El préstamo

131


por Sur

Desde mi esencia ordenada y un poquito controladora con las cosas y objetos que me rodean es que tengo una extraña relación con la dinámica del préstamo.

Hay gente que se ríe de lo estricta que soy cuando presto algo, pero también cuando alguien me presta algo a mí. Como tengo esta relación un poco “estrecha” con las cosas (por llamarla de alguna manera) es que odio esos préstamos que se perpetúan en el tiempo y que nunca emprenden el recorrido de regreso. Un préstamo no es un regalo, de hecho me gusta esa expresión que dice que las cosas se prestan con elástico… deben venir de vuelta.

Me acuerdo perfecto de cuando algunas amigas mías se quejaban para siempre cuando alguien no les devolvía algo de ropa que habían prestado. El vestido prestado para un matrimonio y que nunca volvió a las manos de su dueña era un clásico, una institución y yo no lo podía aguantar. Para mí suerte (aunque también en mi contra), en general yo soy más alta y mas espaldona que mis amigas, entonces nunca entré en este círculo del préstamo que de sólo mirar los vicios que conllevaba, me atacaba.

Creo que lo único que escapa a mi reacción dominante es la plata. Si bien siempre trato de devolver rápido la plata que alguien me prestó, no me obsesiono con que me la devuelvan pronto. Obvio que es porque pedir plata es muy distinto que pedir un libro…, ni siquiera a quien la pide le debe gustar mucho tener que hacerlo.

Pero pensando en las otras cosas, les parece muy neurótico querer devolver oportunamente (y tal como lo recibiste) eso que te prestaron? Y pedir lo mismo de vuelta?

53 COMENTARIOS

  1. A mi no me parece neurótico pero es para que la gente se acostumbre a ser responsable con las cosas que no les pertenecen.
    Si pasa mucho tiempo, lo pido, si no, es como ‘acuerdate que me tienes que devolver algo’

  2. Mis libros son, por lejos, mis objetos más preciados!!!
    El sistema de la foto me parece fantástico ¿alguien sabe dónde se compra?
    Hay libros que nunca más me devolvieron y pasaron tantos años que ya ni sé quién los tiene. Creo que con el sistema de la foto eso no me volvería a pasar.

  3. Me gusta coleccionar Películas, Libros y Cds de diversos temas y mis amigos saben que yo no presto nada. ODIO prestar mis cosas, LO ODIO, así que en el caso de las películas y cds prefiero hacer 1 copia y regalarla. Los libros no los presto.

    Yo cuido mucho mis cosas y en las pocas experiencias que tuve prestando no me las devolvieron o venían en malas condiciones. Y yo cuido muchísimo las cosas que me prestan, y tampoco pido tanto prestado (además), si algo me gusta me lo compro, simple.

    Con la plata es otra cosa, presto un monto pequeño, que no me haga peligrar mi presupuesto mensual y no me hago tanto problema si se demoran un poco en devolverlo mientras lo hagan. Lo que sí, tarjetas de crédito no presto JAMAS.

    Buen Domingo Zancadas!

      • Se nota que tu no devuelves las cosas, ajaja.

        Encuentro mejor buena onda que regale una copia.
        Y con respecto a los libros, así desapareció toda mi biblioteca, prestando.

        • Que atróz tanto apego a las cosas. Yo soy súper cuidadosa con lo mío. Mis cosas duran eternamente, pero nunca me he cagado con algo, de hecho, me encanta prestar mis cosas y toca la casualidad que siempre me las han devuelto en buenas condiciones…Salvo una polera que presté en época de colegio… Yo no soporto ese apego tan estricto a lo material, no lo entiendo y no me gustaría entenderlo.

      • Igual es cierto lo que dice Juana, pero en su medida, hay gente que es muy apretá y esa wea me apesta.

        Esta bien que tengas tus cosas, y las quieras… pero hay gente realmente miserable.

        • Entiendo tu punto.

          Yo me saco la cresta trabajando en un empleo con sueldo del 90% de los chilenos (incluso algunos findes extras) no sólo para mis “vicios” sino que también para cuidar de mi familia y ahorrar.

          Lo que no le presto a mis amigos se los invito de repente en cosas pa’ comer.

