Sensaciones y emociones después de haber visto a un Beatle en vivo

107


por magdalena

Hace muchos muchos años me prometí a mí misma que si Paul McCartney venía por estos lados – léase Sudamérica – gastaría lo que fuera y partiría a verlo, porque era una de esas cosas que tenía que hacer antes de morir. Aunque yo, que soy una persona práctica y organizada, no me creía mucho que en realidad fuera a cumplirlo y cruzaba los dedos para que viniera a Chile no más.

La cosa es que todo sucedió como yo no esperaba. Paul McCartney fijó concierto en Argentina y no en Chile y yo, para ser fiel a mí misma, tuve que cumplir lo que había prometido y partir a verlo. Fue lo mejor. Viajar a Buenos Aires por menos de 24 horas para encontrarme con las canciones que habían marcado mi vida es algo que no se me olvidará nunca. Y con la Daniela Paz vivimos uno de esos momentos que definen a las amigas, llorando juntas prácticamente todo el concierto.

Lo que nosotros no sabíamos era que exactamente seis meses después estaríamos nuevamente juntas frente al músico vivo más importante de la historia y lo que viviríamos esa noche sería incluso más intenso que lo sentido en Buenos Aires.

El estar en medio de la multitud, en nuestro país, rodeada de niños, abuelos, jóvenes, parejas y todos cantando juntos himnos como Hey Jude, Let it Be o emocionándonos hasta las lágrimas con Something, fue todo lo que habíamos esperado. Y él, Paul McCartney, dando clases de simpatía, de talento y mostrándose relajado y divertido, tal como uno lo había visto mil veces en videos de The Beatles, cuando tenía menos de 30 años.

Hoy, a casi una semana, se siente una emoción extraña. Sin duda es la mezcla de la satisfacción y el vacío del deseo cumplido. De haber estado ahí, cuando un Beatle pisó por segunda vez nuestro país y creó una nueva marca en la vida de las más de 50 mil personas que cantamos junto a él.

Link foto: maccosta

24 COMENTARIOS

  1. Qué bueno que quedaste como en las nubes! De verdad. Yo fui el 93 y no sé si fue que estaba más chica o que justo vino en mi momento más fan de los Beatles, pero me gustó mucho más ese concierto que el de la semana pasada. Lo vi relajado, sí, pero tanto que a un punto me llegó hasta a molestar tanta burla y mueca hacia el público que le gritaba que lo amaba, etc. Y lo vi apurado también.

    No digo que el concierto haya sido malo, musicalmente estuvo buenísimo, pero esas cosillas pequeñas que no necesariamente tienen que ver con la música, me dejaron sólo conforme, no extasiada. No me arrepiento de haber ido, pero dudo de ir una tercera vez.

    • esa gente que gritaba era la gente ocmo tu en el 93 y era la primera vez que lo veia,hubieron puros viejos que decian que se callarán y volas, y onda uno va a un concierto a ver al artista y canta junto a el y pasarlo bien…pero bueno,lo pasé demaciado bien,y el publico en cancha era super fome y sin energia,yo estaba en andes lo veia todo y tenia amigas que fueron a cancha.

  2. Aun pienso en el concierto y me emociono, definitivamente es lo mejor que he visto, aparte que amo a the beatles y a el. Encontre hermoso el show y él un amor, con su carisma. Ame cuando canto Blackbird, y aunque no lloré en ese momento, ahora cada vez que la escucho se me hace un nudo en la garganta y me dan ganas de llorar, de la emocion será, solo se que de ese dia no me voy a olvidar nunca 🙂 fue hermoso

  3. Con todo el estadio coreando let it be, con antorchas, celulares, encendedoros y cuando cosa se pudiese prender y un Paul Mac Cartney, acompañado simplemente por un teclado y una guitarra acústica frente a 50 mil personas , cantando Yesterday es de culto. O mas bien 50 mil personas a sus pies.

