La misión imposible de juntarse con las amigas

3148


por Michele Monet, ilustración de Frannerd para Zancada

Cuando estaba en la universidad todo era bien fácil, llamaba a una amiga, le preguntaba si nos podíamos ver, ella felizmente me respondía que ok! y luego ella llamaba a otra amiga para preguntarle lo mismo y así corría esta cadena mágica de organización que al término de unas horas estábamos todas juntas tomando unas cervezas y copuchando. Todo esto lo recuerdo como una linda época donde la espontaneidad y rapidez era el estilo entre mi grupo de amigas.

Después cuando comencé a trabajar (diez años atrás) la cosa se puso un poco más difícil; yo estaba sumergida en mi nuevo trabajo, algunas de mis amigas comenzaban sus tesis y otras seguían estudiando. Aunque ya cada una estaba comenzando su camino a la adultez, igual se podía coordinar carretes, juntas y salidas, se hacía un esfuerzo que costaba un poquitito, pero se hacía empeño y casi siempre resultaba.

Al pasar los años yo ya acumulaba el grupo de la amigas del colegio, el grupo de la universidad, el grupo de la pega N°1 y N°2; ahí comencé a entender que la situación se estaba agudizando, ya todas trabajando de frentón y algunas estudiando un magíster al mismo tiempo, otras practicando un deporte para enfrentar los nuevos kilos que ganaban sin una aparente razón. En resumen, cada una con su cuento y vida, lo que se tradujo a que cada vez que queríamos juntarnos, esto se convertía en una mini-odisea que bombardeaba la bandeja de mails de cada una.

Ahora voy en la pega N°4 y la situación es crítica: de mis casi seis grupos de amigas/compañeras que he ido sumando en mi vida, ya hay dos grupos que nunca más vi, porque la no convivencia cotidiana terminó por matar esos vínculos. Después hay otro grupo con el cual adoptamos las política que después de cada junta nos coordinamos inmediatamente para la próxima reunión, que al final se da cada cinco semanas. Con el grupo de la pega N°3 ya desistimos que todas nos podamos juntar al mismo tiempo, así que la reunión se hace con las que pueden.

Por último, con otro grupo muy querido por mí, que son mis amigas del colegio y universidad, la situación es casi terminal: una amiga vive en Inglaterra, la otra se va a un viaje largo, la otra tiene tantas actividades en horario después de oficina que nunca tiene tiempo y por último estoy yo, a las puertas de convertirme en mamá –cosa que me tiene ultra feliz–, aceptando con mucha pena que juntarse con ellas se podría convertir en una misión imposible.

Me imagino que esto forma parte de la famosa frasecita “es la ley de la vida”, y lo acepto como tal, aunque igual recuerdo con nostalgia esa época bacán de las amigotas que siempre estaban dispuestas a reunirse y me estoy resignando a que con el pasar los años, las responsabilidades de la vida adulta comienzan a ocupar cada vez más de nuestro tiempo, ese querido tiempo que antes destinabas a tus amiguitas del alma.

58 COMENTARIOS

  1. Creo que cuando se quiere se puede. Quizás no con todo el grupo pero con una o dos amigas si hay voluntad se puede quedar. Por lo menos ese es mi discurso cuando hago chantaje sentimental a las amigotas.

  2. Ahhhhh, si me pasa mucho y al final uno se aburre de estar presionando. Mis amigas que tienen niños son las que menos pueden (aunque quieran). A esperarlas no más. La única solución es que inviten pa su casa!

  3. Esto ocurre por las prioridades que tiene cada persona.
    Por lo leido para ti es el trabajo y la vida ordinaria. A vida ordinaria me refiero a trabajar, encontrar un esposo, un hijo y envejecer.
    Cuando no puedes equilibrar vida social con lo que te apasiona(trabajo) el problema no es “la ley de la vida” eres tu.