          Una cosa por otra.

    • sip, la plata es otra cosa pero no menos importante….porque todo empieza con 100..500…1000…y ponte a sumar, y despues qte preguntas…que hago la plata?

      • No es que sea mal pensada, pero en estos tiempos es una tontera pedir discos (si me los piden es porque se los quieren dejar) Si es meterte a internet o escuchar en myspace algo que no cachas. Además encuentro super buena onda lo de la copia de las películas en el caso de ellas, porque en verdad da un poco de lata bajarlas.
        Yo presto cosas a gente que veo siempre, a mi ex siempre le pedía su psp por semanas, pero el la podía ver todos los días o si no verme dentro de pocos dias a mi y comprobar que estaba bien el aparatito. Con mi pololo de ahora, le dejo mi pc, mi iPod y el lo mismo con sus cosas, pero a mi amiga que no veo nunca, nica!

        Es una cuestión de que las cosas no son baratas y es raro que alguien responda por un libro que se le perdió o lo dejó en mal estado y si reclamas eso, eres cuática. Yo no digo que no, pero trato de evitar ciertos prestamos, porque nunca vuelven.

  4. mmm creo que es una muestra de educación devolver algo en cuanto se uso. Eso si, no soy de pedir prestado, si quiero algo trato de comprarlo (aunque tenga que esperar un tiempo) o arreglaremos de alguna forma.

    En lo que si soy neurótica es en los libros, debido a que amo la lectura tengo muchísimos, (por ejemplo mi colección de stephen king ya va por lo 60 libros). Por ende siempre hay gente que me los pide y mi respuesta es un tajante NO, puedo parecer mala onda o egoísta, pero hay mucha gente que no cuida los libros o que no les asignara el mismo valor que yo les tengo, por ende a veces o no los devuelven (me paso la primera vez que preste uno) o los maltratan. Solo tengo un amigo que también es fanático de la lectura y que las pocas veces que me ha pedido un libro lo ha devuelto en muy poco tiempo y en el mismo estado en que se lo preste, sin tener que acudir al “oye y desocupaste el libro??” o “lo leíste ya?” para que lo devuelva.

  5. yo no creo que sea un problema de obseción, el problema es la persona que se relaja a tal punto que tenis que llamarla para pedir que te devuelvan el saco de dormir, el libro, la pelicula, etc….si cuando se trata de pedir prestado corren!!! pero para devolver …pppffff

  6. Me carga prestar cosas, simplemente no me gusta.
    los libros nunca los devuelven, los cd siempre llegan rayados, la ropa con el perfume de la otra persona, los zapatos, no way!!!
    apoyo 100% la mocion

  7. Me carga prestar y trato de no pedir prestado salvo cosas puntuales, el típico vestido o ropa para matrimonios, cosas así. La ropa la prestaba sólo a gente cercana pero se demoraban mil en devolverla y después cuando me la ponía la gente preguntaba porque andaba con la ropa de fulanita, desde ahí que me puse ultra amarrete con la ropa.
    Los libros y películas son mi debilidad y tengo un amigo con el que siempre nos prestamos y aunque una vez me perdió el libro, luego lo repuso (tuvo que encargarlo a alguien que vive en Alemania eso sí), en él si confío, con el resto de gente intento no prestar.
    En cuanto a plata, sólo lo he hecho con familiares y es lo peor, no la devuelven nunca y prestar las tarjetas, uf otro cacho. Definitivamente me declaro no prestadora.

  8. el ultimo libro que preste, que me lo compre en borders y no venden en chile, se lo preste a una amiga (sin que me lo pidiera), y parece que creyó que era un regalo, nunca mas aparecio ni lo menciono siquiera, y con ella siempre nos prestabamos libros y muy puntual y todo impecable. ya paso como un año y me muero de verguenza de pedirselo…
    tenía hasta el precio! todavia no entiendo cómo pensó que era un regalo!!

