Imágenes de mall

84


por Javiera

Los 90 fueron los años de los malls. Ya existían lugares como mercados o ferias, pero a fines de los 80 y principios de los 90, se dio con el concepto actual de estos centros comerciales: nada es al azar, todo está pensado para hacer más “placentera” la compra y así consumir más.

Pasillos amplios, música ambiental, grandes tiendas, estacionamientos a pasos de la entrada, patios de comida. El concepto mall daba resultado, la gente llegaba en hordas y era el lugar para mirar. Y ser visto, claro. Alguien lo definió, acertadamente, como una cruza entre Facebook y Amazon.

A más de 20 años desde que empezaron a aparecer- como inmortal maleza- estos centros comerciales, Michael Galinsky, fotógrafo y cineasta, publicó 60 fotos de la época de oro de los malls y algunas son bien geniales.

En esta página se pueden ver todas las imágenes y vale la pena: desde niños con mullets, harto pantalón nevado, muchas con la terrible permanente y algunas prendas que a varios nos gustaría tener hoy.

6 COMENTARIOS

  1. Ja ja ja ja esta buenas sobretoso para la vestimenta de la gente, aparece cada tenida (en verdad que bueno que nos libramos de los peinados de los 80 y de los jenas de mamá)

  2. que chistoso ver a la gente vestida asi, me acuerdo cuando ir al mall era EL paseo con mis viejos…
    ahora detesto los malls y me prometi que jamas llevaria a mi hijo “de paseo” al mall, en fin 🙂

  3. Que risa la ropa y el pelo!!, que plancha debe ser ver esas fotos antiguas para los que salen en las fotos… lo que al final nos pasa a todos, hay fotos mías de chica que me da vergüenza mostrar

  4. Me acordé de “Mallrats”, la película de Kevin Smith.

    Definitivamente el Mall es el panorama de estas últimas décadas, desplazó a la plaza del barrio. Hay gente que pasa muchísimo tiempo allí.

  5. yo debo tener perdido ese gen que tienen la mayoria de las muejres (o por lo menos los hombres asi lo creen) de ir a vitrinear y pasar horas en el mall. Yo si no tengo la plata para comprarme algo no voy, no encuentro nada peor que ir a mirar cosas lindas y no poder comprarlas o probarselas y decir “volvere a comprarla cuando tenga plata” porque despues nunca vuelven a estar. Es más, después de un rato me agoto y lo unico que quiero es irme, por eso con el tiempo he ido seleccionado “mis tiendas” donde comprar ropa, zapatos, accesorios, etc y no salgo de ahí, no encuentro nada peor que vitrinear aunque reconozco que cuando chica en algun momento mi papa siempre nos llevaba a tomar helado ahora voy a un mall solo si es estrcitamente necesario

Dejar una respuesta