Bradley Cooper en Limitless: tienes que verlo

138


por Paty Leiva

Vi Limitless, y me encantó. Estuve atacada las casi 2 horas que dura la película, partiendo porque todo lo que haga Bradley Cooper merece toda mi atención. Diría que es el IT boy del cine hollywoodense en estos días. Lo tengo en la mira desde He’s just not that into you, pasando por The Hangover (donde hace de un pelotudo del que obviamente me enamoraría a los dos minutos de conocerlo). Como nunca vi Alias me lo perdí en tv.

Si es muy sensible con lo que cuenten de la película no siga leyendo, no tiraré spoilers pero sí algunas reflexiones sobre la película.

La industria se dio demasiado cuenta de que es un actor capaz de soportar el rol principal de una película de una estructura no tan simple y nada convencional apareciendo en cada uno de los 105 minutos que dura Limitless. Tal es el crédito que le doy a Cooper, que la presencia de De Niro viene a ser casi una anécdota (no se malentienda, es un ídolo, me refiero a que su aparición no desmerece al protagonista, me recordó de hecho a su presencia en Great Expectations, esa de Ethan Hawke y Gwyneth Paltrow, de 1998, se acordaban de que actuó ahí?).

El casting es perfecto, más aún enterandome de que Shia LaBeouf era el candidato original por el rol, el cual no pudo hacer a causa de un accidente en auto que sufrió. Y les digo, si hubiese sido él, ni siquiera la habría visto. Nadie puede tener los ojos tan azules, y demostrar tal nivel de vivacidad y lucidez como Bradley Cooper. Brillante es la palabra que mejor describe su presencia en la pantalla.

Abbie Cornish me recordó a una joven Nicole Kidman –una versión de su belleza pero al natural– de 29 años que recientemente apareció en Sucker Punch. Bellísima.

Debo decir que hay efectos que inevitablemente pasarán de moda y nos darán monos en 5 ó en 2 años más, pero son todos perdonables en pos de las sensaciones que la película nos quiere transmitir. De hecho apruebo en un 100% los acercamientos tipo túnel y todo lo que me haga ver más Bradleys en la pantalla.

Mientras la veía, no pude evitar pensar en Memento, también un poco Matrix, en RocknRolla y hasta en Corre Lola Corre. La música es buena (por ahí suena un Kanye). El trailer nos presenta la idea central, que es ocupar el 100% de nuestro potencial intelectual –en lugar del 20% que se supone que usamos–, y tener la oportunidad de ser –y conocer– la versión perfecta de nosotros.

Me quedo con frases que hablan de que no sólo se trata de tener buena memoria, sino de manejar toda la información que alguna vez tuviste, pero organizada y disponible. Me queda la inquietud sobre si el miedo y la timidez tendrán que ver en algo con la inteligencia, y reafirmo la idea de que hacer sonreír a alguien requiere de talento.

Por suerte llegará a cines, así que no se la pierda, yo la repetiré en la pantalla grande, quiero alucinar.

 

10 COMENTARIOS

  1. Vean Bright Star, actúa Abbie Cornish y dirige Jane Campion, la misma de El Piano. Está basada en la vida del poeta John Keates, y su enamorada, Fanny. La película es muy linda, pero sufrida, de esas pa llorar a moco tendido. Aparte, visualmente es preciosa, el amor de los dos protagonistas está mostrado de manera muy sutil (bueno, también por la época) y agg, dan ganas de llorar de lo romántico que es. Visualmente me recordó mucho a películas de Joe Wright, como Expiación, deseo y pecado y el remake de Orgullo y Prejuicio.

  2. Admiro demasiado las peliculas de De Niro, principalmente la vería porque es una excelente película….. De mfkn Niro!!!!! maestro

Dejar una respuesta