La originalidad en seguir instrucciones

111


por Mariana y punto

Si hay una conclusión que podía sacar de ver programas como Project Runway es que, aunque parezca contradictorio, las ideas más bonitas, novedosas y originales siempre venían cuando se les asignaba a los participantes un tema o desafío específico.

Y, por el contrario, lejos lo más fome venía cuando les permitían a los diseñadores hacer lo que quisieran.

Lo mismo pasaba en el caso Learning To Love You More, el proyecto de Miranda July donde personas normales hacían acciones creativas a partir de desafíos propuestos y que en la teoría podrían parecer uniformes. Pero por algún motivo no lo son.

Pensando en una explicación para que pase esto se me ocurre que puede ser que al no tener excesiva libertad la creatividad se concentra justamente en crear y de necesariamente hacer algo original a partir de algo específico.

Mientras, si no tenemos un tema o concepto (aunque sea autoimpuesto) antes de empezar un proyecto este es desde el inicio menos interesante, pues no tiene motivo de ser, ni coherencia.

Así que, aunque me gusta tener libertad, me parece que hay veces en que seguir instrucciones puede tener su encanto.

9 COMENTARIOS

  1. Los pie forzados son lo mejor! No soy la tremenda creativa, pero cuando me han puesto a pensar en torno a una idea más definida he tenido resultados mucho mejores.
    En Project Runway el caso emblemático fue Michel Knight, que en todos los desafíos hizo cosas increíbles y su colección fue macabra.

  2. Cómo amo Project Runway! Quiero que vuelva ya!

    En mi caso, después de una sesión tortuosa con mi psicóloga en la que me hizo jugar con una caja de arena y yo me quedé ahí paralizada, las reglas son necesarias. O sea, necesito saber cuáles son mis parámetros o qué se espera de mí. Para mi es mucho más fácil echar a volar la imaginación después de fijar esos límites o más bien, esos fines. Me ha resultado y me he dado cuenta que soy mucho más creativa de esa forma.

    Si me lanzan a la piscina así no más, voy a pensar en tantas, tantas cosas (posibilidades) que lo más probable es que me ahogue entre tantas opciones o nunca me decida por lo que quiero y lo haga todo a útima hora.

  3. No concuerdo en lo de que al no tener un tema o concepto el proyecto sea desde el inicio menos interesante, pero si creo que es más complicado porque hay que pensar en el tema y hay que pensar en ese concepto original, y si no le achuntas entonces si, puede ser que tu proyecto resulte fome si la idea original en que pensaste no era muy buena, en cambio en ese tipo de programas los creadores piensan en ideas originales para que los resultados sean atractivos (si es que el diseñador-en el caso de PR-puede llegar a concretarlo).

  4. A mi me pasa algo diferente, y es que cada vez que me “mandan” hacer algo simplemente no puedo hacerlo (de hecho renuncie a mi pega y decidì empezar algo independiente). Ahora, hay algo que se llama desafío y ahi si podria estar de acuerdo, pero eso no hay necesidad de que te lo diga otra persona, uno misma se los puede poner.

  5. Sí, tiene su cuota de cierto en mi caso.
    Soy diseñadora y tb estudié arquitectura, en fin fueron hartos años de U “creando” y pucha que era difícil cuando era algo más libre. También me pasaba que cuando eran tareas de un tema específico se me hacía super fácil y yo creo que a la mayoría también y a la vez salían resultados interesantes.
    Pero cuando había que elegir entre todos los temas del mundo para hacer la tesis o el título, pfff pucha que daba bote.
    Ahora igual, tengo un área, me estoy lanzando con mi proyecto independiente pero pucha que me cuesta enfocarme, se me ocurren taaaaantas cosas que me queda una ensalada de productos y ni siquiera termino todo bien. O veo otras cosas y pienso “oooh podría hacer algo así pero con mi estilo”. Mejor no miro nada más y me enfoco en lo que sé hacer, sé que tengo mi estilo pero me descarrilo fácilmente, soy súper dispersa por naturaleza así que en mi caso necesito patrones a seguir.

  6. Estoy de acuerdo, no hay cosa peor que empezar un diseño con el lienzo en blanco… La creatividad empieza cuando tomas elementos ya existentes y los combinas para crear algo nuevo. Pero si no tienes de dónde empezar, es muy fácil bloquearse.

Dejar una respuesta