Escuela de Lectores

125


por Cristóbal Carrasco*

Parece difícil decirlo, pero leer es algo muy difícil. O al menos, no es algo tan simple como creemos. De alguna u otra forma, el ejercicio de leer ficción puede estar siempre condicionado a cuestiones que, muchas veces, ignoramos. Los ejemplos podrían ser incontables: ¿Qué autores leer? ¿Con quiénes empezar? ¿Por qué son interesantes? ¿Qué nos perdemos cuando leemos? Todas esas inquietudes, que son, por supuesto, necesarias a la hora de tomar un libro, se ven siempre complementadas por el diálogo con otros lectores. Está, como caso paradigmático, los clubes de lectura, esos grupos de gente que discuten un libro cada semana y que tan bien ha sabido llevar Oprah con su club de lectura en Estados Unidos. Es una forma de ampliar el placer de leer y de desarrollarlo más.

Por esa razón, la librería La Ciudad Letrada decidió crear una Escuela de Lectores, o más bien, talleres de conversación sobre lecturas, guiadas por escritores o críticos. Desde la obra del escritor español Enrique Vila-Matas hasta policías en la literatura, la Escuela de Lectores pretende generar un espacio donde el diálogo sobre libros y la lectura misma no sea un trabajo inescrutable y complejo, sino una forma de entretención. Como señalan ellos, la Escuela de lectores puede ser una “gran motivación para quienes son poco lectores o definitivamente no lectores”.

“Estamos habituados a ver talleres literarios, pero ninguno en el que el ejercicio de leer sea lo central, y probablemente lo que necesitemos en Chile no son más escritores, sino más lectores” comenta Diego Zúñiga, el periodista y escritor chileno que se hará cargo del taller “Chilenos breves y contundentes”, que repasa la obra de escritores como Germán Marín o Alejandro Zambra. Además, completan la lista de talleres el escritor Francisco Ortega con su taller “Monstruos en la literatura” o el crítico literario Rodrigo Pinto con “novela corta desde Melville a Bolaño”.

Los talleres comenzarán desde el 7 de marzo en el centro GAM, y para más información, pueden visitar su página web www.escueladelectores.cl

35 COMENTARIOS

  1. Siii, una beca zancada para ir a la escuela de lectores.

    Una lástima que a experiencias tan buenas como esta, sólo pueda accederse con dinero.

    Otra muestra que sigue marcando la ya existente brecha entre quién puede pagar y quién no. Algunos nos quedaremos con las ganas de participar de estos programas, y lo peor es que no es por un problema de capacidad intelectual, sino que de capacidad económica.

  2. Pareciera que todas las cosas interesantes pasan en Santiago. Si a alguien se le ocurre hacer lo mismo en Viña del Mar o Valparaíso pongan el dato, plis.

  3. Hace año y medio que armé un club de lectura con amigas y gente cercana a nosotras. Leemos un libro al mes, hemos tenido varias modalidades para elegirlos (desde nacionalidades, libros que siempre hemos querido leer o simplemente porque alguna leyó una crítica y le tíncó).

    Si bien no tenemos una voz experta que nos guíe, buscamos información en internet y generamos conversación a partir de preguntas que tenemos establecidas. No gastamos dinero aparte del precio del libro y algún cocaví para la reunión.

    • Te felicito…
      Super buena iniciativa.
      Hace tiempo que quiero hacer algo así con mis amigas, pero la verdad, una deja que la rutila la aplaste…

      Saludos!

    • Qué buena! Lamentablemente a mis amigas les gusta muy poco la lactura, y las q leen tienen gusto completamente distintos a los míos…. 🙁

  4. felicito a los de la ciudad letrada. se la jugaron con la escuela de lectores, con traer la orsai y otras bacanidades. son súper movidos y eso se agradece. y además al gam por darles el espacio, realmente lo encuentro muy bacán.
    yo igual ando corta, pero apenas pueda me sumo a un taller.

  5. Está bien interesante la idea, pero fuera de mi alcance económico en este momento, aunque el de 7 lucas igual podría ser una posibilidad.

  6. No leí toda la pagina así que no cache si el precio incluida los libros a leer, si así fuera, 60 lucas no es taaanto tomando en cuenta el precio de los libros en chilito, ahora, si los libros son “prestados” o tiene uno que comprarlos por su cuenta, ahi la cosa cambia…

    • Hola, el valor de inscripción no incluye los libros. Pero tenemos en base de datos las bibliotecas con los títulos disponibles.
      Además, uno de los beneficios al inscribirte es que tienes un 20% de descuento en los libros de La Ciudad Letrada.

      Saludos!