    • si te empeñas en creer que toda nueva persona que se cruza en tu vida es un nuevo amigo, es inevitable que juntarlas sea una misión imposible.
      cuando hay verdadera amistad y menos tiempo, las reuniones son menos seguidas, pero los espacios se generan igual si lo planificas bien, y por la misma falta de tiempo muchos de esos momentos se dan espontáneamente, no necesariamente en torno al carrete o la comida.
      la diferencia es que no son con las patotas de antaño, porque allí había una mezcla que también incluía a las conocidos, los amigos de las amigos, etc. con quienes el lazo era circunstancial (universidad, colegio, primeros trabajos)

  4. Te entiendo! No tengo muchas amigas, para nada, pero nos cuesta harto juntarnos. Si nos vemos de a una es más fácil, pero juntar al grupo complica la cosa. Llevamos ene tiempo tratando de coordinarme con dos amigas más para conocer el depto de una de ellas, pero es súper difícil! En todo caso siempre soy yo la más complicada, porque al tener hijos no sólo está el tema de con quién se quedan, sino que ellos traen consigo muchas actividades anexas, como reuniones de apoderados, cumpleaños o a veces se sienten mal y uno claramente se tiene que quedar con ellos. Por suerte mis amigas me tienen paciencia y me siguen queriendo igual 🙂

  5. Por eso mejor no generar lazos a amistad en las pegas.
    Tener los amigos justos y necesarios.
    Si finalemente los verdaderos amigos son pocos, el resto son relleno.

    • No estoy de acuerdo con tu opinión. En la vida hay que SUMAR, no restar.
      Uno nunca sabe dónde va a encontrar personas maravillosas que harán de un minuto un momento espectacular e inolvidable.
      Lo que debemos comprender es que el tiempo es un recurso limitado y hay que aprender a usarlo y gozarlo.
      Yo tengo muchos amigos… los he sumado en las pegas, los carretes. Generas redes de contacto, de apoyo, de todo…
      Tambien tengo algunos que son más íntimos… y son pocos. Pero parto de la premisa que siempre voy a sumar…. espero no tener que restar.

      • entiendo tu punto y lo optimista de El, tu pensamiento es positivo

        yo por mi lado tengo asumido que conozco gente, trato de llevar un buen trato, saludos, tallas, conversar un poco, pero no me muero por entablar relaciones fuertes y duraderas con todo el mundo, llevo 10 años trabajando y de ese tiempo cientos de conocidos en facebook pero solo 1 amiga con quien me comunico frecuentemente (me he cambiado de casa como 4 veces, estudie como en 5 colegios, mas la U, mas estudios posteriores, estudios de ingles, deportes, etc, muchos circulos sociales poca gente que tener de amistad de verdad), es bueno sumar y sin quitar eso, ni lo valido de tu postura, yo por mi parte sumo pero no me desespero por personas que se que en el fondo no les importo tanto ni ellos a mi, soy como dicen pocos amigos y buenos que un monton, y si el FB fuese realmente de los amigos y familia con quien mantengo lazos de amistad fuerte no seria mas de 12 personas, pero es gusto de cada persona, si eres mas extrovertido coleccionas muchas amistades, si eres introvertido mucho menos, solo son opciones de cada cual.

      • Yo creo que la palabra amistad se ha ido manoseando con el tiempo.
        Tener buenas relaciones laborales o buenos carretes no te hace amigo del otro.
        Pero bien por ti.

        • No hablo de tener buenas relaciones laborales ni de tener buenos carretes. Hablo de los amigos que encontré en una pega o que conocí en un carrete.
          No soy mezquina con la amistad.
          De mis amigas, las dos mejores las encontré una en la U y la otra en una pega.
          Lo que les digo es que no hay que partir negando la posibilidad que la persona que está en el escritorio del lado… no pueda llegar a ser un muy buen amigo… pa’ toda la vida.

    • que mala onda 🙁 hay gente en la U que dice cosas así como: yo tengo mis amigos esenciales y los demás buena onda no más y chao. Es como fome porque tu generas un lazo con una persona que en el fondo no está ni ahí en generar un lazo contigo porque ya tiene lo que necesita.
      Una cosa es manosear la amistad y otra cerrarse a nuevas amistades.

