Discusiones en el trabajo: olvidar y seguir adelante

900


por María Birkholtz, ilustración de Frannerd para Zancada

En cualquier ambiente de trabajo, las discusiones o debates son inevitables, y en algunos ambientes o áreas esto es más o menos frecuente.

Particularmente, defiendo mis puntos de vista y saco la voz cuando creo que algo está mal, pero cuando eso pasa en una situación un poco más acalorada, me quedo con el tema dando vueltas en la cabeza hasta lograr olvidarlo o simplemente seguir adelante.

Por ejemplo, semana pasada una colega me hizo un comentario muy mala onda, ni siquiera de un tema de pega, pero sentí la necesidad de cortarla altiro y, aunque de manera educada, “subí” la voz y le dije lo que pensaba.

Por un lado me sentí muy bien de aclarar la situación al toque, pero por otro me quedé con el tema dando vueltas, si habría sido grosera, si mejor sería dejarlo pasar…

Mi jefa es justo al revés, no tiene problemas en gritonear (aunque por veces de manera desubicada) y decir lo que piensa, y después se olvida del tema.

A veces tengo cierta envidia de los hombres, que tal como en las pichangas, se pegan, gritan, insultan y luego de 5 minutos están tomando una chela como si nada hubiera pasado. Tengo la sensación de que son mucho más claros con respecto a esto, y no toman todo por el lado personal. No es un tema machista, simplemente creo que las mujeres tienden a “sufrir” más con las discusiones.

Como siempre, lo ideal es lograr el equilibrio entre decir lo que uno piensa y hacerlo de manera educada, pero está claro que no siempre las situaciones o personas te permiten esto.

31 COMENTARIOS

  1. Siempre digo lo que pienso, aunq por lo menos en el trabajo, lo hago de la forma mas educada posible…

    Pero… en mi casa, o con mis compañeros de universidad, no tengo tanto tino, llego y suelto todo y despues me arrepiento… y la verdad, es inevitable q te quede dando vuelta… definitivamente dentro de mis virtudes no esta la prudencia…

  2. ¡Ser asertiva, qué temón!. La verdad que es re difícil decir lo que uno piensa de manera adecuada, en el momento adecuado. En ese sentido encuentro mucho más sano a las personas de la cultura argentina o española, en que se dicen las cosas directas, sin mayor rodeo y después están de lo más felices. En lo personal, tengo tendencia a guardarme las cosas y a explotar finalmente de muy mala manera. Esto en el ámbito familiar y personal. En lo laboral, ha sido peor, pues simplemente me guardo las cosas y no las digo por temor. No obstante, en los últimos años he estado haciendo un trabajo de manifestar mi opinión en el momento, lo que igual es difícil, aunque en general el resultado ha sido bueno; pues yo me he sacado un peso de encima y he sabido hacerme respetar. Al menos en el área de las relaciones personales y familiares, ya no tengo miedo de manifestar mi disconformidad o malestar en situaciones específicas; la tarea pendiente me queda en el trabajo.

    • El problema es que en Chile es muy mal visto decir las cosas a la cara y siempre la mayoría de las personas prefieren andar hablando por la espalda, cuando dices las cosas como son como que la gente se espanta y es casi un pecado jajajaa.

      Yo también tengo el problemilla de decir lo que pienso y también envidio la capacidad de los hombres de olvidarse a los 5 minutos del problema =(

      • esque además todas y todos creen decir todas las cosas a la cara, y no es así…es cosa de preguntar y casi todos dirán, no si yo digo las cosas a la cara…

      • no creo que sea un tema de chile sino de la gente que te toca estar rodeada, no me parece correcto generalizar, yo personalmente con mi circulo de amigos y compañeros de trabajos somos de decirnos todo a la cara, pan pan vino vino.

  3. Oh! yo llegué a una oficina a hacer práctica hace poquito y me di cuenta que felizmente todos están locos… Pero de esos locos lindos! asi es que hasta el momento todo bien, el único detalle es el jefe, que es medio Sr dos caras, pero la ley acá es tomarselo con andina y tirarlo como talla a la hora de almuerzo, según dicen asi lo amargo ni se siente…

  4. Prefiero decir las cosas que guardármelas y que me den vuelta por siglos. Trato de pensarlas para plantearlas de una manera educada y no agrandar las discusiones, pero callar y aguantar no es una opción para mi.