      • mmm, yo no lo veo tan asi, es bacan poder compartir un interes con otros que les gusta lo mismo, a mi me encanta la ilustración, es a lo que pretendo dedicarme algun dia y el año pasado hice un taller y fue bacan poder, ademas de aprender, compartir, hablar, discutir y compartir ilustracion cosa que muy dificilmente podria hacer con mis amig@s, me siento como ross cuando habla de dinosaurios y nadie lo pesca…

        • Lo que quería decir era que a veces por tanto escuchar lo que los demás creen del libro, uno termina perdiendo la apreciación personal e íntima y por ende, adscribiendo con una interpretación del libro ajena, concensuada, algo cerrada, tal vez, a un lugar común… Aunque obviamente, puede darse lo contario, que se enriquezca, y uno logre ver otros aspectos que antes no contemplaba.

          Yo lo digo por mi experiencia( estudié letras), me hice un poco reactiva a las lecturas establecidas de los libros, en la medida en que (sin darme cuenta) me iba impregnando con los “discursos de la escuela” y poco a poco iba perdiendo mi lectura personal…pero eso me pasó a mí, a otros les puede pasar distinto, es el rollo mío, nada más.

          Y sí, es como snob…pero bueno, cada cual con sus categorías y escalas jaja.

          • Pero eso te pasa solo si eres un débil de mente, digo: en la apreciación personal tambien hay mucho prejuicio.

            Yo creo que no puede haber nada negativo en compartir la experiencia con los demás, porque en sí el problema que conlleva la lectura es el aislamiento, es dedicarse por entero a un libro y desconectarse del exterior, de lo demás. Ahora, si la experiencia se puede compartir, perfecto, no tienes que adoptar la visión del otro, pero si encuentras algo de razón en eso, o perspectivas que no consideraste, bueno, me parece más enriquecedor.

            Yo más que club de lectores, prefiero juntarme con gente que lea y comentar cosas, principalmente gente que estudia historia porque no consumo literatura ficción y esas cosas.

  7. Si, no es taaaaaaanta plata, pero estoy quebrada.

    ¿Y si nos organizamos nosotras? yo feliz de compartir lecturas con las zancadanautas

  8. Personalmente no me gusta mucho lo de comentar los libros. Me carga cuando me preguntan qué lees? de qué se trata? (esa es la peor pregunta)Es raro, pero me cuesta recomendar libros y hablar de ellos. Aunque me fascinen, como que no me sale describir porque lo hacen. Así que no servirìa pa una escuela de lectores, ni pa club de lectura ni nada. Para mí leer es un placer super privado e íntimo. Obvio que eso es sólo mi modo de ver las cosas.

    En lo que sí coincido que a este país le falta lectura. Buenos lectores. Sé que los libros son caros (pero tb hay gente que se gasta 30 lucas en salir en una noche) y que al menos no deberían tener iva. Pero dada la poca demanda, que no hay muchas editoriales el precio se infla tb. A menor demanda sube todo po. Es como un círculo vicioso.

    Así que si esta inciativa va a ser que la gente lea más y mejor. Pues adelante.

    Ah… lo otro bueno fue descubrir esta librería. Siempre terminaba en la Ulises del Drugstore alegando lo caro que cobran!!! Espero conocerla algún día. Y quizá cambiar mis libros que ya no quiero (aunque me cuesta un mundo desprenderme de los libros) y traerme unos nuevos.

    • Muriel, a mí me pasaba lo mismo, me costaba mucho hablar de lo que había leído, incluso me daba pudor. Pero pensé en el club de lectura para escuchar otros puntos de vista, para reflexionar sobre las ideas principales del libro y por último, para que no se me olvidaran. Para esas cosas me ha servido mucho.

      • Me parece lindo lo que dices que lo hacías para al menos no olvidarlos. Debe ser que me da un poco de pudor, muchos libros me gustan por razones súper intimas y personales. Generalmente si un libro se transforma mi favorito es porque toco alguna fibra y quizá eso me da pudor comentarlo. Me encantaría escuchar pero no opinar 😉

  9. Con mi mamá leemos los mismos libros para despues comentarlos. Lo hacemos desde siempre ( ella me enseño el amor a la lectura desde antes de nacer) Y es genial ese mundillo aparte en que hablamos de los personajes como si fueran cercanos, como hablar de una tía o del vecino… :). No sé si pagaría por “clases”, pero si tendría un grupo de lectura…

  10. En la biblioteca de Santiago empezaran a hacer (en abril comienzan) clubs de lectura, uno sobre literatura latinoamericana y otro de literatura no-occidental, ambos GRATUITOS…las inscripciones están abiertas, son una vez cada semana y media, los sábados a las 3pm.
    Para inscribirse deben mandar un mail a: clubeslecturabds@gmail.com con el nombre del taller al cual quieren asistir y el nombre de ustedes, claro jaja

Dejar una respuesta