Foo Fighters en el garage

43


por Paty Leiva

Este es el registro de lo que comentábamos la otra vez al enterarnos de la existencia del documental Back and Forth: las tocatas de la banda en garages de fans que ganaron un concurso para que Foo Fighters tocara en los garages de las casas de fans de distintos estados gringos.

Acá podemos ver 40 minutos de canciones en garages. Amé a la niña de Seattle, temblando y pidiéndole a Dave un abrazo. Lo mejor son las caras de Pat Smear (un amor él), Nate Mendel (el que me parece menos se asume rockstar) y los demás mientras la gente les habla en éxtasis.

Dave Grohl no puede tener más carisma y la banda no puede ser más buena onda. Que tu banda preferida vaya a tocar a la casa es como el clásico sueño del fan. Y creo que la gracia es que parece que los Foo Fighters entienden ese sentimiento y más aún, lo aprecian y lo valoran. En el Back and Forth Dave dice que cuando chico fantaseaba con ir a un concierto y que dijeran “Pucha, vamos a tener que cancelar el show porque el baterista no puede tocar así que no habría concierto a menos que alguien del público pueda reemplazarlo”… y ahí saltaría él diciendo “Yo! yo me las sé todas!”.

Lo fascinante de lo que hicieron, es el tiempo que dedicaron a cada anfitrión, a cada fan que prestó su garage. Porque convengamos que a veces uno como fan puede ser bien latero y emocionado. Es un hecho que la gente famosa escapa un poco de eso, onda de lejitos mejor, de lejitos es más fácil ver a esa masa nebulosa de gente (que en el fondo es la que los hace ser unas estrellas). Por lo menos en lo que vemos acá, no sólo conversan, se abrazan, escuchan sus particulares historias y sentimientos hacia la banda, y pareciera que lo que todo esto significa para el fan, significa algo para ellos también.

(vía @radiohorizonte)

8 COMENTARIOS

  1. No lo veré ahora, porque tengo sueño y mañana tengo que trabajar temprano… pero simplemente diré QUE LOS AMO!!! Pucha que me gustan!!!

  2. Qué buena, gracias por el material. Lo veré con mi pololo más tardecito.

    Yo, de repente de puro ñoña, me imagino cómo sería si voy caminando por la calle o estoy en el super y me encuentro a alguno de mis ídolos, Eddie Vedder, dave Grohl, o alguien así…y se da la posibilidad de carretear con ellos, por ejemplo en mi casa(ñoñísima lo sé). Pero me entretiene mucho pensar en a quiénes de mis amigos llamaría para que se vinieran al toque desde stgo a viña(Me imagino llamándolos y diciendo: vente ahora wn, confía, deja lo que estai haciendo o te vas a arrepentir pa siempre), cómo superaría la incomodidad inicial, qué música pondría, etc, etc. Todo esto después de leer un reportaje de la zona de contacto en que contaban como a un loco le pasó algo parecido con Zach de la Rocha en Pichilemu.

    Sé que es mega ñoño porque cuando le cuento a mi pololo me mira con cara de “y a ésta qué le pasa?” jajaja, pero me entretiene ene. Bue eso, confesiones espontáneas de una fan.

Dejar una respuesta