    • no Nacha, entiendo que te de verguenza ajena que ella no te haya devuelto algo en tanto tiempo, o que ella haya entendido mal, o lo que sea, pero mejor afrontarlo directamente pero no en mala… simplemente llámala de una o escribele un mail en que le digas algo así como “fulanita, me estuve acordando de un libro que te presté hace tiempo, te acuerdas? Qué tal si lo paso a buscar pasado mañana a tu casa, dime a qué hora estarás…” y vas, no esperes que ella te lo traiga, porque nuevamente se le olvidará, si ya se le olvidó un año, no es algo que tenga presente precisamente…

  9. cuando presto cosas al momento de prestarlas me olvido que las preste, asi que igual pasa tiempo para que me las devuelvan. Libros sí me gusta prestar, de hecho igual me gusta cuando vienen amigos o familiares a la casa e intrusean en la biblioteca y recomiendas libros y se arma conversa. Si ya lo lei obvio que lo presto! que mejor que lo lea otra persona en vez de tenerlo ahi decorando. Igual lamento haber perdido varios de arquitectura por prestamos no devueltos…pero eso fue a compañeros de la u que nunca mas vi, ahora solo presto a mi circulo mas cercano.

    Con la ropa tengo mas ataos, no de prestar, sino de pedir prestada, pq siempre le pasa algo , se agranda, se quema, se deshilacha y es lata devolver algo pa la caga, asi que ropa no pido, y presto solo vestidos de matri que me dan lo mismo que les pase algo pq ya los ocupe lo suficiente como para seguir repitiendolo.

  10. yo no presto libros ni discos. con todo el resto no tengo problemas, pero esas dos cosas… ni a palos, porque es lo primero que queda olvidado en casas ajenas y nunca, pero nunca regresan.
    por lo mismo no pido ni libros ni discos prestados, los discos los copio, mucho más fácil.

  11. A mi me gusta prestar cosas.

    No sé por qué, pero encuentro cierta satisfacción cuando uno puede ofrecerle a alguien algo que uno tenga, que a él/ella le sirva y uno no usará por algún periodo 🙂

  12. yo ya me aburrí de prestar cosas y que no las devuelvan. En la U una compañera que vivía en otra ciudad me pidió un sweater y un libro, se los presté..pasó el tiempo y no los devolvía…se los pedí un montón de veces y siempre la excusa…ayy se me quedaron en mi casa…al final nunca los devolvió y además tenía la patudez,cuando tenía que salir, de tirar indirectas que no tenía nada que ponerse…que le hacía falta una blusa como la que yo tenía..y blablabla…conclusión no le presté nunca nada más y quedé sin ganas de hacer nuevos préstamos. Por eso no presto ni pido prestado, me ahorro hartos malos ratos. Porque aunque cueste creer, la gente que más abusa cuando pide prestado…es la que no te presta nunca.

  13. Perdí mi memoria de título en Historia del Arte por prestarla y era un bello ejemplar.
    Tengo dos tremendos defectos: prestar mucho y olvidar a quien presté. La gente en general es abusiva y muy poco responsable con lo que pide prestado así que con tristes experiencias he ido aprendiendo a prestar cada vez menos. He perdido plata, CDs, revistas y libros.
    Y una vez me quedé con dos libros que no eran míos. Me cobré con ellos los muchos que una colega nunca me devolvió.

  14. Yo no presto nada… nada…. por que asi he perdido muchas cosas, de gran valor economico… pendrives, libros (de estudios, un bestseller es barato frente a uno de esos), sacos de dormir, ropa, maquillajes…plata… y lo que es peor, pierdes cosas y a los amigos tambien!

  15. Yo tengo algunos métodos simples: cuando presto ropa, generalmente es porque con mis amigas intercambiamos (yo te presto un vestido y tú me prestas una polera, etc) así ambas estamos pendientes de que en algún momento el cambio tiene que hacerse de vuelta, y que hay que cuidar las cosas de la otra, aunque eso nunca ha sido problema. Los libros simplemente los anoto, porque si no se me olvidan, y cuando los echo de menos los pido de vuelta, total si la persona no se lo leyó, ya no se lo va a leer, o cuando voy a las casas de mis amigas aprovecho de llevarme cosas que les presté y que quiero de vuelta. Si presto algo y ni me acuerdo que lo presté, para qué lo voy a pedir? que se lo queden, quizás ellos lo aprovechen más.

