Los nuevos libros Qué Leo

96


por Cristóbal Carrasco

Al final de los libros está su declaración de principios. Como una sentencia irrenunciable, los editores tras “Los libros que leo” -aquella pequeña editorial creada bajo el seno de la librería Qué Leo- nos dicen: nos costó hacerlo, y no debe haber nada más cierto, pues después de unos meses de haber lanzado sus primeros dos libros, la editorial a cargo de Juan Carlos Fau y Andrea Palet vuelve a las vidrieras de la librería Qué Leo con tres títulos que, de entrada, pueden ser considerados como las novedades literarias más interesantes del primer semestre en Chile.

El primero es Ocio, la novela del escritor argentino Fabián Casas, que además viene con el dvd de la película basada en el libro y que se lanzó para el BAFICI el año pasado. Puede que Fabián Casas no les suene, pero no deberían descuidarlo por eso. Además de su faceta narrativa, ejerce como poeta y cronista con una recepción de la crítica –y también ventas– envidiable.

Sobre cosas que me han pasado es el segundo libro, y el autor, el Marcelo Matthey Correa. Detrás de ese libro suenan, usualmente, las frases “autor de culto” y “secreto mejor guardado”, pero eso ya se acabó. Aunque es ingeniero de profesión, Matthey Correa explora en Sobre cosas que me han pasado –libro autoeditado hace más de veinte años– la técnica del diario con una simpleza que ya quisieran muchos.

Por último, la recopilación de cuentos Hermano Ciervo, de Juan Pablo Roncone, el primer libro de este escritor joven que pedía a gritos su publicación, luego de haber ganado el 2007 el premio Roberto Bolaño y el 2010 los Juegos Florales Gabriela Mistral. El libro de Roncone sorprende y atestigua una madurez increíble. A contracorriente de la actual literatura joven chilena, Roncone maneja con tranquilidad su prosa, no se apura y sus cuentos, emotivos pero calmos, dan cuenta de ello.

Todos estos libros puedes encontrarlos en la librería Qué Leo, ubicada en Avenida Providencia 2102.

4 COMENTARIOS

  1. Oye!!!,. buena descripción… de entrada me dieron ganas de tener los tres. Solo porque ninguno me suena y se ven realmente de culto.

    Los anotaré en mis “por leer”.

    Saludos!.

  2. A mí me interesan los diarios de Carlos Matthey, leí un extracto en un artículo y me parecieron DELIRANTES. A tomar en cuenta (además las ediciones están super cuidadas y eso siempre, siempre se agradece).

Dejar una respuesta