Charlie Sheen recorre Estados Unidos

59


por Cristóbal Carrasco*

Todo el revuelo que generó Charlie Sheen con su llegada a twitter lo convirtió no solo centro de atención y foco de polémicas, sino también en un personaje seguido y admirado por muchos. Quizás, ese fervor fue la razón para que Sheen se le ocurriera la ¿brillante? idea de recorrer Estados Unidos contando su verdad e inspirando a sus fanáticos con más que hashtags de #winning o #planbetter.

Así fue que el ex actor de Two and a half men estuvo en Chicago y Detroit hasta que el viernes pasado, el Radio City Music Hall de Nueva York estuvo plagado de jóvenes y camionetas de canales de televisión que lo esperaban para recoger impresiones o autógrafos del autodenominado “ganador cesante”.

Sin embargo, y pese a las ventas y el revuelo generado, los habitantes de Nueva York no se emocionaron mucho ni se rieron con la presentación de Sheen. Pero, al menos si leo sus tuits, parece que ha ido todo bien y todo el mundo se ha reído. Supongo que así funciona el #winning.

*zancudo invitado

5 COMENTARIOS

  1. Pobre Charlie…cómo le hace falta un amigo de verdad, una familia que lo oriente y una mujer que lo quiera (y no por la plata) Ojalá no lo veamos morir de una sobredosis de drogas o intoxicado con alcohol…ojalá la gente deje de aplaudirlo por hacer tonteras para que el hombre caiga en cuenta de que está metiendo la pata a fondo.

  2. No se pq los gringos le dan tanto bombo a este weon, no hay nada en el mundo que encuentre mas idiota que el concepto “winning” del cual él se ha apoderado y ha utilizado como caballito de batalla para demostrar que es un playboy-drogadicto-existoso, cuando realmente es un weon muy picado, que lo echaron por irresponsable, quedando al descubierto que él no es de los intocables en hollywood, aunque ganara chorrocientos millones de doalres por capitulo de su serie.

  3. No sabía que lo habían echado, obvio que la serie va a morir con èl… A mí me carga que él en la vida real sea o quiera ser como su personaje en la serie; o sea, como personaje es divertido a pesar de lo machista, ignorante, superficial, es divertido porque no pretende ser nada más que eso y permite reìrse de ese estereotipo, pero la cosa pasa de divertida a patética cuando detrás del personaje sólo hay un vacío, y resulta que el actor es tanto o más patético que su personaje!!!! Ahí termina toda la gracia y queda sólo la pregunta que anteriormente se hacía… ¿Qué se premia en él? ¿Qué representa el ‘winning’?
    Me parece de una tristeza y soledad tremendas…

Dejar una respuesta