  16. mi relación con amigas es tan cercana, qe definitivamente no tengo problemas en prestarle lo qe sea, desde ropa a libros y dinero. confio en ellas, en qe cuidan las cosas.. así no me aproblema en nada, sé también qe me devolverán las cosas.. pero siempre y cuando sea con mis amigas, con los demás (me refiero, compañeros, cercanos, conocidos) jamás!

  17. Yo simplemente hay cosas que no presto, como mis videos y libros favoritos, y si alguien me los pide encarecidamente me encargo de que sepan que me lo tienen que devolver y pronto.

    Respecto a las demás cosas, es cierto, es una lata prestar, porque esta la costumbre de no devolver, pero si lo extraño y ha pasado el tiempo, creo que uno tiene la autoridad moral para decir “ya po… me vai a devolver la custión?” “traela mañana”.

    Ahora, yo igual pido cosas, pero me preocupo de devolverlas.

  18. Le presté a mi, entonces, pololo mi linda edición de “Rayuela”, libro que significaba y significa mucho para mí, después de sus insistencia en que se lo prestara (porque una amiga se lo había recomendado… si yo se lo hubiese sugerido, nunca se le habría ocurrido hacerme caso). Lo tenía subrayado, me sabía ciertos pasajes de memoria… Pasó lo inevitable, terminamos y él se quedó con el libro… Nunca lo leyó, ni siquiera lo abrió.

  19. ME CARGA prestar cosas, sobretodo a la única amiga pedigüeña o como se escriba, que es insoportable a veces, llega a tu casa y casi que se poner a revisarte todo, y si le prestas se demora siglos en devolver, además que amigas le han prestado ropa y ella se las ha prestado a OTRAS!!! amigas de ella, la encuentro demasiado barsa asi que si me pide algo me pongo bien pesada, ahora las últimas veces me ha devuelto las cosas a tiempo menos mal…

  20. Yo soy psicópata de la agenda y el control. En cuanto a los préstamos me preocupo de devolver las cosas en buen estado (prestar ropa y que vuelva sucia o hedionda me carrrrgaaaaaa!)…
    Como tip para las olvidadizas escribir en la agenda y/o celular recordatorios de lo que prestaron para no olvidarse..

  21. no les ha pasado que cuando se atreven a pedir de vuelta sus cosas, la otra persona mas encima se ofende? asi como puxa que es cuatica una… que mala onda… te pasaste pa care’ mansarra!!! :S

  22. Mi hermana trabaja en cine, asi que siempre me pide todo tipo de cosas para las producciones: ropa, muebles, decoración, camaras de fotos, etc. Con ella suelo anotar porque como son tantas cosas y a menudo tipico q algo se olvida, pero con el resto nada.. siempre lo olvido. Ahora por ejemplo tengo un pantalón de fiesta perdido y no se a quien diablos se lo presté

  23. lo que yo no presto nica es mi credencial de la U para sacar libros de la biblioteca. Nunca falta la pava que deja su credencial en la casa porque nunca la usa, y cuando necesita un libro me pide a mi que lo saque porque yo vivo en la biblioteca. Al principio no me hacía ningún drama, pero cuando las perlas empezaron a devolver los libros tarde me cobraban la multa a mi! Ahí dije chao, ya no más, porque aunque ellas terminaban pagando (del caracho que les ponía), el tiempo de suspensión me lo tenia que tragar igual.
    El resto de las cosas me da lo mismo prestarlas, eso sí, ahora soy más cuidadosa porque típico que presto algo y nunca más me acuerdo, y cuando necesito el item en cuestión ya estoy sonada XD

  24. Yo tengo una amiga que siempre se mete en mi clóset, es como automático desde el minuto que pone un pie en mi casa….cuando me doy vuelta y la miro, siempre se puso algo mío. Y a veces más de una cosa. Esta situación me estresa un poco porque yo tengo mala memoria y aunque la mayor parte de las cosas me las devuelve, siempre quedo con la sensación de que algo me falta, y probablemente está en su casa, en algún lugar.Yo nunca he sido apretada, pero PUCHA que es necesario pararle los carros aveces y decirle porfavor cuida mis cosas, devuélvemelas limpias y si te curay, no te saques el chaleco y lo dejes tirado en la casa de fulano…