  6. me pasa que en junio parto de viaje a Asia por 1 año mínimo, y estoy organizando cómo lo hago para despedirme de todos!!

    la semana pasada mis amigotes de la U me hicieron un carrete de despedida y fueron casi todos, faltó solo 1 (no diré su nombre, pero no fue de puro macabeo que es jajaja)

    pero con las amigas de la infancia o del colegio, todavía no logro concretar una junta; así que toi analizando el calendario para dejarme caer en sus casas no más, porke juntarlos a todos ya no es posible por un tema geográfico: ellos en viña, yo en stgo.

  7. Si po, esta es la época de las relaciones de amistad de a dos, y no de patotas de amigos. Y ahora es cuando uno cacha de verdad quienes son amigos o no: con los que te puedes juntar sola a conversar, compartir un almuerzo o un cafecito rapidito, o incluso una llamada telefónica. Cuando uno tiene grupos de amigos siempre hay uno o dos que los ves en las puras juntas, pero que jamás te juntarías sola con ellos, jamás los invitarías solos a tu casa, esos son compañía de carrete, de copete, pero relación de amistad ahí no hay.

  8. detesto que pase eso
    -mis amigos: liceo, los veo 1 vez al año con suerte, y algunos no mas (de un grupo de 7 amigos veo 3 o 4 al año)
    -mis amigos de la U, los veo intermitentemente, aveces 1 vez al mes, otras cada no se cuantos meses…. lo pior de todo, es que se hicieron cahuines entre ellos, y asi solo puedo optar a grupos de 3 o 6 personas, si sumo se empiezan a hacer lios tontos de la nada, es ridiculo.
    -mis amigos extras, de trabajos, amigas de ex, vecinos, etc… mas que nada l@s llamo, correos, y si sale alguna vez una reunion genial, sino malacue
    -amigos de mi polola: con suerte 6 veces al año, aveces salir a recitales o de vacas juntos

    la verdad detesto la situacion actual, antes era tan facil verse cada semana incluso cada dia, salir de vacas juntos, siempre con tiempo, siempre disponibles…pero los matricidios, hijos, mascotas, etc, conspiran a que la amistad pueda vivirse en vivo de verda con un minimo de frecuencia.

      • obviamente escribí eso así porque me dio la gana, porque me cargaría escribir como diccionario todo perfecto, ordenado, gramaticalmente muy compuesto y mucho menos lo haria en un sitio relajado como zancada, no es la RAE, ni senador virtual, ni nada que amerite solemnidad al hablar

      • obviamente escribí eso así porque me dio la gana, porque me cargaría escribir como diccionario todo perfecto, ordenado, gramaticalmente muy compuesto y mucho menos lo haria en un sitio relajado como zancada, no es la RAE, ni senador virtual, ni nada que amerite solemnidad al hablar

      • obviamente escribí eso así porque me dio la gana, porque me cargaría escribir como diccionario todo perfecto, ordenado, gramaticalmente muy compuesto y mucho menos lo haria en un sitio relajado como zancada, no es la RAE, ni senador virtual, ni nada que amerite solemnidad al hablar

      • obviamente escribí eso así porque me dio la gana, porque me cargaría escribir como diccionario todo perfecto, ordenado, gramaticalmente muy compuesto y mucho menos lo haria en un sitio relajado como zancada, no es la RAE, ni senador virtual, ni nada que amerite solemnidad al hablar

  9. Pucha que es cierto!! A mi también me pasa, al final creo que le copiaré el sistema a mi marido, el se junta con sus amigos de a uno, cuando pueden. Se llaman “hola, estoy desocupado, te puedes juntar”? y listo.
    De todas maneras obvio que uno prioriza a la gente, yo por ejemplo no soy de tener tantos amigos en la pega, los filtro con pinzas!