  5. a mi me parece una idiotez gigante insultar a otra persona gratuitamente (como en los partidos) sentirse que tienes el derecho a humillar a alguien es de trogloditas y para nada lo veo positivo en los hombres.

    nosotros nos decimos tonteras, garabatos, tallas, etc, entre amigos sin el afan de dañar al otro, y el que lo hace con mala leche es despreciable, punto

    un jefe que insulta a un subordinado es un inepto y despreciable ser, que es incapaz de hablar las cosas en buen tono y forma. Un patron de fundo que se siente superior al resto y demuestra ser inferior con sus pachotadas.

    si tienes un problema sea laboral, de pareja, de amigos, siempre debes comunicar lo que SIENTES (porque es lo unico de verdad, tu puedes malentender una situacion, tener falta de info, etc, pero lo unico que es cierto es tengo pena, tengo rabia, tengo alegria y eso es lo que debes comunicar, lo que sientes y como reaccionas a X cosa). Guardarse las emociones es malo, y tb hay que saber a quien decir que cosa, no vas donde un asaltante y le dices que tienes miedo, no vas donde tu jefe y le dices que tienes envidia y ganas de su puesto, hay que manejar las emociones, controlarlas y comunicarlas a las personas precisas en el momento justo (ni muy acalorada que puedas dañar a otros, ni muy fria la situacion que ya no importe y vas acumulando rabias, penas, decepciones….)

    los hombres manejamos pesimos las discusiones pero al menos no nos hacemos daño a nosotros mismos, las mujeres manejan mucho mejor las discusiones pero aveces se lastiman en el acto o a posteriori.

    • hola, pock como esta? ya lo estaba extrañando, me gusto mucho tu comentario creo que uno puede decir las cosas de buena manera, aveces las personas estan discutiendo por algo en especifico y terminan con descalificaciones absurdas.
      yo en realidad cuando mi jefa anda rara y que todo le molesta trato de ignorarla o subirle el animo segun la circuntancias que lata cuando los jefes llegan de mala y lo transmiten en el ambito laboral creo que uno debiera dejar los problemas en casa. hay que estar mirandole la cara para ver con que animo llego que lata!!!!

      • SIIII el mio tiene frases que a uno le indican cuando está del lado de quien, además si pronuncia tu nombre con diminutivo es buena señal, si saluda a todos en general esta ocupado, si saluda a todos por el nombre menos a ti, estay cagao!

  6. Lamentablemente tardo un poco en olvidarme del tema, me quedo pegada con la situacion que embarró mi dia, pensando en lo que debí haber dicho, porque no lo hice así.. incluso hasta practicando los dialogos de lo que debí haber dicho o hecho.. que horror!!! cuando recapacito y veo lo tonta que soy… doy vuelta la pagina.. jajajajaja quisiera ser menos enrollada, pero a veces me tomo demasiado personal las cosas…

  7. Yo al menos trato de imitar a los hombres, discuto a concho, argumento todo, pero sin levantar la voz, (jamas insultar o descalificar personalmente al otro) y me repito a mi misma: “esto es pega, no te piques, es solo pega, respira, esto no es personal, respira….”
    Y despues de la discucion sigo el dia como si nada.
    En mi caso ha sido lo mejor, sobretodo con mujeres que son las mas picotas, si uno despues trata normal a la otra persona, el asunto queda ahi.
    Jamas picarse y jamas de los jamases llorar! Primero prefiero desmayarme que llorar en la pega!

  8. Temazo… estuve en una pega donde la gente se trataba bastante mal, a gritos o con calificativos tipo “estúpida” etc, esa onda! salí literalmente huyendo de esa pega. Con los años he ido aprendiendo a decir las cosas en el momento preciso y con cierta medida (no emputecida y tampoco dos semamas después). Creo que eso sirve incluso para la vida, para el amor, los amigos, para todo. Ahora, estoy en contra de quienes imponen sus puntos de vista con gritos, con insultos o con soberbia…. en fin, hay que trabajar en eso harto…

  9. Yo me agarré con mi jefe nuevo ( que pusieron hace 2 meses) la semana pasada… basicamente le cuestioné su liderazgo, y bacan porque en 2 días ya se había sabido en todas partes mi problema con el, y de otra area en la misma Cía me ofrecieron cambiarme con ellos, y tenía el apoyo de nuestra casa matriz y de RRHH… conclusión: en este caso puntual, pelear con mi jefe fue lo mejor que me pudo pasar!!