  25. No me gusta prestar mis cosas, y por lo mismo no pido nada prestado, como dijeron antes, prefiero comprar lo que necesito…He tenido muy mala experiencia con eso de prestar, pero lo que mas me ha dolido “perder” es la mitad de la serie Friends…mi pololo insistio en prestarsela a un amigo de el, yo no queria, pero fue tanta su insistencia que cedi….y hasta el dia de hoy no vuelve a mi 🙁 ni se imaginana las peleas que tuvimos por culpa de ese irresponsable… Mi pololo, para arreglar tal metida de pata, me regalo la serie original completita… yo feliz, pero igual me da rabia acordarme de tal pastel…

  26. Yo no presto ni ropa ni plata. Los CD o pelis me da lo mismo pk son todos piratas, así k da lo mismo. Además mis amigas más cercanas saben que soy apretá y no me piden nada. Con mis compañeros de la U prefiero escanear la materia que prestar el cuaderno. Ni loca!

  27. Yo no presto nada de mi “personalidad”; mi ropa, mis zapatos mis accesorios, todas esas cosas son mias y no las presto para nada, salvo ocasiones muy importantes y donde ojala nadie sepa que es algo mio, puede sonar tonto pero me carga eso de ver a una persona con una ropa un día y a la hermana o prima otro día con lo mismo, es como que la persona pierde identidad….aparte presto casi todo, plata por montones, he pasado mis tarjetas y cheques en blancos (siempre a amigos de ultra confianza y que por suerte jamas me han jugado chueco), mi auto, minutos de mi celular, notebooks, etc, soy pogo apegada a esas cosas, los libros eso si una vez me impuse como regla prestarlos solo a gente que tenga la confianza absoluta de saber que me los devolveran porque hubo un momento en que preste tantos que despues me quede sin ni uno….

  28. Yo no presto nada de mi “personalidad”; mi ropa, mis zapatos mis accesorios, todas esas cosas son mias y no las presto para nada, salvo ocasiones muy importantes y donde ojala nadie sepa que es algo mio, puede sonar tonto pero me carga eso de ver a una persona con una ropa un día y a la hermana o prima otro día con lo mismo, es como que la persona pierde identidad….aparte presto casi todo, plata por montones, he pasado mis tarjetas y cheques en blancos (siempre a amigos de ultra confianza y que por suerte jamas me han jugado chueco), mi auto, minutos de mi celular, notebooks, etc, soy poco apegada a esas cosas, los libros eso si una vez me impuse como regla prestarlos solo a gente que tenga la confianza absoluta de saber que me los devolveran porque hubo un momento en que preste tantos que despues me quede sin ni uno….

  29. La manía que tengo yo es que cuando pido algo prestado, me siento con la obligación de devolverlo lo antes posible, aunque esa persona no ocupe nunca la cuestión yo me siento incómoda.
    Cuando hablamos de plata es peor aún, me gusta tener mis cuentas pagadas antes y si no tienen fecha de vencimiento si puedo hacerlo al día sgte. lo hago.
    Lo que me empelota es la gente que no tiene niún cargo de mente en devolver, tengo mucha gente que me debe plata porque vendo cosas, pero como a mí me gusta pagar rápido y por lo mismo no es necesario que me anden cobrando, no puedo cobrar, me siento mal.

    Qué mal!:. cómo la gente puede dormir sabiendo que debe plata hace tanto.

  30. Mi pololo siempre me rata pq me paso de PAVA! siempre presto mis cosas y lo peor es q despues me da verguenza pedir que las devuelvan y NUNCA vuelven 🙁 me ha pasado de todo, desde prestar un un poleron y despues ver que la persona lo usa como si fuera de ella, asi de patuda! o encontrarme con alguna foto donde sale luciendo “mis cosas” y lo peor fue una vez que preste un disfraz de conejita que yo misma confeccione y al pedirlo me dicen muy suelta de cuerpo: se lo preste a otra persona asi que pideselo tu! noooo mal no se q tienen en sus cabezas yo nunca pido nada asi que desde ahora no presto nada! pq si es q alguna vez me devuelven las cosas, llegan en mal estado, asi que prefiero ser considerada como “egoista”
    Ayyy me desahogue!

Dejar una respuesta