Violeta, la película

Publicado el Miércoles 3 de agosto de 2011 | 33 comentarios | Archivado en : CINE


por Paty Leiva

Violeta Parra ha estado siempre presente. Algunos la conocerán más gracias a la música que sus padres ponían en su infancia, abriéndonos la mente y el oído. 

Tras 5 minutos de ver a Francisca Gavilán en el papel en Violeta, uno queda absolutamente convencido de que Francisca es Violeta. “Si ella no existiera esta película no se podría haber hecho”, me dice una amiga. Yo le digo que parecerse a Violeta no es tan difícil, porque Violeta tiene cara de chilena. Pero el mérito de la actriz no se sostiene solamente en su extraordinaria caracterización, sino del desdoblamiento que la actriz pareciera hacer al interpretar a su personaje. No puedo llegar a imaginar lo que habrá entregado Francisca Gavilán a la mismísima Violeta.

Cuando supe que Andrés Wood iba a hacer una película sobre la más importante representante de la música chilena en el mundo, me entusiasmé mucho, pero también me asusté un poco de tamaña responsabilidad. Era una idea tan ambiciosa como necesaria. Hoy estoy convencida de que el resultado no es solo un tremendo documento sino que es también una obra de arte que alberga a otra.

El equipo de Wood es tremendo. Rodrigo Bazaes participa y ese sello garantiza un resultado de congruencia y belleza único en su clase.

La película es intensa, como la misma Violeta, y gatilló que pasaran mil cosas pasaron por mi cabeza. Desde pensar en mis padres, en mis hijos, en la vida, todo eso mientras sonaban canciones estremecedoras recreadas con una pureza que eriza la piel. Por favor no se pierdan de esto.

Violeta. Estreno 11 de agosto.

Deja tu comentario