Shit my dad says: la serie

62


por Mariana y punto

Shit my dad says era una exitosa cuenta de twitter donde un usuario ingenioso reproducía las puteadas cotidianas de su aún más ingenioso padre. Hasta ahí todo bien, tengo que haber retuiteado alguna de sus frases alguna vez y todo, y me reí varias veces.

Por eso cuando caché que había inspirado una serie que ya puso al aire 15 capítulos de una temporada me dio mucha curiosidad ver la transición del formato.

Después de ver un poco, la verdad es que pienso que me hubiera imaginado algo de más bajo presupuesto, con un aire más decadente, y pese a que a William Shatner no puedo sino respetarlo por Rescate 911 y Justicia Ciega, hubiera preferido a alguien más de la onda de Jerry Stiller (el papá de George Costanza en Seinfeld, y papá de Ben Stiller en la vida real).

Pero lamentablemente de primera impresión esta serie sólo me parece una menos refinada versión de Curb Your Enthusiasm, y en ese caso prefiero ver a Larry David, y leer en twitter al verdadero papá de Justin.

9 COMENTARIOS

  1. Yo también sigo el twitter, y es demasiado divertido. Pero ví la serie y realmente no me reí ni una sola vez. Los chistes son predecibles, las actuaciones de los otros personajes son malas (salvo Shatner, grande Shatner!!) y finalmente le quita la gracia del twitter al caricaturizar las situaciones. La decadencia de los tweets son bastante mejores.

  2. Oooh yo también seguí a este usuario hace un tiempo. Al parecer en verdad es harto fome la serie… Y tienes razón, Mariana. Para mí, nada se compara con Curb Your Enthusiasm <3 !!!

  3. Yo no tenia idea ni del twiter ni nada, solo he visto la sinopsis de la serie pero de solo ver a ese viejo medio transpirado me da asco y me preguntaba a quien le puede llamar la atencion ver a un viejo tan feo, obviamente yo no la vere.

  4. A mi si me parece muy buena, y no sabia lo de la cuenta twwiter, recordemos que el humor, depende del caracter de la persona lo que le gusta a uno no necesariamente le tiene por que gustar a otro

Dejar una respuesta