obra. En ese entonces, gracias a la innovación de la fotografía, se pudieron reflejar en la escultura las verdaderas formas del caballo a la hora de correr o caminar, por ejemplo.

También supimos que Degas fue un transgresor, ya que fue el primero en representar a la mujer en formas y actitudes no convencionales para la época, como lo fue abordar el tema de la mujer bañándose (un hecho poco sofisticado si se quiere), momentos poco adornados en los que vemos a las musas lavándose la axila o sumergidas sin garbo en una tinaja de agua.

También lo fue al combinar el bronce o la cera con tela, dando como resultado lo que hoy denominaríamos sin problemas como “técnica mixta”, pero que en su momento provocó una polémica que incluso ponía en tela de juicio el valor artístico de su escultura.

Tal como comentamos antes, la muestra es generosa, son 3 salas bien nutridas con obras de distintas escalas que rematan con una sobrecogedora bailarina de 14 años que mira sutilmente al piso, analizando sus propios pies en lo que imaginamos es la auto revisión de la postura correspondiente, frente a un espejo que evoca la sala de ensayo de alguna academia de danza.

Por favor no se lo pierdan, además, siempre hace bien ir a ese lugar.

Hasta el 30 de octubre en el Museo de Bellas Artes (Parque Forestal s/n). www.degasenchile.cl

7 COMENTARIOS

  1. Pucha, quizás seré demasiado aburrida en cuanto a este tema… Soy visitante regular del MNBA y ayer fui con un amigo gringo a la exposición y la verdad me cargó. Hasta él me dijo que no le encontraba la gracia. Pero bueno, en gustos no hay nada escrito.

    Concuerdo con el último comentario, SIEMPRE hace bien ir al museo, aunque algunas muestras no nos gusten,es un panorama increíble. Hay 2 exposiciones más bien buenas.

    Saludos

  2. Creo que esta exposición es genial!! No pensé que traerían a un impresionista, considerando que sus obras están en los museos mas grandiosos del mundo.
    Te encuentro razón Paty, en que su obra fue rupturista, la de todos los impresionistas lo fue. En el post anterior comenté que existe una serie-documental de la BBC, que se llama “The Impressionist”, recomiendo que la vean antes de ir a ver esta expo, para quienes no somos artistas, nos aclara bastante el conexto en el que desarrollaron estas obras.
    Leí en el diario que el primer domingo fueron 4000 personas, superando todas las expectativas
    En Marzo llegan desde EEUU, las obras de Botero!!!

  3. la cara del joven de lentes en la foto es muy “no estoy mirando, solo estoy sentado, ni me he dado cuenta que estan tomando una foto” jajajaja… me encanta cuando hacen esa pose “distraida”…

  4. Edgar degas
    Museo Nacional De Bellas Artes.
    Por: Fernanda Herrera.

    Un paseo fantástico y pero hermoso, así los considere al entrar por primera vez al Museo Nacional De Bellas Artes, en el que no pude olvidar sus detalles interiores ni exteriores.

    Es la cultura la que me llevó a entrar y ver esas esculturas que yo solo podía ver en libros, claro además de que tuve que ir por paseo de curso.

    Sin embargo tengo la necesidad de describir al museo que constaba de 3 salones rectangulares y 2 circulares, cada uno mostraba una o más etapas de pintura de Degas las cuales asombraban cada vez más.

    Comenzamos en una sala rectangular mostrándonos las 3 primera etapas de pintura de degas, una de ellas me llamó mucho la atención en la que estuve horas tratando de comprender que era. Cuando afín opte por preguntar me dijeron que era abstracta (lo debí haber sabido antes.)

    Sin embargo luego de pasar por varias salas espaciosas con bailarinas en movimientos, me quede observando la etapa de baño donde me impresiono su técnica para nada lisa y pequeñas manchas donde en la pared se podía leer que Degas contaba que sus mujeres desnudas el no las veía atrevidas sino que honestas, sencillas y despreocupadas.

    Si tuviera que elegir mi parte favorita sería la bailarina de 14 años, eras una figura más grande que las demás que tenía un vestido de tela vencida, donde pude conocer por primera vez la situación de las bailarinas en esa época: si no funcionaba su ilusión de bailarinas se convertían en prostitutas, lamentable debo decir.
    Sin embargo me pude dar cuenta de algo: esto no es solo obras y vista de artista, nada por el estilo, ¡Es Cultura!

Dejar una respuesta