  4. Si, que heavy. Me pareciò super emocionante el recital tambien. Hubo mucha gente que se emociono con las canciones, yo misma estaba como conmovida con la musica. Yo fui el 93 tambien, pero creo que este estuvo totalmente distinto, a lo mejor es que tb uno esta en volás distintas y eso. Para mi el highlight fue I’ve got a feeling. Lejos.

  5. No sé, pero si estaré rayando la papa, pero sentí que fue el espectáculo más hermoso en el que he podido estar. Aparte de cumplir mi sueño de ver a un beatle en vivo, escuchar esos temas que han musicalizado mi vida fue uno los mejores momentos de mi vida, esos que cuando estes vieja recordarás con satisfacción.

    Cuando salió cantando hello/goodbye sola me puse a bailar con un caballero que no conocía (Eso que me carga bailar), después con I Love Her, sentí la nostalgia de Paul y la omnipresencia de Linda. Se me erizaron los pelos cuando escuche blackbird, y sucumbí con something; al principio me molestó que la tocara solo con el ukelele, pero después cuando se fue con todo, coincidiendo con las imágenes de George, mi beatle favorito, no pude aguantar la emoción, de hecho lo recuerdo y vuelvo a emocionarme.

    No puedo pedir nada más. O si, quisiera que Paul viniera nuevamente en un concierto interminable

  6. Crecí escuchando a The Beatles. Fue un gusto heredado, creo que desde que tengo recuerdos, en mi casa se escuchaba su música…. Crecí escuchando las historias de mi vieja que contaba (y aún lo hace) las leseras que hacía cuando se arrancaba del colegio para ver las películas en blanco y negro de los de Liverpool. Adoraba a Paul… Dp, cuando yo estaba en el colegio el profe de inglés nos enseñaba el idioma con las canciones de The Beatles. Y dp ya teenager, con mis amiguis del cole escuchábamos a Paul, John, George y Ringo, cuando todos rayaban con el grunge. Lloré el 93 porque no me dejaron ir a ver a Paul porque era muy chica. También derramé mis lagrimones cuando se murió George Harrison…
    El año pasado no lo pensé dos veces y partí a Baires para ver a McCartney en el segundo show. Las lágrimas se arrancaron y se mezclaron con risas incontrolables de alegría, miré a mi alrededor y estaban todos en la misma. “Here today” esa vez fue un shock emocional acordándome de mi propio viejo que ya no está. Cuando terminó el show, sólo atinamos a darnos un gran abrazo con mis amigos.
    El miércoles 11 fue con mi vieja querida a ver a Paul al Estadio Nacional, las dos con poleras de The Beatles, bien chillonas, y les juro que nada se compara con la felicidad de verla reírse como cabra chica durante todo el concierto y cantar esas canciones que siempre han sonado en mi casa. Esta vez no lloré, pero puchas que gocé. Pensar en esos dos maravillosos conciertos a los que fui, les juro que me pone feliz. 🙂

    • Al igual que Caco, creci con la musica de The Beatles, y con las historias de fans de mi madre, que tenia hasta un cuaderno con recortes de su adorado grupo y su amado Paul….por eso mismo me prometi que la llevaria si o si al concierto, aunque me endeudara a mil años…pero todo se pago, cuando vi su ansiedad de fans por llegar al Estadio, cuando lloro al ver a su amado Paul en el escenario, y verla feliz cantando…fue un momento magico, compartir las canciones de nuestras vidas juntas, con un Beatle cantando para nosotras…