  10. es verdad; yo tengo dos grupos de amigos, del colegio (que ahora se resume a dos amigas jajaja) y el de la universidad. Con los de la universidad cada día cuesta mas juntarse porque vivimos todos en extremos distintos desantiago y además casi todos ya estan casados con hijos y trabajo full asi es que generalmente nos juntamos para los cumpleaños o fechas especiales y el resto del tiempo que da siempre en intenciones. Con mis dos amigas del colegio nos vemos más porque vivimos a cuadras de distancia, eso si, ni hablar de vernos en un lugar publico. Una de ellas (la con tres hijos) habilito en su patio un “VIP” demasiado top con quincho (asi se escribe?), techito y sillones especial para carretear sin tener que salir de su casa y descuidar a sus hijos asi es que mis carretes de fin de semana se resumen a juntarnos las tres ahí ( a veces con las hermanas de ellas o esposos o alguien mas). Hace más de un año hicimos una junta de colegio (en la casa de ella) y llegaron como 10; lo pasamos re bien y juramos hacerlo de nuevo pero desde esa vez que no nos volvimos a juntar, cuesta, pero a veces es bueno hacer ritos; con mis amigas del coelgio tenemos un par de tradiciones que aunque no nos veamos en mucho tiempo esas no podemos dejar de hacerlas y pucha que nos han servido para fortalecernos como amigas…

  11. Yo soy de las que opina que se hagan las juntas y que llegue la que llegue. Sino imposible. Si empiezas a esperar se dilata el asunto y al final, solo señala que la amistad no es taaanta amistad porque no se cumple si no están todas presente. Y así uno va descubriendo cuáles amistades son más fuertes que otras y va quedando gente en el camino, no por mala onda, sino por afinidades y prioridades distintas. Pero hay ciertas amigas con las que no me junto tanto, precisamente porque los trabajos no permiten muchas veces compatibilizar los tiempos, pero el cariño y la amistad no se ve perjudicada por eso. Siempre una llamadita por teléfono o un mensajito que indica que uno está ahí presente.

  12. Con el tiempo las juntas de grupo se reemplazan si o si con juntas de a dos o de a tres, cuando se pueda y con quien se pueda… el paso del tiempo dira quienes eran mas apegad@s y quienes no… al final siempre quedan buenas amistades, no importa que no se puedan ver tan seguido o a tod@s junt@s

    • Siiii muy cierto… con mi mejor amiga nos conocimos en 2º medio… uuuf mucho tiempo, ella tiene su familia y yo armando la mia… de eso hace ya 9 años mas o menos, y seguimos tan amiguis como antes.

  13. A mi me pasaba con mis “amigas” de la U-….Cuando entramos a trabajar prácticamente había que pedirle audiencia a las lindas (ninguna casada, ninguna con hijos, ninguna con magister)……debo confesar que me duró un par de años la paciencia.
    Ahora tengo mi grupito de amigas super hiper reducido, pero siempre tienen voluntad para juntarse, o para poner una fecha cercana…o por último pa ofrecer visitarte o que se yo..Y bueno, lo mismo de mi hacia ellas. Por eso las quiero tanto. Y a las otras tontonas no las pesco.

  14. Con mis amigos de la U casi no nos vemos. Es muuuuy raro. Y aunque odio Facebook, me sirve para saber si están vivos.

    Con mis amigos de la vida, la junta es al menos una vez a la semana: se decide día, lugar y hora, el que llega, llega. Somos muchos y si esperamos confirmación de todos, no nos juntaríamos nunca. Los rotativos el fin de semana también funcionan (con algunos a almorzar, después el que tiene otra cosa, se va, y justo llega el que estuvo ocupado al almuerzo, etc), así nos vemos todos aunque sea un ratito.

  15. Me pasa lo mismo, pero lo bueno es que con mis amigas siempre estamos tratando de vernos, a algunas las veo más, pero me pasó la otra vez que una amiga de frentón me dice, bueno y nos veremos en un mes más, y yo lo encontré entre honesto y mala onda.

  16. Me pasa lo mismo, yo soy de esas que siempre pone la casa y las llama a todas para poder vernos, algunas estudian, otras trabajan hasta tarde, otras tiene ya compromisos familiares, otras no llegan etc… No falta 🙁

    Es difícil mantener el contacto, aunque uno lo quiere. La amistad hay que cultivarla y al igual que el amor hay que mantener la plantita regadita, con un llamado o un simple mensaje de texto, las mujeres somos más detallistas sensibles… con mis amigas nos vemos casi una vez por mes, es sagrado al igual como Michelle, nos ponemos de acuerdo antes para que resulte.