  10. Al igual que María Birkholtz no quiero sonar machista, pero en este tipo de cosas hay que se más como los hombres, o sea, ir decir lo que se piensa (con respeto obvio) y aclarar el tema. Eso de seguir dándole vueltas es pura tontera, más que mal, son tus cmpañeros de trabajo, no tus intimos amigos y lo mejor es siempre alcarar altiro los problemas para no agrandarlos o sacarlos despues por darle tantas vueltas en la cabeza. Hay que recordar también que en el trabajo una tiene una relación profesional con sus compañeros, pero eso no quita que no le caigas bien a todo el mundo.

  11. Me carga el cinismo. Y hasta el momento no había tenido ningún problema en la pega. Somo tantos que si no me cae bien la persona, simplemente no me junto con ella.
    Pero a fin de año peleé con una compañera de mesa (es decir, alguien con quien comparto a diario), y en el momento discutí por las cosas injustas que estaba diciendo en contra mía y de otro colega (obvio que el otro maricón ni metió la cuchara…grrr), pero después de decirle las cosas en su cara me fui bastante enojada. Llegué a mi casa pensando que la había cagado. Somos profes de la misma asignatura, tendremos que compartir todo este año las planificaciones, guías y todo eso…qué incómodo será llegar en marzo y enfrentar la situación. No sé.

    Yo soy super piola en la pega…sólo cuando me atacan injustamente saco las garras, pero ahora pienso, ¿Habrá sido inteligente haberlo hecho esta vez?…El año pasao fue un año de mierda por la cantidad de trabajo que tuve que hacer. Ahora no quiero que se vuelva un lugar al que no quiera llegar.

  12. Porque disentir tiene necesariamente que implicar un daño forever en la relación? más si es una relación de pega, si lo dijiste de manera educada está bien quedarse con la sensación de no hacerse escuchar no es un mucho mejor camino.
    Comportate normalmente con esa persona y le será más raro quedarse pegado en la situación.

  13. Aun me acuerdo de una discusion que tuvieron 2 tipos en un antiguo trabajo:

    – No hiciste esto
    – Estaba ocupado
    – Oye yo soy tu jefe!
    – No me tirís el cargo encima!
    – No voy a aceptar consejos de un guaton gorriado como voh CTM!

    Silencio absoluto en la oficna.

    Asi que pa no quedar de roto como el parcito descrito arriba, atengase a hablar sobre el tema que los convoca, corte la conversa cuando exponga su ´punto de vista y despues chao con el tema.

  14. A mi me cuesta mucho olvidar. En particular porque yo siempre trato de ser amable y de apoyar al resto en todo lo que puedo, ser correcta y jamas llegar a acuerdos y despues desdecirme de algo (cosa bastante frecuente en las pegas). Por todas esa razones me da mucha lata cuando la gente se porta chueca conmigo, no se como hacerlo para no tomarmelo personal?

  15. Creo que hay que separar “trabajo” de lo “personal”, el año pasado me tocó conocer a una chica que si alguién le decia que su informe tenía un error para ella era como si le dijeron tonta, ufff era agotadora y nadie la aguantaba…
    Yo soy super fosforito, asi que he aprendido a reclamar o discutir el tema específico, creo que la clave es no atacar a la personas y centrar la discusión en un problema específico. Además, hay que aprender de los hombres: el problema se acaba cuando se termina la discusión y listo 🙂

  16. Es difícil mantener la compostura sobre todo cuando te sientes atacada injustamente, que es muy distinto a defender un proyecto o algo así.
    A mi me pasó sólo una vez, muy desagradablemente con un personajillo histérico que solía trabajar conmigo. Su problema es que era soberbio y se creía el jefe.. En fin, un buen día este mozo interpretó mal un correo que yo le envié y me llamo a su oficina para GRITONEARME, así tal cuál. Yo, que tb prendo con agua casi caigo en la trampa, pero recordé un consejo de mi santa madre: “cuando te encuentres en una situación así, con toda la calma del mundo dile a esa persona: Yo, en esas condiciones no voy a hablar contigo.” Y Así lo hice, me di media vuelta y lo dejé hablando solo. Cuento corto, cuando el jefe supo, lo retó, por histérico y roto. Aparte que mi jefe nos llamó a un cara cara y me dí el gusto (ya más calmada) de decirle que era un roto y que a mi no me gritaba ni mi madre y que menos le iba a aguantar a él que era un patipelado. Todavía le debe doler la “sentada” que le pegó mi jefe. jo jo jo

  17. ufff mi unica experiencia de discusiones fue hace unos años, una compañera de trabajo hace rato que a varias nos tenia hinchadas con su autopelea con el mundo en voz alta, y malos tratos, hasta que se metio en mi camino … tras un rato de discusion no pude evitar un “andate a la chucha”, me di media vuelta y me fui, es que no dejaba hablar ni nada, ella solo discutia conmigo, los demas compañeros y el mundo.
    ahora ya estoy trabajando en otro ldo muuuucho mas armonioso, pero de vez en vez me llega un correo de alguna de las amistades que deje en el anterior trabajo pidiendome permiso para utilizar el mitico “andate a la chucha”, claro dedicado para la misma persona de la vez anterior.