  7. Antes de que se anunciara que Paul llegara a Chile mis esperanzas estaban absolutamente perdidas, pero todo tomó un giro que no creía. Salí el miércoles de madrugada de mi casa, para un viaje en bus de 5 horas… hacer tiempo hasta como las 5 (porque nunca dimensioné la tremenda fila), perderme en el metro, asustarme, tomar un troncal y llegar finalmente a un sitio en el que nunca antes había estado. Al entrar, tras correr y buscar una buena ubicación dentro de lo que se podía (galería), la primera media hora morí de frustración de no haber pagado cancha -habiendo podido- … pero tras un rato y los cariños de mi novio, todo se me olvidó.
    Deseé que mi familia hubiese podido compartir ese momento conmigo, sobretodo cuando vi a tantas familias todas juntas coreando las canciones que ponía el DJ en la previa.
    Desde ese momento en adelante todo fue emocionante, un “no creer lo que estoy viendo” y sentir que, pese a lo lejos que podía estar, tenía al gran sueño de mi vida tan cerca (tenía sólo 6 años el 93, imposible ir)
    Con here today se me cayeron las lagrimitas, pero el resto de las grandes canciones e himnos, como Something, Blackbird (mi canción favorita de la vida), Hey Jude y Let it Be, me tenían perpleja; entre otras canciones con las que le he pegado el gusto por The Beatles a mi novio (aunque a él le gustó más Live and let die) o la historia de la Eleanor Rigby, que mi papá cuando yo era chica escuchaba conmigo y me contaba su historia…
    Lo que sí, el final fue demasiado abrupto, para mi gusto, sabiendo que el mismo show duró media hora más en Lima. La vuelta a la normalidad fue frustrante, pero ya sentía que lo que había esperado durante 18 años se había cumplido. El frío de esa noche me dio un tremendo resfrío del que aún no me recupero… Y en mi regreso, era muy lindo ver a tantos con las poleras y recuerdos del concierto en el Terminal de Santiago mientras esperaban un bus para regresar a sus casas, tal como mi novio y yo lo hicimos.

  8. Yo tb fui a BA y ahora stgo…daria para largo escribiendo pero al final no es mas que el soundtrack de parte de nuestras vidas… Na que hacer con eso

    Ps: buen comentario Caco 😉

  9. El viejete desafinaba y no alcanzaba a llegar a los tonos, ahí no más el concierto en cuanto a calidad vocal, el show estuvo bien.
    Creo que lo mejor que se ha vivido en Chile ha sido Roger Waters el 2007, hay rumores que viene a fin de año, ojalá se confirme.
    Espero muchos deditos para abajo, saludos.

    • Mmmm discrepo… es cosa de gustos de cada uno en todo caso. Segun mi humilde experiencia en recitales, lo mejor que se ha vivido en Chile ha sido U2 el 98 y NIN el 2008. Waters estuvo muy bien, pero para mi no califica tan arriba.

      Insisto, es cosa de gustos de cada uno. Ahora si se deja caer AC/DC (Buenos Aires el 2009 ha sido mi mejor recital en la vida) , será el numero 1 por sobre todos. 🙂

  10. Se demoró este post!

    Yo y mi novia veniamos con todas las emociones a flor de piel para Maccartney, asi que cuando partió fue como “sorprendeme Paul” (a pesar de que sabia que venia repitiendo el grueso del setlist desde que tocó en Glastonbury hace un rato ya)

    “All my loving” hizo que me diera por pagado de todo. Es la quintaesencia de Los Beatles, el sello del fenómeno que nos tenia a todos ahi. “Something” me erizó los pelos y cuando salieron las imágenes de George las lágrimas cayeron solas, increíble la ovación que salió del público en ese instante. “Blackbird”, más que “Yesterday” o “Hey Jude”, fue tal vez lo más emocionante para mi.

    No recuerdo haber cantado tanto en un recital de ninguna banda. Ojalá hubiese tocado tambien “Golden Slumbers”, pero no podia pedir más.

  11. Pese a que me encanta U2, creo que no es posible compararlo a Paul, que con un ukelele y sin piroctenia con Blackbird, hizo emocionar a muchos.

    U2 necesita del tremendo escenario, las pirotecnias, harto show, como quien dice “harta challa”.