  17. Yo soy media dejada como amiga,…pero de vez en cuando trato de mantener los vínculos y organizar juntas con mi amigas. Pero cuando se transforma en una odisea siempre realmente aburre.
    Osea es cierto que las circunstancias y afinidades van cambiado, pero si uno tiene un mínimo interés no debiera ser tan complicado. Me aburre la gente que siempre tiene una escusa o algo que hacer. …es un poco frustrarte y realmente dan ganas de tirar la esponja con esas amistades…

  18. Primero yo en la pega no tengo amigas, aprendí la lección de la confianza, mis amigas son las que conservo de la U, aún nos reunimos para contarnos nuestras cosas, es super emocionante verlas cambiar con el tiempo, con las que viven fuera de chile contacto sólo por face y chat, lo mismo con mi amiguita que vive en Puerto Montt, con el resto seguimos carreteando y trabajo un vez por semana con una amigui de toda la vida, así que feliz , lo importante es no dejar de lado a las brujas por la pareja de turno, porque son ellas las que apañan cuando las cosas no van bien.

  19. oye muy bueno el post!! de hecho yo ahora estoy en la etapa de entrando a la adultez…recien en mi primer trabajo hace poco mas de un año, pero ya con una amiga casada…entonces ya se complico el tema de las reuniones! es cuatico!!
    pero estas si son amigas de las cuales quiero conservar, entonces cada una trata de hacer el esfuerzo para juntarnos, aunque sea cada dos meses…pero algo es algo, ya que este es un vinculo que no quiero perder.

  20. Con mis 4 amigas de la U nos juntábamos a almorzar 1 vez al mes al menos, un día de semana, así sin niños ni parejas, ahora estoy con postnatal, pero cuando vuelva a mis ritmos normales de pega seguro volveré a esos almuerzos para ponernos al día…

  21. Sólo me junto con mis mejores amigas, y esto nos está pasando desde hace al menos un año. Optamos por juntarnos las que podemos, porque si esperamos a que todas estemos ok no nos veríamos nunca.

    Con la gente de la pega nunca genero lazos porque como trabajo por proyecto es muy poco el tiempo el que comparto y no da para generar nada.

  22. nos juntamos cuando podemos, todas trabajamos pero no es tan terrible, nos juntamos después de la oficina a tomar algo, comer, conversar y ponernos al día. cuando la semana está muy llena de cosas nos juntamos los sábado. es cosa de querer y el tiempo aparece.

  23. eso siempre pasa, al final creo yo, uno logra mantener las relaciones que más te importan. las que más amas y las que necesitas. no es algo malo o bueno, sencillamente es parte de la vida, creo yo.

  24. uf, yo era de las que tenía agenda para poder juntarme con todos mis amigos.
    ahora, la cosa se redujo drásticamente a 3 personas. Con quienes simplemente no podría vivir si no sé de ellos.
    Y eso es porque yo soy una vaca que no llama a nadie. Y las amistades hay que cuidarlas y conservarlas. No porque te quieran hay que abusar de la paciencia de las amigas.
    Ahora, es mi responsabilidad recuperar a todos mis amigos que se quedaron aburridos esperandome… buuuu, soy “terrible” de mala amiga.

  25. Es complicado juntarse, tengo la suerte de vivir con mi mejor amiga, pero si no vivieramos juntas por cuestiones de pega de distribucion del tiempo nos juntariamos re poco ! ella tiene una guagua de 6 meses , entonces ya panoramas a tomar un traguito y parlar hasta arreglar el mundo se fueron al carajo ! y mis otras amigaas ( que son solo 3 y de diferentes lares todas , pega o amigas de años) cuesta un mundo ! la pega nos ha consumido y a veces uno priorisa el tiempo con la familia o simplemente estar tranquila en tu casa ,como cambian las cosas , de todas maneras se extraña !!!!!