  18. justo la semana pasada tuve un problema con un personaje… complicado el tema, pero uno debe parar cuando son groserias, o excesos. Sino le paras el carro a la primera te va a pasar a llevar muchas mas… He aguantado 6 años a un tipo… ya no mas!

    Creo que esta super bien que hayas levantado la voz y puesto tu punto, claro sin excederse todo bien

  19. Hace poco tuve una discusión con la de RRHH, que llegó muy empoderada y no quería que yo seleccionara al personal del área que yo dirijo. Como no la pesqué, pq. sabía que el procedimiento no era como ella quería imponerlo, me acusó con todos los directores y me llamaron “a terreno”. Sabiendo que mi decisión iba a tener un costo como ese, le ofrecí disculpas por “pasarla a llevar”. De ahí en adelante, la tipa no volvió a dirigirme ni la mirada ni la palabra, quedándome claro su nivel de madurez.

    En todo caso, yo le informé de la situación a mi gran jefe, quien llamó al gran jefe de los directores y le llegó reto al supervisor de ella. Allí me enteré que es la tercera vez que lumean al jefe de esta niña, por los aires de grandeza que se está dando la muy desubicada. Y yo quedé en la mejor de las posiciones: avalaron mi forma de proceder, simpatizaron conmigo todas las mujeres (parece que la mina es conflictiva con las de su género) y la gran jefa de RRHH recibió el tercer reclamo sobre esta cabrita.

  20. Creo que hay que saber navegar y evitar peleas o confrontaciones lo mas posible, o buscarle otras salidas, no sè..pero segun mi experiencia, mucha gente no esta preparada para las formas directas, se sienten ofendidos, atacados…al menos esa es mi experiencia. Y por otra parte yo soy muy frontal lo que es bacan por un lado, pero por otro lado…vale la pena preguntarse si uno habla para satisfacerse a uno mismo, si considere al otro en eso, si tiene la intencion de generar una reaccion (esto es bien agotador) si lo hace por ego solamente…bueno es solo un cuestionamiento, pero algunas veces las impresiones es mejor guardarselas, creo…

    Una vez mi jefa me mando un mail terrible, onda en rojo mayuscala subrayado jajajja ella es brigida igual….la cosa es que el mail no tenia razon de ser porq lo que me pedia estaba hecho hace rato y pq simplemente no me tenia pq chuchita hablar asi…asiq me pare y fui a hablar con ella!! a decirle que pq me hablaba asi, que eso era agresiòn y que no era justo y blabla…obviamente se indignò, pero logre sacarla bien y finalmente aceptò que nada q ver esa forma y se disculpo.

    me fui como triunfante (muy pendeja) pero dp me vino un bajon pq senti que me habia desgastado tanto, que habia vivdo un momento de tension y que no se si habia valido la pena….igual dp nunca mas me hablo asi y de hecho tenemos buena onda y se que me respeta, pero no se como explicarlo, no se si lo volverìa a hacer.

  21. Ay! Yo soy muy pegada con las cosas de la oficina. Si tengo una discusión con alguien, paso días recorriendo mentalmente cada palabra dicha y arrepintiendome de algunas cosas.
    En todo caso, siempre me arrepiento menos cuando he sido muy educada y correcta.

  22. trabajo en un lugar cerrado elaborando alimentos, se producen diariamente situaciones de tensión y estrés, en consecuencia siempre hay dos compinches que provocan con comentarios relacionados con situaciones irritantes dadas durante la jornada provocando claramente, tenemos q aguantar para no esplotar literalmente en gritos para defendernos, es diario, muy dificil de aguantar, el compincheo es aleatorio, yo intento no ceder y no participar de ninguno, pero veo que si no lo hago corro el riesgo de quedarme sola, y ya sufro de suficiente soledad en mi vida. saludos

Dejar una respuesta