    Para mi el concierto del miércoles pasado no tiene comparación, recordando las sensaciones de los presentes, creo que fue el mejor concierto en el que he estado

  12. Al fin el post!
    Ya había comentado que esta era un regalo que quería darle a mi padre hermosito. Él es músico y siempre me dijo que Los Beatles eran un clásico y estaban en el nivel de Bethoven, Bach, o sea, personas que cambiaron la historia dela música y que habría que esperar un siglo más para ver algo se semejante nivel. Bueno con eso crecí y el año pasado le traje a mi papá su polera de The Beatles directo de Liverpool, con sus fotos y llavero correspndiente.

    El día del concierto mi papá se hallaba esperandome con polerón y encima supolera (con agregado a los costados porque le quedaba chica jeje), y mi mamá como cabra chica fan. Mis tías con cara de desesperación y mis primos y hermanos ansiosos. Lo mejor del concierto fue ver a mi papá agarrandose la cabeza y diciendo “es que no lo puedo creer, no lo puedo creeeeeer” y cuando abrazo a mi mamá cuado Paul comenzó a cantar Yesterday sólo con una guitarra ante 50 mil personas que lo escuchaban en un silencio total. Para mí esas son las escenas que marcan la vida, los instantes de felicidad máximos!.

    Yo me sentí pagada invitandolo y ver cumplir su sueño y al final darme las gracias por todo.

    Yo lloré son blackbird y something! se verdad se me erizó la piel y se me cayeron las lágrimas. Por lo que veo en los post esas canciones fueron mas potenetes que Hey Jude o Let it be.

    Gracias Paul!
    PD: Hice un check a mi lista de cosas que hay que hacer antes de morir!

  13. Cuando partio con hello goodbye, yo me di por pagada. Había invitado a mi hermana, 10 años menos, y fuimos juntas a galucha, compramos vinoculares y mani confitado. Fue el espectáculo más conmovedor de mi vida. El peak estuvo en And I love Her. Sentí que me alzabapor las nubes con Somtehing y sin duda cumplí un sueño de muchos años al ver un Beatle en vivo. Sin duda habría pagado muchísimo más de vivir John o George, pero me bastó con el querido Paul.
    Hermoso. Todavía siento un nudito. Y mi hermana al día siguiente me mando un mail agradeciendome por haberla invitado no solo por lo hermoso y maravilloso que es ver un Beatle en vivo, sino porque lo habíamos visto juntas. Gracias Paul.

  14. Wow, recuerdo ese dia y se me pareta el estomago, pensar que a esta hora estaba en medio del nacional con mis amigos hechos por fc especialmente para ese dia, cantando, gritando y llorando a mas no poder por poder cumplir mi sueño de ver a un beatle!….

    Ahora rescato muchas cosas de ese dia, el fanatismo, la buena onda de la gente, las amistades que hice, las que recupere, sentir la emocion natural de una fan, sentirme como en liverpool en los sesenta o como en estados unidos como una verdadera fanatica al borde del desmayo….

    Si viene de nuevo, de alla soy sin dudarlo!…

  15. Que lindo leer todos los comentarios! estan buenisimos todos!!!!

    Este concierto fue el mejor de mi vida, fue mágico! . Estuve todo el concierto pensando “estoy viendo y escuchando al original!!!, no son covers cantados por otros, es Paul” y de tanta la emocion y de un poco llorar se me olvidaban las canciones!!!

    Fue tanto la alegria que senti y que siento de haber visto a Paul que al dia siguiente cuando estaba chata en la pega se me venian a la mente los recuerdos del dia anterior en el concierto y me ponia feliz!!

    GRACIAS PAUL!!!!

  16. No me gustan los Beatles y menos Paul pero me lo he llorado todo con las descripciones de lo emocionante que fue para ustedes.

    Que rico que muchas hayan cumplido un sueño!

  17. Es cierto solo su voz y el piano es algo bello, pero nadie ha mencionado la euforia que habia con Live and let die!! en ese momento yo estoy segura que me despegué del piso, todos saltabamos (estaba en cancha) y el estadio se iluminó a punta de puros fuegos artificiales, ese nivel de energía es algo pocas veces visto, un honor haber podido estar ahí 🙂

Dejar una respuesta