  26. me imagino lo difícil qe es para ti, ya qe para mí, con mis 22 años ya loes.. tengo mis amigas de la vida (x decirlo así).. toda estamos en la u, terminándola algunas, otras un poco más estancadas.. pero con una vida más o menos agitada, entre tbjo, u, pololo, otros amigos, viajes.. etc; es difícil, pero tratamos de hacerlo de iwal forma.. aunqe han sido contadas las veces qe nos hemos juntado todas, siempre, a última hora, una tiene un problema y no puede asistir

  27. A mi me paso todo lo contrario, cuando entre a la U era mision imposible juntarme con mis amigas. Fijabamos dia y hora, todo okey pero siempre alguien se bajaba por que tenia un trabajo, un informe, una salida a terreno, etc. Horror. Al final y por honor cancelabamos nuestra junta…ES TODAS O NADIE jajajajajja. Ahora mas dificil sera por que una de mis “amigas conectoras” (la que prestaba casa y tenia tiempo por que no estudiaba) se fue a España y me quedan mis amigas super ocupadas y yo.

  28. Me vine a Santiafo en febrero de este año y dejé a todas mis amigas en Viña y Valpo. Con mis amigas del colegio seguimos en comunicación, de hecho más que cuando estudiábamos en la U. Con mis amigas de la U también mantenemos una comunicación super fluida; pero pucha que las extraño a todas,acá estoy sola y cada vez que viajo a la 5º las kiero ver,y ellas tb a mi…ahora confirmo que tengo las mejores amigas y creo q nos queda para rato =)

  29. Estoy viviendo lo mismo y es heavy… literalmente cuando tratamos de coordinar una junta es un bombardeo de mails constante, independiente de los mensajes de textos que se le envían a las amigas que por lo general no ven mails… dos amigas ahora están en NZ y lo mejor fue que la penultima vez que pudimos reunirnos estuvimos conectadas via skype con las dos que estaban en el extranjero y fue maravilloso… muy de estos tiempos!

  30. Uff que cierto, me siento totalmente identificada.
    Generalmente soy yo la que coordino las juntas con mis amigas de la vida, que son mis amigas del colegio. Nos juntamos casi 1 vez al mes, dado a las pegas, y distintas actividades sociales.
    Desde un tiempo a esta parte también decidimos juntarnos solo las que podíamos, ya que o sino nos veríamos solo 2 veces al año. Porque debo decir que había una que nunca podía, casi al extremo de llevar la contra en el día que nos ibamos a juntar.
    Con voluntad y cariño todo se logra.

  31. supongo que si uno quiere.. se puede! de alguna u otra manera en algun momento de los 365 dias del año, aunque sea una tarde demas… yo por mi parte ya me canse de insistir en formar juntas… el/la que quiera saber de mi, me busca… lo mismo si quiero saber de alguien las busco y si coordinamos alguna salida genial! … lo importante es nunca dejar el contacto =)

  32. Yo no sé cómo sea, pero mi pololo siempre tiene a sus amigos ahí, es cosa de llamarlo y se hacen el tiempo para verse. Las mujeres somos, creo yo, más complicadas. No sé pero yo perfectamente puedo cambiar lo que hago por juntarme con amigas que veo una que otra vez por el dichoso tema del “estoy ocupada”, no sé por qué hay gente que se hace la ocupada o realmente se ahoga en un vaso de agua…. me refiero a que dicen estar ocupadas, pero ni mierda, no hacen nada o lo que hacen no es para decir “ay no tengo tiempo”. Esas son excusas, pajerismo, lo que sea. Obvio que sí están las que de verdad están ocupadas, pero doy fe que hasta esas ocupadas se hacen el tiempo de juntarse, porque tienen reales ganas y sólo algo muy urgente les impide juntarse. Una amiga me dice que su pololo tiene grupo de amigos, que ellos se juntan, y ect, pero yo creo que nosotras las mujeres también tenemos grupos de amigas, tenemos ese club de lulú clásico, el tema es que no regamos la plantita, no nos valoramos de verdad y damos esa impresión que estamos solas por la life cuando podemos ser tan buenas pa la junta como los hombres.

Dejar una respuesta