Back and Forth, el inspirador documental de Foo Fighters

86


por Paty Leiva

En cuanto a música, hay una sola cosa que me gusta tanto como ir a un concierto: ver un documental de alguna banda. Y no sólo una que me guste, porque disfruté demasiado el de Rush que era increíble y me hizo apreciarlos mucho más que todos los años que llevo escuchándolos.

Pero cuando se trata de una banda como Foo Fighters, la euforia se multiplica. Ingredientes perfectos: la música, las entrevistas, los entretelones, los procesos creativos. Podemos verlo todo ahí. Lo maravilloso es que Back and Forth abarca hasta el Waisting Light, su flamante disco (no tiene más de 2 meses) grabado –for real– análogamente en el garage de la casa de Dave con el gran Butch Vig de productor; partiendo desde el principio de los tiempos, con Dave en Nirvana. De hecho, el documental no esquiva el tema (Nirvana), sino que comienza con el paso de Dave por la banda y lo que significó para él; lo difícil que fue mediaticamente –para todos– seguir adelante con entrevistas que no paraban de hacer referencia a la banda de Kurt Cobain y no a esta nueva. Están también los ires y venires de los integrantes de la banda, y el constante testimonio de Dave Grohl quien cuenta en primera persona todo lo que Foo Fighters es y ha sido, más los detalles alrededor de los discos Foo Fighters (1995), The Colour and the Shape (1997), There Is Nothing Left to Lose (1999), One by One (2002), In Your Honor (2005), Echoes, Silence, Patience & Grace (2007), Wasting Light (2011).

Demasiado motivante, inspirador y energizante. Hay mucha pasión. Uno confirma que se trata de verdaderos artistas, y queda más que claro que hay una sola cabeza que tiene muy claro cómo debe ser cada nueva producción.

Me puso a pensar también en lo heavy que es armar equipos, en lo bacán pero difícil que es conseguir lo que quieres cuando lo tienes tan claro en la mente; en lo importante que es hacer las cosas por las razones correctas (léase: no porque hay que hacerlo, no porque ya es tiempo, no porque es lo que esperan de mi…). El film pareciera estar hecho con el corazón abierto, no es corto, por lo que uno queda feliz y con puras ganas de verlos en vivo.

Me da una envidia enorme pensar que en Estados Unidos hubo gente que pudo verlo en cines. Dudo que eso suceda acá (a menos que San In-Edit nos salve), pero cuando llegue, en el formato que llegue por favor hágase de él.

10 COMENTARIOS

  1. Muero por verlo!!! Espero que al menos tengamos el acceso menos convencional para verlo (el vil pirateo). Seguramente también va a llegar a disquerías como Sonar o Funtracks, pero me da miedo el precio…

  2. Excelente el documental, y el último disco es lo mejor que han hecho, se pasó.
    Oye y ya han hecho en Zancada un post “Dave Grohl: MINO”?
    debieran!!
    😉

Dejar una respuesta